Cachi Gutiérrez: “A Pergamino le está faltando una visión a largo plazo”
NOTA POLÍTICA

Cachi Gutiérrez: “A Pergamino le está faltando una visión a largo plazo”

El ex intendente, diputado nacional y provincial reconoció que la actual gestión ha tenido “importantes aciertos”, pero cuestionó la falta de “obras que proyectan al Pergamino de largo plazo”. “Desde nuestro espacio vamos a competir y la ciudadanía tendrá que opinar”, adelantó.

Compartir

Héctor María “Cachi” Gutiérrez no requiere presentación en el mundo de la política local, provincial y nacional, ya que es un hombre que ha mamado la política de chico y desde muy joven comenzó a militar en el radicalismo, cumpliendo y respetando cada paso que ha dado. Primero como concejal, luego como diputado provincial, más tarde como intendente de Pergamino por 14 años y hasta llegó a ser diputado nacional. Inclusive, fue parte del gobierno de Raúl Alfonsín, primer presidente en el retorno a la democracia, siendo subsecretario de Educación de la Nación y subsecretario de Relaciones Institucionales del ministerio de Educación y Justicia de la Nación.

En diálogo con Diario Núcleo, Cachi Gutiérrez habló de sus días en la actualidad, su pasión por la política, el rol que ha ocupado y aún lo sigue haciendo la UCR en su vida, sus ideales, y también tocó temas de actualidad a nivel local y nacional. Además, tuvo tiempo para analizar la situación social que atraviesa el país y hasta trazó diferencias entre las democracias sudamericanas y escandinavas.

-¿Cómo son sus días en la actualidad?

-Después de 20 años, cuando terminé mi diputación nacional, volví al estudio jurídico a trabajar como abogado. Dedico tiempo a mi hija de 6 años y también a la política, que es algo que hago desde los 16 años y, seguramente, me siga acompañando hasta mis últimos días.

-¿Cómo fue esa vuelta al ámbito privado después de tantos años de estar en lo público? ¿costó ese cambio?

-Claro, en los primeros tiempos la secretaria sabía más que yo (risas). La verdad es que después de 20 años estaba bastante desactualizado. Y además fueron años muy intensos, sin actividad profesional. Pero como todo, es ensayo y error, y uno se va adaptando. Por otro lado, la pandemia ayudó bastante, porque hubo mucho menos actividad.

La digitalización permitió en algunos casos que tuviéramos el tiempo necesario como para poder adaptarnos y aprender de las nuevas tecnologías. De alguna forma, también soy crítico, porque digo que más allá de que la digitalización acercó la actividad a los tribunales, no todos los tribunales entendieron que debían adaptarse justamente a la digitalización.

-Recién decía que más allá de su vuelta a lo privado, la política lo va a acompañar hasta los últimos días de su vida…

-Sí, totalmente. Sí bien hoy no ocupo ningún rol dentro de la UCR, porque no soy autoridad partidaria de ninguna naturaleza, la política para mí es muy importante, por eso tenemos una agrupación junto a Facundo Manes y en noviembre se va abrir un proceso de renovación en el partido en dónde seguramente vamos a competir.

-Pero más allá de no ocupar un cargo partidario imagino que en su vida la UCR significa mucho…

-Claro que sí. Me he pasado toda una vida política en la Unión Cívica Radical, con idas y venidas, pero siempre identificado con el partido, sus hombres y sus ideales. 

Más allá de sus aciertos y las críticas qué tenemos que hacernos desde el mundo político, que para mí es duro decirlo, la novedad más importante en los últimos 40 años es que votamos cada dos años. 

“No se puede entender que después de tantos años de democracia haya el 60% de chicos pobres, por lo que construir un país hacia el futuro con estos indicadores va a ser muy difícil”.

- ¿Cómo se resuelven estos problemas de estructura que tiene el país?

