Marcelo Gear: “Abad tiene la misión de unir al radicalismo, pero no está trabajando en eso”
ENTREVISTA POLÍTICA

Marcelo Gear: “Abad tiene la misión de unir al radicalismo, pero no está trabajando en eso”

El ex senador, ex diputado provincial y ex intendente de Rojas, habló sobre el funcionamiento del Comité provincial. Además, pidió hacerle frente al Pro en una interna para que de allí salga el candidato para 2023.

Compartir

Una de las voces autorizadas para hablar de política en Rojas es, sin dudas, Marcelo Gear, quien quedará marcado en la historia de la ciudad por ser el intendente en el retorno a la democracia, cuando empezó su primer período el 10 de diciembre de 1983. Luego, el líder radical extendió su mandato a través del voto popular hasta 1991 y, posteriormente, fue diputado, senador, director del IPS de la provincia de Buenos Aires. A lo largo de toda su carrera política, siempre ha estado ligado a la Unión Cívica Radical.

Alguna vez supo decir que el partido le ha dado más de lo que él pudo devolverle, mostrando su visión política. En la actualidad no ocupa un cargo partidario, pero es una voz constante de consulta y su palabra dentro del Comité, resuena más que la del resto. Algo que se lo ha ganado con militancia y trabajo, empezando desde abajo siendo concejal en 1973.

En diálogo con Diario Núcleo, Marcelo Gear habló sobre la actualidad política, la crisis económica, la situación que vivió Rojas donde en los últimos 10 meses hubo tres intendentes y hasta dio su parecer de los posibles candidatos del partido centenario, tanto a nivel provincial como nacional que asoman para las elecciones del año que viene.

-Si bien actualmente no ocupa un cargo dentro de la UCR, siempre es una voz muy escuchada dentro del partido y sus consejos son bienvenidos. ¿Qué significa eso para usted?

-Para mí es un honor poder aconsejar a quienes me permiten tener ese lugar. La política para mí lo es todo, me ha gustado desde siempre y hoy lo tomo como un pasatiempo. Siempre tuve mucha vocación política e interés por las noticias políticas, porque siempre intento interpretarlas. En general, uno trata de opinar en relación con los conocimientos que ha ido adquiriendo a través del tiempo y se ha convertido en experiencia.

-En este último año también ha sido voz de consulta en un momento delicado del radicalismo a nivel local, donde hubo tres intendentes del partido en diez meses; primero Claudio Rossi, luego Cristian Ford y, finalmente, Román Bouvier. ¿Cómo ha tomado todos esos cambios a medida que se iban generando con el correr del tiempo?

-Con Rossi teníamos una relación de amistad, trabajó conmigo cuando estuvimos en La Plata. Siempre lo consideré una persona trabajadora, inteligente y apto para un cargo público, porque tiene mucha capacidad. Pero con el tiempo se fue rodeando de algunos colaboradores que llegaron con ánimo de éxito y Rossi se fue desviando, al igual que su gestión. Cuento esto porque en su momento se lo advertí, pero de todos modos se dedicó a la campaña y quedó como intendente Cristian Ford, quien siguió la misma línea que el primero. En ambos casos, considero que no eran las líneas que debe seguir un radical tradicional.

-Lamentablemente Cristian termina falleciendo a causa de una cruel enfermedad y aún hoy lamentamos su partida. Eso dio lugar a que asuma como intendente Román Bouvier. Su nombre ha dado esperanza y permite pensar que las cosas se pueden encauzar. Desde mi lugar trato de colaborar en lo que puedo sin molestar demasiado. Román está llevando muy bien la gestión como intendente.

-Hablando un poco del ámbito provincial, ¿cómo ve el trabajo que están llevando adelante las autoridades del partido?

- Como todos saben el presidente provincial de la UCR es Maxi Abad, el cual llegó al partido o al cargo con aires de renovación. De todos modos, en su momento apoyé la lista en contra pensando que Gustavo Posse era un buen candidato para presidir el partido a nivel provincia por su conocimiento del Conurbano y otras cuestiones. 

"Abad no ha tomado conciencia de lo que fue la última interna radical en la provincia. A mi entender, fue una interna muy fructífera para el radicalismo, porque votaron cerca de 120 mil afiliados y, a su vez, se puede decir que el resultado fue un empate técnico, inclusive estuvo muy discutido. Al margen de la discusión y las parcialidades que tiene cada uno, Abad no tomó conciencia de la importancia que tiene haber reunido a todo el partido. Ahora tiene que darles participación a los afiliados en forma conjunta y olvidarse un poco del internismo".

-Por todo eso considero que todavía le falta aprender para ser presidente del Comité de la Provincia de Buenos Aires. Las internas del partido siempre ha sido un tema muy tradicional. Por eso fue muy positivo haber tenido una después de tanto tiempo, y haber podido elegir las autoridades votando. Abad tiene la misión de unir al radicalismo, pero no veo que esté trabajando en eso. Tampoco se ve una actividad muy fructífera.

-¿Qué opinión tiene de la gestión como presidente del Comité Provincia de Daniel Salvador?

-A mi modo de ver fue bastante lamentable su actitud, porque el partido se desdibujó y quedamos sujetos a todas las decisiones que tomaba el Pro. Como era el presidente del partido a nivel provincia y a su vez ejercía el cargo de vicegobernador de la provincia de Buenos Aires, se ocupó más de la gestión de vice, antes que la del partido. Eso no fue bueno. De ese espacio viene Abad; él es hijo de toda esa gente que ha estado con Salvador, con quién tengo una buena relación, porque fue presidente del bloque cuando estuve en el senado, pero creo que no se lució como presidente del Comité Provincia.

