No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo
Crimen de Daiana: investigan una supuesta infidelidad como móvil
NUEVA HIPÓTESIS

Crimen de Daiana: investigan una supuesta infidelidad como móvil

Ahora se puso el foco entere una posible relación entre la víctima y el novio de una de las mujeres policía apresadas. Podría haber más detenciones.

Compartir

La Justicia investiga una presunta infidelidad como posible móvil en el crimen de Daiana Abregú, ocurrido en una comisaría de la ciudad bonaerense de Laprida.

Los cinco policías de la Provincia apresados -Vanesa Soledad Nuñez, Juliana Zelaya, Adrián Osvaldo Nuñez, Pamela Di Bin y Leandro Fhur- fueron indagados este martes por el fiscal de la causa, José Ignacio Calonje.

Sin embargo, la Justicia puso su mirada en Vanesa Núñez, ya que según surgió en la investigación -aún no figura en el expediente- Abregú mantendría una relación de amistad ¿y algo más? con el novio de esta oficial, que está embarazada.

La indagatoria con esta policía duró dos horas, aproximadamente, no solo por ese dato, sino también porque fue quien encontró a Abregú "colgada con su campera".

En su declaración, Núñez, de 34 años, sostuvo que "intentó reanimarla durante quince minutos hasta que llegó la ambulancia", al tiempo que admitió haber falseado su firma en el acta de procedimiento. Además, nombró a funcionarios que estuvieron presentes en la seccional. Por lo tanto, a partir de esta confesión podría haber más detenciones en el lapso de esta semana.

Asimismo, el novio de Núñez sería citado a declarar sobre los mensajes que recibió de su pareja y su posible vínculo con Daiana.

​Durante el martes por la tarde fueron indagados los otros cuatro detenidos: Zelaya, de 35 años, Adrián Núñez, de 34, Di Bin, de 25, y Fuhr, de 33.

La causa está caratulada como "homicidio doblemente agravado por su comisión con alevosía y por tratarse de miembros de la fuerza de seguridad policial en abuso de sus funciones".

"Con los resultados de la segunda autopsia, pedí la detención (de los policías) con la calificación de homicidio, eso bajó a la jueza que la otorgó. Los vamos a indagar por ese delito", remarcó Calonje en una conferencia de prensa que dio junto al fiscal general de Azul, Marcelo Sobrino.

Además, el fiscal agregó: "Hoy estamos encaminados, si no hubiéramos pedido detenciones. Hay elementos que nos pueden decir que estamos frente a un homicidio y así lo califiqué".

Los dos funcionarios judiciales explicaron que aún no pueden descartar ninguna hipótesis y remarcaron que las investigaciones son progresivas, que van recibiendo nuevas pruebas y que la segunda autopsia al cuerpo de Daiana fue determinante para pedirle a la jueza de Garantías de Olavarría, Fabiana San Román, las detenciones de cinco policías, que ella concedió.

"Es un caso sin testigos presenciales, donde el principal testigo es el cuerpo de Daiana y las pericias que se pueden llegar a hacer", señaló Sobrino, quien aclaró que no se descarta "ninguna hipótesis" y que aún faltan "las pericias de tejidos bandos, de orina, del rastreo epitelial en la campera (de Daiana, que se halló alrededor de su cuello), de fuerza de la campera y no se descarta una reconstrucción del hecho".

"Encontramos una nueva pericia que trae elementos diferenciadores respecto de la primera y, de acuerdo a eso, se solicitan nuevas medidas", explicó el fiscal general al referirse a la segunda autopsia, determinante para pedir el arresto de los policías que estaban en la seccional de Laprida el día de la muerte.

En tanto, las defensas de los cinco policías acusados rechazaron los resultados de la segunda autopsia que llevó a la detención de los agentes por homicidio y aseguraron que la joven "se suicidó".

"La víctima no fue torturada, ni la mataron: se suicidó, es contundente. Hay una omisión en las consideraciones de la segunda autopsia, donde omiten que la extracción del surco de ahorcadura se hizo en la primera pericia, donde le extrajeron ocho centímetros de cuello y no describen que esa ausencia fue producto de una intervención previa", precisó el abogado Carlos Fernández, defensor del oficial de servicio de la dependencia, Adrián Núñez.

Fernández dijo que Daiana "tuvo dos tentativas de suicidio", era "víctima de violencia de género por parte su familia" y "paciente psiquiátrico".

"Ella se ahorca con una campera que se puso tipo babero y colgó del tercer barrote de la celda", indicó el letrado.

En tanto, el abogado César García, defensor de Vanesa Núñez, también se refirió a la omisión en la segunda autopsia y consideró que Daiana "se suicidó".

"Mi defendida la ve colgada con su campera de jean, le empieza a hacer reanimación, luego llega el médico de policía", expresó el letrado.

Por último, sostuvo: "Ella es una de las numerarias imputadas y detenida, se encuentra embarazada en estado delicado y va a prestar declaración diciendo lo mismo que me dijo a mí y respondiendo cualquier tipo de pregunta".

Comentarios