- Con un acuerdo. A la Argentina le cuesta mucho dialogar. Hace poco tiempo una dirigente del espacio de Juntos cuestionaba si se dialogaba con el ministro de Economía. Por otro lado, vemos democracias como la de los países escandinavos, las cuales están empapadas de diálogo y de acuerdos. La Argentina es un país adolescente que no dialoga y que, justamente, adolece de esa capacidad viviendo en ciclos de amigo enemigo. Y la verdad es que eso impide construir consensos.

-¿Está muy lejos la Argentina de tener una democracia como la de Dinamarca por ejemplo?

-Sí, porque estamos muy lejos en historia y vivencias. Nosotros, afortunadamente, no hemos tenido guerras como las que han tenido ellos. Tampoco conquistas e invasiones, ni problemas religiosos, ni de inmigración. 

“Hemos fracasado como país porque no hemos podido generar un proyecto que nos contenga y que nos aleje de los extremos”.

-¿Qué etapa disfrutó más como político? ¿la de concejal, intendente o diputado?

-La verdad es que tuve la suerte de ser concejal dos veces. También el honor de ser subsecretario de Educación en el gobierno de Raúl Alfonsín; luego fui diputado provincial. Pero, sin dudas, es que la etapa más apasionante que me tocó vivir fue la de la gestión municipal, donde uno vive a diario con errores, pero también con aciertos.

-¿Esa es la famosa política de base qué sirve como suele decirse?

-Eso es central, es parte del acontecer político. El atender a la gente, el recibir, el utilizar parte del tiempo para estar en contacto con los vecinos y sus necesidades es fundamental, porque en función de eso uno trata de planificar el día a día. Y, además, construir una visión a largo plazo, que es lo que hoy le está faltando a Pergamino. Esa visión que queremos para Pergamino, que nos ilusionamos con construir un proyecto de 20 o 30 años.

-Más allá de esto que comenta, ¿qué análisis puede hacer de la gestión del actual intendente Javier Martínez?

-Creo que tiene importantes aciertos, porque ha hecho mucha obra pública y el eje de su gestión básica y única es justamente esa. En eso, sin lugar a dudas, ha tenido el reconocimiento de la sociedad y de la población. No hay que olvidarse que Javier Martínez ha sido reelecto con un porcentaje muy importante de votos y que tiene un nivel de aceptación en la sociedad muy alto.

-¿Qué puede decir de la oposición? 

-El sistema político en Pergamino está desequilibrado, porque no hay una oposición constructiva. Es más, te diría que no hay una oposición. El rol de la oposición es muy importante, porque es la que debe controlar la acción del Ejecutivo.

“El sistema de pesos y contrapesos en la política de Pergamino está desequilibrado”.

-Recién dijo que en la ciudad no hay oposición, ¿eso puedes llevar a que Javier Martínez vuelva ser intendente el año que viene?

-Nosotros, desde nuestro espacio, vamos a competir y la ciudadanía tendrá que opinar. Obviamente iremos con una propuesta propositiva, con una visión de Pergamino hacia el futuro.  Así como digo que Martínez ha hecho obras públicas en general, y eso la sociedad le pondera, gobiernos del mismo signo como San Nicolás, con la gobernadora Vidal construyó un autódromo, un estadio y obtuvo ventajas en términos de acercamiento político. En general, las obras fueron importantes, ya que han acercado servicios a la comunidad.

“Faltan las otras obras que proyectan al Pergamino de largo plazo”.

Particularmente reivindico dos obras de la gestión radical. El fallecido Carlos Mosca, cuando fue senador, creó el Departamento Judicial. Y la segunda obra importante que remarco es la creación de la universidad. Esas son las obras que perduran en el tiempo y que proyectan el crecimiento de una ciudad.

-¿Qué opinión tiene sobre la instalación de una alcaldía en Pergamino?

-En nuestra gestión tuvimos el propósito de construir una alcaldía. Obviamente que a nadie le gusta tener una cárcel al lado del pueblo, de hecho, una de las localidades, cercanas a donde se había cedido el predio, demostró su disgusto e hizo protestas en relación a esto, pero como dice el dicho “si te gusta el durazno, hay que aguantarse la pelusa”.