-Hace poco más de un mes se realizó en La Plata la Convención Nacional del partido. ¿Se puede trazar un paralelo con la Convención que se hizo en Gualeguaychú cuando se conformó Cambiemos?

-La convención de La Plata fue más bien constitutiva. Allí se conversó el tema de la posibilidad que en todos los distritos a nivel municipal y provincial haya más participación del radicalismo con candidatos propios, lo cual significa que le vamos a hacer frente al Pro en una interna.  Espero que eso se dé y que no se suspenda a último momento, por diferentes motivos, como en algún momento pasó. Eso terminó debilitando mucho al partido, porque estaba afuera de los cánones propios de las internas y de la vida partidaria. Considero que las internas exponen y revitalizar al partido y expone a los candidatos a que muestren su actitud, no solamente en el discurso sino también en su forma de generar proyectos. 

-Hay varios nombres que resuenan en los pasillos del comité como posibles candidatos o pre candidatos, si es que va a haber una Paso en 2023. En provincia asoma Martin Tetaz como posible candidato a gobernador, ¿cómo lo ve?

-Martin Tetaz es uno de los que se va perfilando, es cierto, aunque aún falta mucho. Tiene trayectoria adentro del partido, en la universidad con Franja Morada y, actualmente, tiene mucha exposición a través de los medios de comunicación. Todo apunta a que sea una elección muy interesante con candidatos que significan una renovación importante para el partido, cuestión que casi ningún otro espacio puede mostrar.

-Facundo Manes también asoma como candidato, pero en este caso a Presidente. Una de las críticas que se le puede llegar a hacer es que nunca ocupo un cargo ejecutivo, ¿eso puede influir a la hora de ser Presidente de un país? 

-Puede ser. En el en el radicalismo tenemos un importante número de afiliados y simpatizantes. El peronismo tiene otro sector de la sociedad que vota para otro lado. Pero en definitiva los que deciden las elecciones son las personas independientes y, por lo general, no se interiorizan mucho de aspectos políticos. Lo que quiero decir es que muchas veces predomina más aquel candidato que está instalado públicamente a través de los medios.

"Manes puede llegar a ser una sorpresa, pero esto no solamente ocurre en Argentina. En Chile el presidente es una persona muy joven que dio una sorpresa muy grande al igual que en Perú,  donde todos decían que el presidente no tenía capacidad política, y hoy en día gobierna los destinos de un país que está muy bien posicionado en Sudamérica".

-Lo que sí está claro es que no nos podemos guiar solamente por las encuestas. Los partidos y los políticos tradicionales están trillados. Y candidatos como Manes seducen, porque no tienen desgaste. Hay que ver qué sucede, porque son cuestiones muy peligrosas. Ante los problemas que no se solucionan muchos optan por gente que no tiene ese desgaste y después terminan siendo una caja de sorpresas para bien o para mal. Con esto no quiero descartar a Manes, el cual lo considero un buen candidato.

-Otro que asoma es Gerardo Morales, un gobernador del noroeste que ha tenido un desempeño en Jujuy que da que hablar…

-Lo de Gerardo Morales lo valoro mucho porque tiene una gran capacidad. Inclusive ha sido presidente del bloque del senado y tiene mucha experiencia, ya que arrancó dentro del partido muy de joven. Además, fue legislador varios años y luego llegó a ser gobernador con alianzas de diferentes partidos.

-Actualmente le toca afrontar todo lo referido a Milagro Sala y le está haciendo frente a una fracción totalmente autoritaria manejada por el gobierno central, que ya tenía más poder que el propio gobernador. Con las dificultades que tenemos en el presente, con la posibilidad latente de que se pueda incrementar en el futuro, no descarto para nada que Gerardo Morales sea el candidato del radicalismo.

-Morales fue uno de los que salió a responderle a Macri cuando trató a Yrigoyen de populista…

-Muchos salen a hablar de líderes radicales sin conocer. Eso molesta porque tenemos personajes dentro del partido que han hecho mucho por la historia del país. No está bien hablar por hablar, muchos la han pasado mal solamente por ser radicales y ahora algunos se dedican a hacer comentarios inadecuados que no coinciden con lo real. Espero que se pongan a leer antes de hablar del radicalismo, de Illia, Alvear, Alfonsín u otro líder.

-Macri también mostró intenciones de ser candidato a Presidente…

-No creo que eso le haga bien a la coalición. No me quiero meter en el Pro, pero me parece que tiene otra gente que puede juntar más votos que el mismo Macri. El Pro insiste con candidatos que ya han tenido su oportunidad. 

-Está crisis que estamos atravesando hace que todo sea muy cambiante, espero que los partidos tradicionales estén a la altura, porque no hay democracia sin partidos políticos. Y en ese contexto aparecen personajes como Milei. Muchos se confunden y piensan que es mejor porque no viene de un partido político. No estoy para nada de acuerdo con eso. El presente que vivimos hace que no podamos pensar hacia adelante, porque vivir el día a día para la gente se ha puesto muy difícil.

-¿Qué análisis puede hacer de la crisis política que atraviesa el gobierno de Alberto Fernández y Cristina Kirchner?

-Veo lo que muchos también ven. El actual gobierno se está equivocando en muchas facetas, por ejemplo, con el tema de las importaciones. Las medidas que tomaron hace que muchas industrias estén pasando mal porque no tienen los elementos para poder trabajar. Este gobierno ha tenido la capacidad de crear un impuesto atrás de otro. Hay que generar más incentivos para la producción.
 

Otras notas políticas de Diario Núcleo

Etiquetas
logo
Comentarios