Fotos icónicas de la historia de Pergamino
TERCERA ENTREGA

Fotos icónicas de la historia de Pergamino

Diario Núcleo viaja al pasado para rescatar los hechos y lugares que marcaron a la ciudad y le dieron su identidad propia.

Compartir

Pese a su apariencia estática, las fotografías esconden historias que merecen ser descubiertas. En su tercera entrega, Diario Núcleo te cuenta la historia detrás de las fotos más representativas de Pergamino.

José Ignacio Rucci visitó Pergamino

El 8 de enero de 1971 fue la primera vez en la historia que un primer secretario general de la C.G.T. en funciones presidió una asamblea en Pergamino.

El lugar en el que se desarrolló la asamblea presidida por Rucci fue en el local de la Unión Ferroviaria. Según las crónicas de la época, la llegada del mítico dirigente sindical perteneciente a la Unión Obrera Metalúrgica (UOM) despertó expectativas en los sindicalistas pergaminenses como también en los sectores vinculados a la actividad gremial local de la época. 

  • Fotografía de Rucci durante el asado en su honor en la quinta de los Canillitas

Rucci llegó a Pergamino manejando un Torino blanco junto a cuatro acompañantes. Su auto fue custodiado por otros dos, uno por delante y el otro por detrás, y, según las crónicas periodísticas, los custodios del líder sindical veían en cada persona que se acercaba a él un presunto sospechoso y actuaban de manera exagerada. 

Rucci presidió la asamblea en el local ubicado en la calle Alsina ante 200 personas, y luego del acto se trasladó hacia la quinta de los Canillitas en donde participó de un asado en su honor a la medianoche.

Dos años después, el 25 de septiembre de 1973, el dirigente, quien fuera la palanca gremial de Perón durante su tercera presidencia, murió víctima de 23 impactos de bala en la puerta de su hogar en el barrio de Flores.

La Rural Campeón Argentino de Pato

El 12 de abril de 1970 el pato pergaminense dejó su marca en la historia cuando el equipo La Rural de Pergamino ganó el Campeonato Argentino de Baja Ventaja disputado en el Campo Argentino de Pato, en Buenos Aires.

Los deportistas pergaminenses que lograron aquella proeza fueron Manuel Ozafrán, Alberto Ferrari, Ignacio Severo Castro, Alberto Castro y Carlos Ozafrán. El equipo venció en la final a El Siasgo por 10 a 9.

  • El equipo campeón de La Rural de Pergamino

Las crónicas de la época remarcan que el equipo de Pergamino no estaba dentro de los favoritos y mucho menos era candidato a ganar el partido final ya que su rival había marcado 20 goles en la semifinal.

"Recibimos 3 goles de ventaja y ya en el primer tiempo nos emparejaron. En la segunda etapa nos salieron todas y pasamos a ganar 8 a 4. El Siasgo se dio cuenta que todo se le complicaba. En el tercer tiempos ellos levantaron, y fue en ese período donde nos superaron con la caballada que a nosotros durante todo el partido se nos portó maravillosamente bien, acercándose 9 a 7. El cuarto tiempo fue muy parejo y tratamos de mantener la ventaja. Logramos un gol en el quinto llegando al último tiempo con un 10 a 7 que nos tranquilizaba pero no estaba todo dicho. En la etapa final ellos hicieron dos goles y por fin terminó. Ganamos 10 a 9 y empezamos a llorar todos como chicos", dijo Manuel Ozafrán.

El Pegaminazo

En 1970, y en el marco del ciclo de movimientos de protesta estudiantil abierto por el “Cordobazo” y coincidiendo con los paros nacionales convocados por la CGT durante los meses de mayo y noviembre de ese año, se dieron en la ciudad de Pergamino una serie de manifestaciones, que encontraron unidos a estudiantes y trabajadores en oposición a las políticas llevadas a cabo por el régimen imperante.

