Martín Tetaz: “Nos encantaría que el intendente de Rojas participe dentro del espacio de Evolución”
MANO A MANO CON DIARIO NÚCLEO

Martín Tetaz: “Nos encantaría que el intendente de Rojas participe dentro del espacio de Evolución”

El diputado nacional estuvo en Rojas y planteó el deseo de que Román Bouvier se sume a la línea interna del radicalismo. Además, dijo que espera que el rojense “sea uno de los líderes de la provincia”. De todos modos, aclaró que la construcción del espacio que integra “no es nominal”.

Compartir

Uno de los diputados nacionales del radicalismo, Martin Tetaz, y referente de Evolución Radical, una línea interna dentro del centenario partido, estuvo el viernes en Rojas en donde accedió a una entrevista exclusiva con Diario Núcleo.

En Rojas, el diputado se reunió con el intendente Román Bouvier, realizaron EL Primer Foro de la Producción y brindó una charla en el Comité radical, que estuvo lleno de correligionarios y simpatizantes de la UCR.

En la entrevista, tocó diferentes temas de actualidad como el dólar soja, el Kirchnerismo, el ajuste que –según él- el Gobierno Nacional intenta camuflar con nombres extraños; también habló de la inflación, del presupuesto 2023 y del armado de Evolución en la Segunda Sección Electoral.

Foro Regional de la Productividad

- ¿Cómo estuvo la charla en La Magnolia, lugar dónde se hizo el Primer Foro de la Productividad?

- La verdad que muy bien. Primero debo decir que quedé sorprendido la convocatoria, porque había muchísimos empresarios, comerciantes de distintos rubros, industriales, y obviamente del sector agropecuario de algunas entidades y empresas del sector. Todos coinciden con las mismas preocupaciones: número uno, es si esto llega al cambio de gobierno o si hay una explosión antes. La preocupación número dos, es sí efectivamente Juntos por el Cambio está tan junto o hay diferencias.

También les preocupa expresiones de algunos dirigentes del espacio de nosotros. Por eso tenemos el desafío de mostrar que somos una coalición que está creciendo y se está ampliando con el objetivo de fortalecerse. 

“Somos una alternativa que estamos terminando de construir para poder dar un cambio cultural en Argentina el año que viene”. 

Ese fue uno de los temas centrales de los que hablamos, además de la cuestión del sesgo sistemático antiexportador que tienen las políticas públicas en Argentina. En esta oportunidad pude contarles lo que pasó en el Congreso el jueves, donde se votaron prórrogas de dos impuestos que son muy dañinos para la actividad. Parece que no, pero, por ejemplo, el impuesto al cheque resulta que es antiexportador, porque una vez que se mete en la cadena de producción es muy difícil de discriminar cuando tenés que exportar. Y lo mismo pasa con la posibilidad del impuesto a los Ingresos Brutos, que el consenso fiscal les da a las provincias la posibilidad de aumentar el impuesto, que también tiene el mismo problema. 

Los sectores productivos que producen materia prima y que por ahí podrían agregar valor en Argentina, como en el caso del maní en Córdoba, o en esta región el maíz pisingallo, pasa lo mismo y se termina exportando a granel porque los incentivos están mal puestos.

Todo esto es una contradicción, porque nos quedamos sin dólares, y si la Argentina exportará más, el dólar saldría más barato, todos los salarios reales serían mejores y habría menos pobreza. 

“Las últimas 15 crisis fueron porque el país se quedó sin dólares”. 

Entonces, esa es la batalla cultural que tenemos que dar en el país y sobre esa cuestión estuvimos conversando con todos los productores de Rojas, con un consenso muy grande de que ese tiene que ser algo de lo que hay que cambiar.

La crisis de Argentina

-Constantemente el Kirchnerismo suele echarle la culpa de todos los males en materia económica a la pandemia o a la guerra que se está originando entre Ucrania y Rusia, ¿cuánto de cierto hay en todo esto?

- El caso de la guerra es una posición de parte, porque el peronismo recibió una obra licitada para hacer un gasoducto que nunca hizo y después se ahogó en su propia burocracia, en sus internas políticas y no pudo resolver esa obra. Entonces llega en un momento en el cual tiene que importar gas, el cual obviamente por la guerra su precio se fue por las nubes, eso es verdad. Pero no hubiera ocurrido si se hubiera gestionado la obra como correspondía. El gasoducto ya debería estar terminado.

Tampoco hubiera ocurrido si no hubieran regalado la energía cómo lo hicieron sistemáticamente, lo que generó un sobreconsumo y eso hace que tengamos que exportar más energía. Pero el problema por el cual el gobierno le echa la culpa a la Guerra de Ucrania, en realidad es la confesión de partes de su propia inutilidad y su propia incapacidad de gestión.

La pandemia sí es un dato no menor ya que fue una situación muy complicada. Pero la realidad es que ya terminó y la economía argentina recuperó parte de todo lo que había perdido en diciembre del año pasado y hace 8 meses que está estancada. Entonces, este estancamiento no es culpa de la pandemia, hay un 100% de inflación a la cual estamos yendo derecho y tampoco es culpa de la pandemia. 

