Un Mundial entre los muros
FUTBOL

Un Mundial entre los muros

Se jugó la "Copa del Mundo-Qatar 2022" en la cárcel de Magdalena, donde participaron 400 personas privadas de la libertad. Qué selecciones participaron. Qué equipo ganó. Cómo se conformaron los grupos. Los detalles en esta nota

Compartir

Un simulacro del Mundial de Fútbol se desarrolló en una cárcel del partido bonaerense de Magdalena y la Selección que obtuvo el título fue Bélgica, luego de una competencia en la que participaron cerca de 400 personas privadas de la libertad, y en la que cada pabellón representó a los países que participarán del verdadero torneo que se desarrollará en Qatar desde el 20 de noviembre.

La iniciativa tuvo lugar en la Unidad 35 del Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB) y contó con el aval del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la provincia de Buenos Aires.

A través de un sorteo, un representante de cada pabellón de la Unidad 35 sacó un papelito de una bolsa donde estaban todos los países clasificados para el Mundial de Qatar y así se conformaron equipos con siete jugadores titulares y otros suplentes.

Según las fuentes, el pabellón N° 2 representó a la Argentina, pero fue eliminada en la primera ronda al perder frente a Francia 4 a 2.

Los partidos se disputaron en dos tiempos de 20 minutos con excepción de la final, que se jugó en dos períodos de media hora.

El torneo se desarrolló respetando el mismo fixture que el Mundial de la FIFA, pero con un sistema de eliminación directa. De ese modo, se llegó a la clasificación de los dos países que llegaron a la final, que fueron Qatar y Bélgica.

El gestor del proyecto y organizador del torneo fue Darío Díaz, el coordinador de Deportes de la Unidad, en conjunto con los profesores de educación física, Martín Bochino y Marcos Alsina.

Los equipos que participaron entrenaron en las canchas de la Unidad 35 y en la competencia usaron un juego de camisetas que los propios privados de libertad obtuvieron a través de sus familias.

El partido final terminó 8 a 3 en favor de Bélgica y fue dirigido por Miguel García, árbitro de AFA, quien cumple funciones como agente penitenciario en la Unidad 35.

Al respecto, García contó a Télam: “Me gusta dirigir, estudié para eso, y en esta experiencia en particular era súper interesante. Vivencié todo el campeonato, no me perdí ni un partido, pero adentro de la cancha es diferente. Es otro partido, más intenso, más dinámico, ponen todo a diferencia de un partido de la liga".

"Fue una experiencia increíble, el juego de ellos es diferente muy apasionado y de entrega, por eso fue una experiencia muy linda”, añadió el penitenciario.

Etiquetas
logo
Comentarios