Se lo tomó a pecho: un preso de “El Marginal”, procesado
POR ABUSO SEXUAL

Se lo tomó a pecho: un preso de “El Marginal”, procesado

Se trata del actor Jorge Emanuel García, que se puso en la piel del crucificado “Arnold” en la serie. Su ex pareja lo mandó al frente

Compartir

El actor Jorge Emanuel García, que en la serie rumbera “El Marginal” interpretó a uno de los presos de la Sub 21 (“Arnold”), fue procesado por el delito de abuso sexual agravado por acceso carnal reiterado en cuatro oportunidades. Tras una denuncia de su ex pareja, en la que con lujo de detalles relató los hechos que habrían sucedido entre abril y agosto de 2018, el Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional N° 19 tomó la decisión de procesar a García, quien negó los hechos.

Según publicó M1, el actor, que también es cantante, puso como excusa que durante ese período de tiempo él se encontraba recuperándose de una operación del tendón de Aquiles, lo que le impedía “hacer movimientos explosivos ni muy bruscos, porque corrés el riesgo de que se te corte el tendón de nuevo. Por eso me parece absurdo que ella diga que yo fui agresivo con ella”.

Según García, con la denunciante “teníamos una relación en el marco de un respeto y buena onda. Lo que me llama la atención es que dice -en la denuncia- que nosotros nos parábamos, que hacíamos un montón de cosas (...); yo si caminaba tres pasos me caía”.

García tiene libertad provisoria, en tanto, la Justicia consideró que no existe riesgo de fuga ni de entorpecimiento de la investigación, dado que el actor “se encuentra debidamente identificado, y compareció ante la citación efectuada por el Tribunal, en tanto que además constituyó domicilio junto con el de su defensa”.

En la denuncia, la mujer, que no fue identificada, reveló que “no entendía muy bien lo que sucedía en ese momento. Tomé conciencia de esto el año pasado. Me acuerdo de irme con un sabor amargo, con una sensación horrible, pero en ese momento no pensaba que había sido abusada”. Dijo además que los hechos denunciados, cuatro en total, fueron similares y “sin consentimiento”. “En mi cabeza eso no era tan grave. Interpreté que estaba mal lo que estaba pasando, pero no tenía conciencia de que estaba siendo abusada. Hablando con diversas personas en las que yo confío, me di cuenta de que fue un abuso sexual; yo no lo reconocía como tal”, aseguró.

El Juzgado analizó peritajes médicos, documentación, la indagatoria del imputado y el testimonio de la psicóloga de la denunciante, quien advirtió “que se vio forzada a tener relaciones sexuales displacenteras”.

Según M1, el peritaje del Cuerpo Médico Forense concluyó que el relato de la denunciante “resultaba verosímil” y que “presentaba indicadores de estrés postraumático, definido como la resultante que se observa en personas expuestas a condiciones estresantes graves, tales como abuso físico, emocional y sexual”.

Comentarios