Luis Brandoni estuvo en la casa natal de Illia, contó anécdotas y aseguró que “tenía una magia especial”
POLÍTICA Y MÁS

Luis Brandoni estuvo en la casa natal de Illia, contó anécdotas y aseguró que “tenía una magia especial”

El actor y militante radical contó algunos de los encuentros que mantuvo con el ex Presidente de la Nación. Valoró su coraje, sus luchas e ideales. “A él le gustaba hablar con la gente y estar cerca de ellos”, consideró.

Compartir

Durante la semana la Casa Museo de Don Arturo Illia recibió una visita especial. Se trata del actor Luis Brandoni, ex miembro de la Cámara de Diputados de la Nación y referente de la Unión Cívica Radical.

Su paso por la ciudad no fue casualidad, sino que se dio en el marco del 59 aniversario de la asunción de Illia como Presidente de la República Argentina. En ese contexto, el ex legislador brindó una charla en la que contó anécdotas que vivió con don Arturo en diferentes etapas de su vida.

 El primer encuentro entre Illia y Brandoni

“Me siento honrado por la invitación. Nunca me imaginé estar acá”, fueron las primeras palabras de Brandoni en el acto, resumiendo su sentimiento por el ex Presidente de la Nación. Es asi, que el ex diputado contó que la primera vez que lo vio en persona fue cuando aún era actor de la Comedia Nacional Argentina, allá por 1964. La directora, le había prometido al elenco ir al Festival de las Naciones que se iba a desarrollar en París.

El viaje se iba a efectuar en julio, en medio de una gran ilusión por las características de la obra. La fecha de volar se acercaba, pero no había muchas novedades sobre la logística y pocos hablaban del tema. Hasta que un día la indeseada frase muchas veces utilizada en el mundo de la actuación, y de la política también, apareció: “No hay presupuesto”.

“El elenco entró en una depresión generalizada”, recordó el militante radical. Pero a los pocos días, solicitaron a los actores “tramitar con urgencia los pasaportes”. De la nada, otra vez el viaje se había reflotado. Los artistas viajaron en dos vuelos, por la capacidad de los aviones. Brandoni lo hizo en el primer contingente en un vuelo de Aerolíneas Argentinas.

Nadie, o mejor dicho pocos, eran los que sabían quién había hecho posible que el viaje se haga. Hasta que alguien del elenco dijo: “Tenemos que ir a agradecerle al presidente Arturo Illia”. Al respecto Brandoni dijo: “Por supuesto que fuimos todos y yo encantado de la vida. Recuerdo que lo había votado sin ser afiliado al partido radical. Ahí lo vi por primera vez; y recién cuando salimos del encuentro me enteré el porqué de la reunión”.

Lo que fueron a agradecerle a Illia, lo cual le permitió a Brandoni verlo por en persona por primera vez, fue que cuando el Presidente se enteró que el viaje no se iba a cumplir por falta de presupuesto, apeló al Fondo Reservado del Presidente de la Nación para darles el dinero para poder viajar. “Incluso después supimos que el año anterior había hecho lo mismo con un elenco de teatro independiente de Córdoba, que luego hizo una gran trayectoria en Venezuela”, consideró.

Cena en un hotel sindical en Córdoba

El segundo recuerdo que Luis Brandoni contó de Arturo Illia fue el de una noche en la que lo encontraba actuando en el Teatro San Martín, cuando se enteró la noticia que querían derrocar a don Arturo. “Después de la función me fui directo a la Casa Rosada para ver qué pasaba, sin tener algún tipo de relación. Recuerdo que había muy poca gente afuera de la Rosada. Ahí entendí que lo que estaba pasando se daba dentro de la Casa”, recordó. Esa acción fue muy importante para el actor porque él tenía la sensación que lo que podía ocurrir no era bueno para el país.

Para aquel entonces, un amigo de Córdoba le contó que tenía un conocido que era muy amigo de don Arturo. “La Asociación Argentina de actores tenía una casa en Villa Giardino. Entonces lo mandé a invitar a cenar e Illia aceptó. Entonces lo comenté con quienes estaban en esa casa hotel, que al ser sindical comíamos todos juntos con un menú en común”, valoró.

