Para Maiztegui, “Martínez tiene que ser el candidato de Juntos"
ENTREVISTA

Para Maiztegui, “Martínez tiene que ser el candidato de Juntos"

El presidente del bloque oficialista aseguró que “no hay ningún candidato que se le parezca”, por lo que consideró que “es la mejor opción para 2023”. Además, del radicalismo dijo que “desde siempre es muy protagonista, y en particular desde que Martínez es intendente”.

Compartir

El 10 de diciembre de 2021 el Concejo Deliberante de Pergamino renovó la mitad de sus concejales. Aquel día juró como edil Ignacio Maiztegui, representando al bloque de Juntos. El inicio del período ordinario comenzó el 1 de marzo, donde el pergaminense debutó oficialmente, por así decirlo, en el ámbito público, luego de trabajar más de treinta años en el sector privado.

En diálogo con Diario Núcleo, Maiztegui tuvo tiempo para hablar sobre el HCD, los proyectos en los que trabaja, la gestión de Javier Martínez, el radicalismo, su carrera política y hasta se animó a responder si en un futuro le gustaría ser intendente.

 -¿Cómo te sentiste en este nuevo rol de concejal?

-Asumimos a fines del año pasado, en realidad en diciembre. La verdad es que ahí nomás empezó el receso que legalmente tienen todos los Concejos Deliberantes, por lo que formalmente empezamos en abril y estamos por el tercer mes de trabajo.

-Me siento muy bien. La verdad es que me gusta, es una experiencia que no solo es nueva, sino que es completamente distinta a todo lo que había hecho hasta el momento. Nunca había estado en la función pública. Trabajé durante más de 30 años en la parte privada, y la verdad es que me siento bien, porque el Concejo Deliberante, y la tarea legislativa, es distinta a cualquier otra.  Estoy muy entusiasmado, porque sobre todo es un muy buen aprendizaje.

-Los tiempos, la manera de moverse, desarrollarse y hasta relacionarse son totalmente diferentes entre lo público y lo privado, ¿estás sufriendo ese cambio?

-Ya me lo habían advertido. Al estar preparado, no me sorprendió tanto el cambio. Claro está que los tiempos en el sector privado son distintos. En lo público, si bien son más lentos, también tenés otras responsabilidades y no siempre se puede definir o decidir por uno mismo, sino que lo hacemos por un montón de vecinos que nos votaron y por los que no también. Por eso la responsabilidad es muy grande y diferente a la del ámbito privado.

-Decías que estuviste más de 30 años en el sector privado, ¿creés que sos una persona que llega desde afuera la política para darle aire fresco?

-No. Considero que la política necesita de todos los aportes que se puedan hacer. No creo ocupar un lugar distinto de los que ya estaban trabajando. En esto seguramente tengo mucha menos experiencia y, a lo mejor, sí sigo teniendo una mirada, por así decirlo, del “desde el afuera”.

“Lo valioso en este momento es que cada uno pueda aportar lo que tenga y crea que pueda sumar. En mi caso son muchos años en la actividad privada, mucha capacidad de trabajo y, además, tengo la gran suerte de que me sumé a un equipo de trabajo de gente honesta, muy trabajadora, que gestiona bien y eso es importante”.

-¿Cómo es tu relación con el bloque y con los concejales opositores?

-Es un ejercicio constante, porque no tengo mucha experiencia política y me toca ser presidente del bloque. Por lo cual, es todo en ejercicio de negociaciones, como es la política básicamente. De eso se trata, la política es una muy buena herramienta, más allá de que está un poco desprestigiada. Siento que sirve para mejorarle la calidad de vida a los vecinos. La verdad es que me llevo muy bien con el trabajo dentro del bloque y la relación con el resto de los concejales también es muy buena.

-¿Qué es lo que te llevó a sumarte a la política?

-Varias cosas. En principio, el ver que hace tantísima cantidad de años las cosas no cambiaban y parecía que nunca fueran a terminar de cambiar. Y, por otro lado, la necesidad de que uno puede aportar algo y tiene que hacerlo. Además, lo dije varias veces, veo en Pergamino un grupo de gente con la con la que me identifico, porque también viene del sector privado y arriesgó muchísimas cosas.

“Veo que vienen trabajando muy bien; entonces, cuando vos ves un país que parece que nunca fuera a terminar de cambiar y, en ese contexto, encontrás un grupo de gente que trabaja muy bien, mostrando cosas distintas, me parece que eso te genera, como mínimo, tener que apoyarlos y acompañarlos”.

-¿Cómo ves a Pergamino en la actualidad?

-Lo veo bien. Pergamino es una ciudad que ha crecido mucho y genera demanda todo el tiempo.  Considero que está siendo bien gestionada y, por la zona en la que está ubicada, por sus actividades comerciales y por su conexión con grandes ciudades, tiene un potencial realmente enorme. Con un mejor contexto nacional y provincial, Pergamino tiene para crecer mucho en los próximos años.

