noscript
La UCR quiere controlar el precio de los medicamentos con una ley de Arturo Illia
REUNIÓN CON LOUSTEAU

La UCR quiere controlar el precio de los medicamentos con una ley de Arturo Illia

Intendentes radicales piden que el partido plantee una ley similar a la llamada "Ley Oñativia", sancionada en 1964 durante el gobierno de Illia, que reestableció una política de precios, la condición de “bienes sociales” de los medicamentos y creó el Instituto antecedente de la ANMAT.

Compartir

El Foro de Intendentes Radicales se reunióla semana pasada con el gobernador bonaerense Axel Kicillof y hablaron sobre las urgencias que tienen los distritos en el sistema público de salud. 

Luego, se encontraron en Capital Federal con el senador nacional Martín Lousteau, presidente de la Unión Cívica Radical, para hablar sobre la postura del partido en el tratamiento de las leyes, el precio de los medicamentos y la paridad de género en la Corte Suprema.

Los Intendentes acercaron al presidente Lousteau una propuesta de impulso para una nueva ley de legulación del precio de los medicamentos y trabajar en un acuerdo para impulsar en la Cámara de Diputados de la Nación el tratamiento de un Proyecto de Ley con bases en la Ley Oñativia. 

La llamada Ley Oñativia, sancionada en 1964 durante el gobierno del pergaminense Arturo Illia, restableció una política de precios, estableció la condición de “bienes sociales” de los medicamentos y creó el Instituto antecedente de la ANMAT. 

El extenso diálogo de los mandatarios con el titular del Comité Nacional, incluyó la solicitud de los intendentes a los legisladores de mantener en los recintos la postura de igualdad de género que sostiene hace años el partido para cubrir los puestos vacantes de la Corte Suprema de Justicia de la Nación y promover a dos mujeres que honren el cargo. 

Por último, preocupados por el inminente tratamiento del nuevo proyecto de ley sobre el Impuesto a las Ganancias, los intendentes le solicitaron al titular de la UCR subir los pisos y mantener la Ley 27.718 de exención del tributo para las guardias médicas, ya que en todo el interior esta definición determinará si en los hospitales se puedan cubrir las guardias o si la población quede desprovista de los servicios ante las emergencias. 

La postura de los intendentes

Tras las reuniones con Kicillof y con Lousteau, diarionucleo.com dialogó con los máximos mandatarios radicales de la zona y explicaron lo que piden, pero, principalmente, por qué lo hacen.

La situación se repite en cada uno de los municipios y eso puso en alerta a los intendentes que temen que el sistema de salud público de sus pagos pueda colapsar si los vecinos siguen abandonando sus prepagas y, como consecuencia directa, pasan de ser usuarios del sistema de salud privado al público. 

Esto, en un contexto donde las Obras Sociales están dando escasa respuesta a sus afiliados y el precio de los medicamentos es otro dolor de cabeza para los máximos mandatarios. Además, el retorno del Impuesto a las Ganancias puede llevar a que los médicos tengan que volver a pagarlo, lo cual hace más difícil generar ofertas laborales tentadoras para cubrir las guardias y ya hay temor en varios distritos.

Lincoln

Diarionucleo.com habló con los jefes comunales radicales para comprender la situación en cada una de los distritos. Desde Lincoln, Salvador Serenal explicó que lo que pudieron fueron soluciones con propuestas de gestión.

En Lincoln se destina el 30,8% del presupuesto municipal al sistema de salud local. Se trata del área que mayores recursos recibe y, así y todo, dar respuesta a toda la demanda se hace difícil.

General Viamonte

El planteo de Franco Flexas también estuvo en sintonía con su par de Lincoln. También mostró preocupación por el funcionamiento de IOMA, que presenta problemas a la hora de pagarles a los hospitales públicos. “Si a las clínicas privadas le pagan 100 pesos por hacer una operación, a los hospitales municipales por la misma operación le pagan 20 pesos”, cuestionó.

A su vez, advirtió que muchos vecinos no pueden pagar sus medicamentos con los cuales hacen frente e diferentes tratamientos, y esos gastos los absorbió el municipio. “El sistema de salud empieza a tener un presupuesto de gasto mucho mayor de lo que era”, contó.

Además, Flexas pidió que los médicos no paguen Ganancias. “El año pasado eso nos permitió cubrir todas las guardias y si se llega a reeditar el impuesto podemos quedarnos sin médicos de guardia”, aseveró.