En todo caso, el gobierno tuvo una pandemia y le tocó jugar con esas cartas, es cierto, le tocó un cuatro de copas hablando en términos de truco, pero lo que hizo fue cantar con ese cuatro de copas truco y quiero retruco, y antes una falta envido. Lo que quiero decir es que la pandemia estuvo muy mal gestionada. Chile, con la misma pandemia, vacunó más rápido que nosotros y a escala comparada tuvo unos 25 mil muertos menos de los que tuvo nuestro país.

-Recién decías que para este año se prevé una inflación del 100%, y para el año que viene, al menos en el presupuesto que gobierno nacional presentó en el Congreso se estima un proceso inflacionario del 60%, ¿no se quedaron un poco cortos?

-Sí, pero no coincide con ninguna estimación de las que hace el propio mercado. Nadie, ni las universidades, ni las consultoras, ni el mercado de bonos, estiman que la inflación vaya a bajar a 60%, más que la expresión de deseo del propio departamento ejecutivo nacional. 

“En el presupuesto que mandaron el año pasado al Congreso decían que este año íbamos a tener una inflación del 33% y la realidad es que vamos a terminar con el triple de lo estipulado”.

Entonces no explica tampoco ni en el presupuesto, ni por fuera, de cómo van a hacer para bajar esa inflación. Yo te puedo llegar a creer si me decís que vas a bajar 5 kilos para el año que viene, pero primero me tenés que mostrar la dieta. Si vos no me mostrás nada, y solo tú expresión de deseo, es muy poco creíble.

Evolución dentro de la Unión Cívica Radical

- ¿Cómo es la relación dentro de la UCR entre Evolución y Adelante Buenos Aires?

- Tenemos una buena relación, obviamente hay diferencias en cuanto a cómo se debe conducir el partido y cómo deben ser promovidas las candidaturas de la gente, que es más competitiva en cada una de las regiones, más allá si le piden o no el denominado derecho de piso como piensan otros. El radicalismo tiene que ser un espacio que debe disputar poder y animarse a ir a buscar una candidatura competitiva.

“En la provincia de Buenos Aires hace 35 años que el radicalismo no tiene un candidato a gobernador competitivo y en las últimas tres elecciones ni siquiera tuvo candidato”.

La UCR está creciendo en todos lados, un poco lo que mostró Facundo Manes el año pasado en la provincia, yendo a disputar las Paso con Diego Santilli, fueron dos cosas: que el radicalismo está para disputar mano a mano y de Igual a igual con el Pro, le puede tocar ganar o perder, pero está para disputar los espacios; y número dos, es que esa disputa entre el Pro y el radicalismo fortaleció a Juntos por el Cambio, porque nos permitió ganar la elección en la provincia de Buenos Aires.

Estoy convencido de que sí Facundo (Manes) no hubiera sido de la partida de las Paso, Diego (Santilli) no hubiera alcanzado a ganar. Entonces, me parece que eso fue muy positivo, nosotros tenemos que ir a buscar ese radicalismo que actitudinalmente es distinto al el que propone Adelante Buenos Aires, en el sentido de que nosotros queremos disputar poder y construir en todos los distritos candidaturas que puedan ganar. Además, obviamente, queremos poner un gobernador radical en la próxima elección.

La construcción de Evolución en la Segunda Sección Electoral

-¿Te gustaría que el intendente de Rojas, Román Bouvier, se sume Evolución y de esta manera el espacio conquiste el primer intendente radical de la Segunda Sección Electoral?

- Sí por supuesto. De todas maneras, nuestra construcción no es una construcción nominal, no es un álbum de figuritas. Ahora, si lo fuera, Román sería una figurita buenísima, porque es un intendente con muy buena imagen, con mucha capacidad de gestión, es un intendente joven que la verdad reúne muchos de los requisitos que desde mi punto de vista debe tener un candidato ideal. Pero luego nosotros construimos en función del acuerdo con un proyecto político en el cual están abiertas las puertas para que se sumen todos.

Nosotros con Román coincidimos en muchas de sus ideas, ya hemos conversado varias veces y por supuesto nos encantaría que Román Bouvier participe dentro del espacio de Evolución y que sea uno de los líderes de la provincia de Buenos Aires. Pero, insisto, esto no tiene que ser una construcción de tipo nominal, ni por la positiva ni por la negativa. 

El espacio tiene que estar abierto para que se sumen todos los que crean en estas ideas que mencionaba antes. El radicalismo se tiene que renovar actitudinalmente, tiene que disputar poder, tiene que animarse a construir para ganar en cada uno de los distritos y particularmente en la provincia.

Su particular manera de comunicar en política

-Sos uno de los políticos que comunica diferente al resto de sus pares, tal vez sea por tu trabajo en los medios y tu constante roce con los mismos, ¿eso es una ventaja que tenés?