“Si tenemos un Poder Judicial, inexorablemente vamos a tener en algún momento una alcaldía”.

-¿Qué rol ocupa el radicalismo dentro de Juntos?

-Siempre se ha dicho en las etapas críticas del radicalismo que iba a desaparecer, pero ya llevamos más de 130 años de existencia como partido político, en los cuales hemos tenido momentos muy críticos y también gloriosos.

Hoy el radicalismo se está reponiendo y han emergido novedosos candidatos en casi todo el territorio nacional. Y en la provincia de Buenos Aires, la presencia de Facundo Manes, con su ingreso a la política de una forma descontaminada, genera una bocanada de aire fresco, no solamente en el partido sino en la sociedad en general. 

No nos olvidemos que tuvo la oportunidad de competir en las Paso con Santilli y en el interior de la provincia Facundo hizo una gran elección, siendo su debilidad el Conurbano. En Pergamino, particularmente con una pobre campaña electoral, obtuvo el 42% de los votos. Y eso nos alienta a pretender en el próximo turno que un intendente de nuestra fracción política pueda ocupar de nuevo el salón oval del municipio.

-¿Por qué considera que la campaña de Manes en Pergamino fue pobre? ¿faltó trabajo?

-Considero que fue pobre porque, por ejemplo, no hubo un comité de campaña. Además, la conducción del radicalismo actual está muy vinculada al Ejecutivo Municipal, razón por la cual hubo una suerte de debilidad en la conducción de lo que debió ser un proceso proselitista. Pero más allá de eso, Manes obtuvo un resultado muy significativo.

-¿Cómo lo ve de cara a 2023? ¿se lo imagina como presidente?

-Me lo imagino candidato, después habrá que ver, porque el Kirchnerismo poco se ha apegado a las reglas de la democracia y a la preservación de las instituciones. 

“El Kirchnerismo va a intentar evitar las Paso para perjudicar a los espacios que tienen varios candidatos competidores”. 

Al menos el proyecto ya lo han presentado y esperemos que no tenga éxito. Pero si eso es así, Facundo Manes va a competir en el espacio de Juntos por el Cambio con los candidatos del Pro que eventualmente puedan surgir. Hoy el Pro tiene tumultos y rispideces, pero son partes de las reglas de la política. Quiénes tenemos muchos años en esto no nos asustan estas cosas, pero sí a la gente que se adhiere a Juntos por el Cambio.

“Hoy el radicalismo parece más ordenado, tiene distintos candidatos, inclusive gobernadores”. 

Pero lo importante es que hay un nivel de convivencia buena con equipos en común. Es decir, que estoy seguro que el partido va a llegar muy ordenado a las Paso, con un solo candidato y trataremos de imponernos para poder conducir el proceso electoral de la selección de presidente con un candidato radical.

-¿Considera que el radicalismo está siendo rehén dentro de Juntos con la interna que está viviendo el Pro?

-A nosotros nos molesta mucho, porque hay posiciones extremas que no ayudan a resolver e ir suturando la grieta. Todo lo contrario, ayudan para ahondan la grieta por lo que no me imagino un gobierno ni del actual oficialismo ni un gobierno de nosotros con estos niveles de violencia verbal que existe. Porque después llega el momento de gobernar y acordar, y hay que ir al parlamento y obtener mayoría para promulgar las leyes.

“Es necesario bajar el nivel de confrontación que hay en la actualidad”. 

Un expresidente de la Nación dijo alguna vez que la violencia de arriba engendra la violencia de abajo, y eso es lo está ocurriendo. Nosotros tenemos que tratar de ir resolviendo esas disputas que existen en la sociedad dando ejemplos muy concretos de diálogo, acuerdos y entendimiento.

-¿Qué opinión tiene respecto a lo sucedido con la vicepresidenta de la Nación Cristina Fernández?

-No tengo dudas que fue un atentado. Está claro que en la jerga se habla de un lobo solitario, vaya a saber con qué intenciones finales. Esto es parte de la violencia que se ha engendrado en la sociedad.