General Arenales

Érica Revilla le dijo a diarionucleo.com que el encuentro con Kicillof fue un intercambio interesante porque muchos intendentes pudieron hablar de las necesidades de cada una de las localidades. 

En cuanto a Salud dijo que “la demanda se incrementa” y que “el aumento de precios complica la compra de medicamentos”. “A veces no llegamos a suplir todas esas necesidades”, advirtió. 

En General Arenales se destina aproximadamente el 40% del presupuesto a temas de salud y más de la mitad de la plata municipal trabaja en el sistema. El distrito tiene la particularidad que sus localidades tienen prácticamente la misma cantidad de habitantes por lo que los CAPS brindan un servicio mucho más amplio que en otros lugares.

En cuanto a la posibilidad del retorno de Ganancias, Rivilla también se mostró en contra porque “los médicos tienen grandes descuentos y muchas veces los profesionales de la salud pretenden que los pague el municipio”.

Rojas

En tanto, Román Bouvier dijo que “la reunión con Kicillof fue muy positiva porque hay una instancia de diálogo entre la provincia y los intendentes”. “Planteamos varias cuestiones, entre ellas el tema IOMA, ya que los pagos en el nomenclador están con cuatro o cinco veces de diferencia entre lo que le paga a un privado y lo que les paga a los hospitales municipales. Una cesárea en el hospital la pagan 89 mil pesos y a un privado 450 mil pesos”, cuestionó.

“Los municipios nos estamos haciendo cargo de la salud pública y necesitamos el acompañamiento de la Provincia. Los medicamentos son el principal gasto que tenemos. Nosotros hoy estamos destinando el 40% del presupuesto a Salud, pero seguramente hacia fin de año estaremos gastando mucho más”, aseveró el intendente de Rojas.

Bouvier admitió que este año decidieron recortar la obra pública municipal para darle respuesta a los temas de salud.  “La decisión de este intendente es invertir en la salud pública y por ahí recortar un poco la obra pública que también es importante, pero en momentos de crisis la atención en el sistema de salud se potencia y cada vez más vecinos están pasando por nuestro hospital porque la clínica prácticamente tiene un servicio nulo”, explicó.

Florentino Ameghino

Al igual que su colega Bouvier, el intendente de Ameghino, Nahuel Mittelbach dijo que su prioridad es darle respuesta a la salud y por eso frenó todo lo que es obra pública desde el año pasado “cuando empezó el fogonazo inflacionario”. “En agosto de 2023 empezamos un programa de reducción de gastos y paralizamos toda la obra pública. Nuestra prioridad siempre está puesta en obligaciones mínimas que tienen que ver con el pago de salarios y, al mismo nivel, con ayudas sociales para familias que están en una situación cada vez más complicada, y todo lo que tenga que ver con las cuestiones de salud más urgentes. Ese es nuestro esquema de prioridades en este contexto y por supuesto continuar prestando los servicios públicos como se merecen los contribuyentes”, contó.

En Ameghino se destina entre el 40% y el 45% del presupuesto municipal a responder la demanda del sistema de salud. “Los aumentos en medicamentos e insumos hospitalarios han repercutido muy significativamente. Y en Florentino Ameghino sólo hay un hospital, no hay clínicas privadas. Esa es una de las características que tenemos, que merece especial atención”, destacó Mittelbach.

“Lo cierto es que estamos teniendo un incremento de la demanda brutal. No solamente en la atención hospitalaria, sino en las demandas de salud en general, porque mucha gente deja de tener la prepaga, pasa a su obra social y la cobertura hoy de los medicamentos es realmente escasa. Gente que antes iba a hacer consultas a pueblos vecinos, hoy viene al hospital”, soslayó el intendente.

Respecto a IOMA también dijo que “paga muy poco” pero de todos modos aclaró que “por más que tenga su deficiencia, es una obra social solidaria”. “Me parece que es algo destacable y que en momentos de mayor complejidad siempre responde”, admitió.

En cuanto al Impuesto a las Ganancias y cómo repercute en las decisiones en el distrito en materia de Salud, Mittelbach se mostró preocupado porque “siempre es un problema cubrir las guardias”.  “Hay escasez de médicos y, principalmente, que hagan guardias. Sí que que nos complicaría que vuelvan a quedar los médicos dentro del régimen de Ganancias”, sintetizó.

Comentarios
Aumento de la tarifa de gas: qué se espera para la boleta de mayo

Aumento de la tarifa de gas: qué se ...

Lectura recomendada