Denunciaban robos de vehículos para cobrar los seguros y luego los vendían adulterados
POLICÍA FEDERAL ARGENTINA

Denunciaban robos de vehículos para cobrar los seguros y luego los vendían adulterados

La organización criminal fue desarticulada tras allanamientos en Chacabuco y el conurbano bonaerense. A los rodados, semirremolques, les cambiaban los registros numéricos para luego ser inscriptos y registrados a nombre de diversos titulares.

Compartir

Efectivos de la Policía Federal Argentina, de la División Delitos Contra el Automotor, desarticularon una organización delictiva e incautaron rodados y gran cantidad de autopartes, que eran comercializadas de manera ilegal como resultado de varios ilícitos llevados a cabo por dicha banda, provocando una estafa millonaria.

Las amplias y discretas investigaciones realizadas por los uniformados, que duraron varios meses, establecieron la existencia de una compleja estructura criminal dedicada a realizar falsas denuncias a compañías de seguros refiriendo haber sido víctimas de, en su mayoría, robos violentos. En todos los casos, el material robado eran semirremolques de diversas características, los cuales poseían un alto valor de reposición.

En consecuencia, la Unidad Fiscal de Instrucción y Juicio 12 del Departamento Judicial de Quilmes, a cargo de la Dra. Ximena Santoro, Secretaría Única a cargo del Dr. Gastón Zivec, ordenaron la investigación del caso.

Por ello, los efectivos federales realizaron diversas pesquisas durante varios días. Estas permitieron reunir elementos suficientes para demostrar que, no sólo realizaban la falsa denuncia como “auto-robo”, sino que además utilizaban un taller en la provincia de Buenos Aires para fabricar dichos semirremolques a los que le adulteraban sus registros numéricos para luego ser inscriptos y registrados a nombre de diversos titulares, ubicados en otra provincia distinta al lugar de su fabricación.

Esto permitía contar con tiempo suficiente para ir planeando el momento adecuado para realizar la falsa denuncia de “auto-robo”, y realizar el reclamo en la empresa aseguradora y cobrar el seguro, mientras el semirremolque era escondido en algún predio propiedad de la banda.

Con el total de las pruebas obtenidas, el Juzgado de Garantías 2 del Departamento Judicial de Quilmes, a cargo del Dr. Miguel Martín Nolfi, ordenó once allanamientos en las localidades de Avellaneda, Sarandí, Don Bosco, Bernal, Burzaco, Chacabuco, Alejandro Korn y Ministro Rivadavia.

Durante el operativo fueron detenidos tres argentinos de 71, 65 y 52 años. Además se secuestraron cinco semirremolques que se encontraban en pleno proceso para ser adulterados y ser registrados; un camión blindado que presentaba las mismas características de encontrarse en proceso de desarme, doce automóviles -los cuales no poseían documentación que permita acreditar su propiedad-, diversas autopartes de origen ilegal (como espejos retrovisores, ópticas, airbags, sistemas de calefacción, radiadores, amortiguadores, cajas de dirección, llantas, entre otros.), varias chapas patentes que se encontraban escondidas correspondientes a los semirremolques denunciados como robados, diversas herramientas de corte y soldadura para adulterar los semirremolques y vehículos, un motor marca BMW y demás elementos de interés para la causa.

Cabe destacar que el monto de lo denunciado fue de aproximadamente 90 millones de pesos.

Los aprehendidos, junto a los elementos secuestrados, quedaron a disposición del magistrado interventor.

Comentarios