No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo
Para el Mossad, no hubo conexión local en el ataque a la Embajada
EL SERVICIO DE INTELIGENCIA ISRAELÍ REVELÓ DATOS DE SU INVESTIGACIÓN

Para el Mossad, no hubo conexión local en el ataque a la Embajada

Afirmaron que no se registró participación nacional salvo por algún argentino “manipulado y engañado”.

Compartir

El informe final del Mossad sobre los ataques terroristas de Irán y Hezbollah en la Argentina determinó que los atentados no contaron con ayuda de ciudadanos argentinos. Hezbollah los organizó e instrumentó a través de una célula propia, y si hubo un mínimo contacto con ciudadanos argentinos, ninguno de ellos sabía que estaba, indirectamente, prestando colaboración para la masacre.

“Únicamente miembros operativos de las unidades de la Yihad Islámica fueron los que participaron en el atentado sin que haya habido intervención alguna de ciudadanos locales”, dice el dossier secreto de la central de inteligencia israelí. “Se trata de un ‘atentado iraní /hezbollah sin participación de terceros”, agrega el informe que aún no fue anexado a la causa judicial.

La mecánica coincide con la forma en que opera el grupo terrorista hace tres décadas en Líbano, que suele moverse sin convocar a ciudadanos locales, utilizando “documentos falsos para movimientos dentro del país objetivo”. En este caso, la única excepción fue la de Samuel Salman El Reda “que usa prácticamente su nombre para sus movimientos de fronteras dado que vive en la región como miembro logístico clave corazón del atentado”, se señala.
La documentación falsa es provista por el Departamento de Falsificación de la Yihad Islámica y utilizada “para la interacción de ciudadanos locales”, la “compra de vehículos-bomba”, “el alquiler de depósitos” y la “adquisición de materiales explosivos”, señala un informe de Patricia Blanco.

“Es decir no hubo ciudadanos argentinos involucrados en el atentado a la Embajada. Tampoco en el atentado contra la sede de la Amia. Cabe aclarar que los ciudadanos argentinos vinculados con el atentado fueron ciudadanos inocentes, manipulados y engañados por la Yihad Islámica que no conocían los verdaderos objetivos de sus acciones en el marco de los preparativos logísticos llevados a cabo en Buenos Aires”, concluye el Mossad.

El informe de inteligencia agrega que hubo manipulación durante el alquiler de un inmueble “utilizado como depósito y laboratorio de explosivos”. Esa vivienda fue rentada “por un miembro experto de la unidad 910, cuya identidad se revela por primera vez”. Se llamaba Antonio Hadad. Según se precisó, “el dueño del inmueble era un ciudadano argentino inocente; su identidad es desconocida cómo así también se desconoce la dirección exacta del inmueble; este ciudadano argentino simplemente alquiló un inmueble en su poder de manera inocente”. El alquiler fue concretado por Salman El Reda, con ciudadanía brasileña, quien pagaba en dólares, efectivo y por adelantado.

La segunda intervención de un argentino surge cuando el grupo terrorista compra la camioneta.

Comentarios