-Sí, porque hay una comunicación nueva en tiempos de redes sociales. Entonces, por ejemplo, la televisión requiere de tiempo que son mucho más cortos, al igual que la radio. Pero cuando vos cursas socioeconómicamente la población los medios tradicionales ya no se consumen. 

Cuando empecé en la política me conocía la gente que era mayor de 50 años, que consumen tele y radio. Y mucho de los pibes, hasta que no despegué en las redes sociales, no me registraban. Entonces, si no se viralizó un video tuyo en Tik Tok, por más que vos salgas en la tele todos los días, los pibes no te ven, porque, la verdad, no saben ni lo que es la tele. 

Esto a mí me ha dado una gimnasia para generar respuestas relativamente rápidas. Ese apetito por el rating, por decirlo de alguna manera, te permite saber qué es lo que le interesa a la gente para tratar de darle la forma, no el fondo, de nuestra propuesta y que calce bien con lo que la gente está esperando.

La provincia de Buenos Aires

- En algún momento hablaste de la falta de tecnología que tiene la provincia y la necesidad de insertar la en El Siglo XXI…

- La provincia tiene un problema de gestión muy grande. El gobernador dijo que no sabía cuánto costaba una obra que estaba haciendo, sí era rentable o no, tampoco sabía cuál era la tasa de retorno social. En otras palabras, no tenía la menor idea y se jactaba de esa ignorancia. Y la verdad es que es difícil pensar cómo se puede gestionar políticas públicas si uno no ve eso.

Entonces, todos los programas que puedan parecer razonables a priori, tienen que tener una manera de ser medidos, tenemos que ver si eso tiene un impacto y si sirve o no. Hay que recordar que los recursos que se administran no son nuestros, sino que son de la gente. 

“Me preocupa mucho que el gobernador no tenga gestión. Y no lo tiene en la obra pública, tampoco en la salud o en la educación”. 

Kicillof se saca fotos en las escuelas públicas, pero manda a sus hijos a la privada. Está todo bien, cada uno puede hacer lo que quiere. Yo también mando a mis hijos a la escuela privada, pero me daría vergüenza gestionar la Educación Pública de la provincia y no haber puesto a la escuela en una condición razonable para que sea elegida por gran parte de la gente.

Ajuste “camuflado”

- Al Gobierno Nacional le da un cierto pudor hablar de ajuste y evita constantemente esa palabra…

- Esto es un apretón con finas hierbas, maridado con malbec (risas). Viste esos restaurantes caros que te cambian el nombre, te venden una milanesa con puré, pero en la carta te dicen que es una carne empanada con tubérculos cortados en finas rodajas. Ellos lo pueden llamar como quieran, pero recortaron 50 mil millones de pesos a la Educación, recortaron en Discapacidad, espacio que reclama todos los días, porque sus prestaciones están frenadas. Es lo más bajo que se puede caer a la hora de hacer un ajuste.

Lo que se viene en 2023

-Con todos los problemas estructurales que tiene el país, ¿cómo se hace para gobernar a partir de 2023?

-Hay que tener un rumbo claro que tenga que ver con qué hacer en Argentina y tratar de imitar lo que se hace en toda la región. Lo mismo que hicieron Colombia, Chile, Brasil y Perú para resolver el problema de la inflación es algo urgente que hay que hacer, no parece una ciencia compleja porque todos lo pudieron resolver. Y los países que nombré tenían problemas institucionales más grandes qué los de Argentina e, inclusive, inflación más alta. Hoy esos países viven otra realidad, más allá de quién gobierne, porque administran prudentemente sus recursos, porque saben qué es la forma correcta.

Es necesario tener un Banco Central independiente y tratar de ir a algún modelo de convertibilidad tipo Brasil, que es como la que proponemos nosotros. Necesitamos una ley de emergencia laboral para las Pymes, una reforma impositiva profunda y una reforma del Estado para que gaste mucho menos para poder bajar los impuestos.

Otras notas políticas de Diario Núcleo

  1. Cachi Gutiérrez: “A Pergamino le está faltando una visión a largo plazo”
  2. Nació en Rafael Obligado, estudió en Harvard y hoy encabeza la Legislatura Porteña
  3. Jorge Solmi: “Queremos que nuestras políticas lleguen a la tranquera de cada chacra”
  4. Marcelo Pacífico: “Pergamino creció, pero su infraestructura no lo hizo al mismo ritmo”
  5. Javier Martínez: "Las renovaciones son positicas, pero estoy cómodo en mi gestión"
  6. Ricardo Alessandro: “Es un gran desafío estar al frente de una ciudad en constante crecimiento”
  7. Gastón Manes: “El próximo presidente de la Argentina va a ser radical”
  8. Miguel Piedecasas planteó "modernizar el Poder Judicial e implementar la inteligencia artificial"
  9. Lisandro Bormioli: "Se nota el desgaste y la falta de desafíos de la gestión de Martínez"
  10. Román Bouvier: “Rojas se merece tener un Senador Provincial”

 

Comentarios