La manifestación más recordada se llevó a cabo el jueves 12 de noviembre de 1970 en la esquina de Pueyrredón y San Nicolás, en donde un grupo de jóvenes estudiantes y no estudiantes junto a la clase obrera se reunieron a las 20 horas para realizar una asamblea. La convocatoria se llevó a cabo en el contexto de un paro nacional que duró 36 horas.

  • Fotografía de la asamblea convocada en Pueyrredón y San Nicolás

La crónica periodística de la Revista 15 Días, aseguró que en ese primer momento el grupo de personas reunidas no superaban las 150 personas y que fue allí en donde comenzaron los primeros cohetes, baterías y petardos.

Al culminar el acto, que según las crónicas duró cinco minutos, entre 300 y 400 personas decidieron marchar hacia el Palacio Municipal por la calle San Nicolás, y al llegar a la esquina de Dorrego comienzan los primeros incidentes entre los manifestantes y la fuerzas policiales.

Los manifestantes decidieron marchar hacia la casa del entonces Comisionado de Pergamino, Federico Di Napoli, ubicada en Italia casi Castelli, a pedirle que entregara las llaves de la Municipalidad para que "el pueblo aquí reunido entre a gobernar por sí mismo". En ese mismo lugar comienzan a surgir nuevamente incidentes y la situación pasa a mayores.

  • Los bomberos apagando uno de los muchos incendios iniciados por los manifestantes

Desde las 21 hasta las 22:30 de aquel jueves de noviembre de 1970, se produjeron numerosísimas fricciones entre la policía y los manifestantes. Aparecieron fogatas fugaces en por casi toda la peatonal San Nicolás y los manifestantes comenzaron a intentar construir algunas barricadas.

La infantería se dividió en dos grupos y los patrulleros comenzaron a recorrer las calles del centro de la ciudad. Al principio los detenidos fueron 13 y al llegar la medianoche la cifra ascendió a 30, que en su mayoría eran jóvenes. Para calmar los ánimos, la policía comenzó a liberar a los menores de edad detenidos durante la madrugada y reforzó la seguridad. Al día siguiente la jornada de paro continuó con la mayoría de los comercios de Pergamino cerrados.

Sandro cantó en Pergamino

'El Gitano' se presentó por primera vez en la ciudad el 24 de enero de 1971 en el Club San Telmo que estaba ubicado en el barrio Acevedo.

Según las crónicas de la época, el club debió hacer un esfuerzo económico importante para poder traer al ídolo en pleno apogeo a la ciudad y es por eso que el precio de las entradas fue elevado. Los hombres que no eran socios del Club San Telmo debieron pagar mil pesos la entrada, que para aquellos tiempos significaba mucho dinero.

Sandro cantó solamente 8 de sus canciones en aquella presentación. A continuación un fragmento de la entrevista realizada por el periodista de la Revista 15 Días a Roberto Sánchez.

  • Sandro en pleno show en el Club San Telmo de Pergamino

-  ¿Tenés conciencia de ser el intérprete más popular de Argentina?

- Bueno, no lo sé con seguridad pero hay algo que me lo dice y es ese público que me sigue y que me aplaude. No sé si a mi o a mis canciones. Me halagaría que esto fuera cierto, pero me incumbe demasiado. Quiero decirte que poco me importa ser el mejor...lo que sí, y esto es fundamental para mí: seguir haciendo lo mío y con toda intensidad.

- Sandro ¿quién elige tus canciones?

- Yo mismo. Hace poco me preguntaba un periodista de la Capital qué esquema utilizaba para mi elección. ¿Esquema? Ninguno, che. Yo canto las canciones que a mí me gustan. A veces obras muy viejas que ni siquiera sé a quién pertenecen. Las encuentro lindas. Y para mí, lo fundamental es que las canciones sean lindas.

- ¿Te interesan las canciones de protesta?

- No. Yo no protesto cantando. Lo que sí, y valga lo redundante, quiero que mis canciones sean un testimonio de belleza....de amor.

Comentarios