-¿Considerás que le está faltando algo o se le puede mejorar algo de lo que ya tiene?

-Siempre se puede mejorar. Hay aspectos que se notan más, no son cuestiones particulares o exclusivas de Pergamino. En un contexto de tanta pobreza e inflación descontrolada, mucha inseguridad, Pergamino no está alejado de todo eso. La ciudad ha crecido mucho en obra pública y para dentro de un año y medio o dos, va a tener cubierta a casi la totalidad de sus vecinos con todos sus servicios, incluido el asfalto; lo cual no es menor cuando lo comparás con otras ciudades del interior. Por supuesto que los temas estructurales le tocan a Pergamino como a todas las ciudades de la Argentina.

-¿Estás trabajando en algún proyecto en el Concejo Deliberante?

-Nosotros venimos trabajando en varias cosas desde que empezamos. Una de ellas es reclamar, porque tenemos que representar a los vecinos. Por eso tenemos la obligación de pedir todo lo que creemos que a la ciudad le hace falta. Tenemos algunas deudas estructurales que son, por los montos, de ejecución provincial. Se necesita una nueva estación transformadora de que nos liberé un poco de estar tan al límite en la provisión de energía eléctrica.

“Hacemos todas las gestiones que creemos que el vecino de Pergamino necesita y que consideramos de importancia para la ciudad”.

En cuanto a las cuestiones locales trabajamos más en problemas que tengan que ver con planeamiento, con ordenanzas locales. En líneas generales no hay que inventar cosas nuevas, sino revisar lo que ya está. Hay ordenanzas que tienen muchos años y que necesitan ser actualizadas para las realidades que tiene Pergamino actualmente. Algunas tienen más de 20 años, en las cuales hay que ponerse a trabajar.

-En alguna oportunidad, desde el Frente de Todos criticó la gestión de Macri por quitarle financiamiento al Instituto Maiztegui, ¿cómo tomaste esas declaraciones?

-Eso fue una especulación política. El instituto Maiztegui y mi padre, que murió hace muchos años, fueron testigos de los problemas de financiamientos desde antes de Macri. Mi padre era médico y le dedicó más de la mitad de su vida a gestionar recursos. Recuerdo que viajaba tres veces por semana a Buenos Aires a pedir dinero para que se pueda hacer realidad lo del instituto. El problema siempre existió porque nunca lo puedo sacar de su tarea diaria, a pesar de la falta de recursos y financiamiento.  Hace poco me mostraban algún del artículo periodístico de 2001 o 2002, donde también se hablaba del cierre del instituto.

Lamentablemente en un país donde tiene sistemáticamente deficiencias económicas. El Maiztegui lo ha sufrido durante toda su historia a estos problemas. Entonces, atarlos simplemente a una gestión en particular me aparece que no es justo y claro que tiene un contenido político muy grande.

-¿Cómo ves la gestión de Javier Martínez?

-Para mi gusto es muy buena. Está acompañado de gente muy honesta y Javier es una persona trabajadora que está todos los días encima de los problemas de la gente. Tiene una dinámica de trabajo similar a la del sector privado, es decir, de trabajar con objetivos, de seguir los temas diariamente, de hacer reuniones semanales de seguimiento con sus secretarios.  Eso la calle lo sabe y es lo que hace que, después de 6 años de gestión, donde por lo general tienden a desgastarse, no solo se hace cada vez más fuerte, sino que la expectativa en términos de apoyo de la gente es que cada vez es mayor.

-¿Creés que tiene que ser el candidato a intendente 2023 por Juntos?

-No tengo dudas. Yo espero que sí. Martínez tiene que ser el candidato de Juntos en 2023. Veo que tiene ganas y, además, cuenta con la posibilidad legal de hacerlo. Lo veo entusiasmado y, desde mi punto de vista, Javier Martínez es el mejor candidato que podría tener Pergamino.

-Imaginando que la gestión de Javier Martínez llega a su fin en algún momento, en 2023 o más adelante quizás, ¿te gustaría ser candidato intendente?

-Tengo una característica de involucrarme mucho en cada una de las cosas que hago y le dedicó todo el tiempo que tengo. En este momento estoy en un proceso de aprendizaje muy contento, de ser parte de un equipo de trabajo que me gusta mucho. Para el año que viene, o en lo mediato, no hay ningún candidato que se parezca a Javier Martínez. En el futuro veremos, pero creo que para eso falta mucho.

-¿Cómo ves al radicalismo dentro de Juntos en Pergamino?

-Lo veo muy bien. Pergamino es una ciudad con mucha tradición radical, y tanto el Departamento Ejecutivo, como el Legislativo, están integrados por muchos radicales. Por ejemplo, nuestro bloque en el Concejo está integrado por cinco radicales de un total de doce.  El radicalismo en Pergamino desde siempre es muy protagonista, y en particular desde que Javier es intendente y le ha dado un rol muy importante dentro del Gobierno.

Comentarios