-¿Cree que tiene alguna similitud con los atentados que ha padecido Alfonsín cuando fue Presidente?

-El atentado más importante fue el que recibió en San Nicolás. 

“Los lobos solitarios siempre existieron y las primeras figuras están sometidas a que puedan ocurrir estas situaciones”. -Lo que llama la atención es la falta de actuación rápida del grupo de custodia en el caso de Cristina, ya que la vicepresidenta estuvo, luego de que intentaron asesinarla, sin ningún tipo de protección. Eso fue realmente llamativo, algo ahí fallo y deberán dar explicaciones los responsables de la custodia de la vicepresidenta.

-¿Cree que Aníbal Fernández tuvo algún grado de responsabilidad en eso?

-Sin lugar a dudas. Él es el gran responsable de que la presidenta haya sido atacada, porque no parecería haber una organización importante atrás de este atentado, al menos por la información periodística que se maneja. 

“La vicepresidenta estuvo seis minutos sin ningún tipo de protección. La verdad que eso es alarmante y habla de un nivel de negligencia muy importante de parte de la máxima figura responsable que es el ministro Aníbal Fernández”.

-¿Le preocupa que pueda llegar a pasar que se mezcle lo que sucedió con Cristina y el avance de la causa de Vialidad Nacional?

“El Kirchnerismo ha utilizado este atentado en función de un beneficio”. 

-Lo ha dicho el senador José Mayans, que la única forma de pacificar es parando la causa, luego se rectificó, pero ese es el sentido final de un grupo que rodea a la vicepresidenta. Esperemos que esto no se enturbie más y que los alegatos puedan llegar a su fin, para que los jueces puedan actuar con disponibilidad y objetividad en la resolución de esta causa.

-¿Qué significa la política para usted?

-La política ha ocupado un espacio muy importante en mi vida y seguramente lo siga haciendo, porque la política cuando se abraza de chico, como en mi caso, deja de ser un convencimiento en función de algunas ideas y se convierte en una pasión. Y estas se abrazan toda la vida. Uno se enamora y no hay desencanto, llega hasta el final a pesar de todo.

Otras notas políticas de Diario Núcleo

  1. Jorge Josifovich: “El campo siempre ha sido visto por el gobierno nacional como un enemigo”
  2. Nació en Rafael Obligado, estudió en Harvard y hoy encabeza la Legislatura Porteña
  3. Marita Conti: "Es fundamental poder vincular a Pergamino y Rosario a través de las vías"
  4. Jorge Solmi: “Queremos que nuestras políticas lleguen a la tranquera de cada chacra”
  5. Cooperativa Eléctrica: Qué es la elección de delegados y cómo funciona el Consejo de Administración
  6. Marcelo Pacífico: “Pergamino creció, pero su infraestructura no lo hizo al mismo ritmo”
  7. José Agudo cuestionó el servicio de los CAPS: "Funcionan como oficinas administrativas"
  8. Javier Martínez: "Las renovaciones son positicas, pero estoy cómodo en mi gestión"
  9. Marcelo Gear: “Abad tiene la misión de unir al radicalismo, pero no está trabajando en eso”
  10. Ricardo Alessandro: “Es un gran desafío estar al frente de una ciudad en constante crecimiento”
  11. Gastón Manes: “El próximo presidente de la Argentina va a ser radical”
  12. Miguel Piedecasas planteó "modernizar el Poder Judicial e implementar la inteligencia artificial"
  13. Lisandro Bormioli: "Se nota el desgaste y la falta de desafíos de la gestión de Martínez"
  14. Román Bouvier: “Rojas se merece tener un Senador Provincial”
  15. Ramiro Illia: "El radicalismo tiene que conducir los destinos de Pergamino a partir de 2023”
  16. Ignacio Maiztegui: “Martínez tiene que ser el candidato de Juntos"
  17. Leandro Illia: “Mi padre Arturo añoraba mucho Pergamino"

 

Comentarios