Investigación judicial: El jefe del operativo policial se negó a declarar
VIOLENCIA EN EL FUTBOL

Investigación judicial: El jefe del operativo policial se negó a declarar

El ex comisario Juan Manuel Gorbarán, a cargo del operativo durante el partido Gimnasia-Boca, no declaró ante la justicia y seguirá detenido

Compartir

El oficial Nahuel Falcón, quien le disparó al camarógrafo de TyC Sports, Fernando Rivero, durante el operativo policial por el partido Gimnasia y Esgrima-Boca Juniors en La Plata, aseguró hoy ante la fiscalía de Martín Almirón no haber apuntado al trabajador de prensa, al tiempo que el excomisario de la seccional novena de La Plata, Juan Manuel Gorbarán, se negó a declarar.

Falcón -en sus breves declaraciones ante el fiscal- según informaron fuentes judiciales, dijo: “Decidí disparar para evitar mayores disturbios” e insistió no haber visto al camarógrafo que recibió tres impactos de balas de goma y en su momento contó que “el policía me vio y me disparó”.

Por su parte, Gorbarán, quien fue reemplazado por quien lo sucedía en el cargo y también estuvo vinculado al operativo, Alejandro Morinigo, se negó a declarar ante la fiscalía.

Tanto Gorbarán como Falcón prosiguen detenidos y a disposición de la justicia, mientras la investigación continúa.

En otro orden, la dirigencia de Gimnasia, a través de los empleados del club trabajan en el estadio para arreglar los daños producidos el pasado jueves y confían en que el miércoles frente a San Lorenzo se podrá jugar en el escenario de 60 y 118, con la exclusiva presencia de socios.

Gorbarán es acusado del cargo de "estrago doloso seguido de muerte"; en tanto Falcón está imputado por "lesiones calificadas" al camarógrafo Rivero, quien cumplía tareas de cobertura de los disturbios en las inmediaciones del Juan Carmelo Zerillo.

Ambos policías fueron desafectados de la institución y son los únicos detenidos en el marco de la causa caratulada "Averiguación de causal de muerte", que se inició el jueves, tras los graves incidentes en la cancha de Gimnasia.

El partido con Boca debió suspenderse a los 9 minutos, a raíz de los gases lacrimógenos que arrojó la policía bonaerense fuera del estadio, hecho que provocó la desesperación del público que ocupaba las tribunas.

El hincha César "Lolo" Regueiro (57) sufrió un paro cardíaco, cuando intentaba resguardar a sus dos nietos de los gases.

El fiscal Almirón confirmó horas atrás a Télam que la muerte del hombre se produjo por “un paro cardíaco no traumático" y desmintió las versiones que atribuían ese fatal desenlace a un golpe o al efecto de los gases.

Almirón detalló que "la muerte de Regueiro fue producida por un mecanismo no violento y a consecuencia final de "un paro cardiorrespiratorio no traumático".

"Esto no quita responsabilidades de otro tipo, ni significa que la policía haya actuado bien, pero la causa de muerte fue el paro cardíaco", aclaró el fiscal.

Comentarios