Llegada la hora, don Arturo, ya ex presidente en aquel entonces, ingresó por la puerta principal, saludó a cada uno de los presentes y cenó en una mesa conformada por otras seis personas. “Luego lo invité un café en el hall para que el resto de los compañeros pudieran compartir el momento. Así la reunión creció en un lugar donde entre los huéspedes había pocos radicales (risas). Pero más allá de eso, empezó a conversar con unas 60 personas en una charla que fue haciéndose cada vez más atractiva. Cuando miré el reloj ya eran más de las 12.30 de la noche. Entonces, disimuladamente lo invité a cerrar la charla, pero don Arturo no quiso saber nada. Estaba en su hábitat, haciendo lo que le gustaba, hablar con la gente. Don Arturo tenía una magia especial”, admitió.

El honor como actor de hacer el papel de Don Arturo

Años después, caminando por calle Corrientes en una tarde cualquiera, Brandoni vio algo que lo conmovió hasta las lágrimas: “Por la vereda de enfrente a la altura del Tabaris iba caminando el doctor Illia. Sólo atiné a mirarlo. De repente, un señor que venía en sentido contrario lo detuvo, le dio la mano y se la besó”, dijo el actor, que, entre lágrimas advirtió que “eso era lo que despertaba Arturo Illia en la gente”.

El cariño y respeto que generó el pergaminense no se borran con el paso del tiempo. En tanto, el ex diputado contó que siempre trató de no mezclar su profesión con la política, a pesar de convertirse en uno de los pocos dirigentes gremiales no peronistas. “Obviamente me tildaron de comunista”, dijo entre risas el actor. 

Al tiempo decidió afiliarse a la Unión Cívica Radical, allá por 1982, donde recordó que ese año se disputaba una interna entre Fernando De La Rúa y Raúl Alfonsín. “Más allá de eso siempre me cuidé de no mezclar mi profesión con la política. En 2010 me ofrecieron hacer una obra sobre Illia y por mi prejuicio y mi manera de pensar dije que no y me equivoqué muchísimo”, admitió.

Al año siguiente había elecciones nacionales, y Brandoni se dijo una frase muy nuestra, muy argentina que es el “ma sí”; y con ella rompió sus prejuicios. Y ese año hizo la obra “Don Arturo Illia”. Brandoni consideró que esa fue una enorme satisfacción y una gran obra, mientras los presentes cabeceaban afirmando haberla vista, y el actor dijo: “Entonces no éramos tan pocos (risas)”.

Al mismo cuestionó que “La UCR de la Capital Federal no movió un dedo por ese espectáculo”. Pero a la obra le fue muy bien, y tal es así que luego hizo temporada en Mar del Plata. Entre lágrimas, el actor aseveró que tuvo el honor de representar por primera vez en su vida a un personaje que había existido de verdad. “Eso es un orgullo que me lo voy a llevar conmigo cuando ya no esté, porque el impacto que produjo en el público fue extraordinariamente importante. Él se lo merecía, porque le hicieron la vida imposible”, disparó el actor.

Brandoni, además de destacar que don Arturo era bueno y decente, valoró que “era corajudo” porque “se metió con cosas que otros que se la dan de machos no se animaron”. “Por ejemplo en campaña dijo que iban a anular los contratos petroleros, cosa que hizo en su gestión. Tuvo tanto coraje que, en una conferencia de prensa, al presidente Kennedy le preguntaron sobre este tema y respondió que si Argentina iba a pagar las indemnizaciones era el derecho de un país soberano”, destacó.

Otra de las cuestiones que valoró fue la lucha de Illia por los costos de los remedios y se enfrentó a los laboratorios. “En la obra había una escena donde se dejaba de manifiesto que lo que costaba 1 peso producirlo, los laboratorios lo vendían a 100”, aseguró Brandoni remarcando que eso aún ocurre en la actualidad. “Esos intereses fueron los que movilizaron a las fuerzas armadas a derrocarlo. A pesar de todo, Illia se fue como un hombre digno”, remarcó.

Comentarios