En salud están preocupados por el nuevo caso de hepatitis
INVESTIGADORES EN ALERTA

En salud están preocupados por el nuevo caso de hepatitis

Con el primer caso reportado en el país, varias preguntas rodean a la dolencia. Hipótesis y prevención

Compartir

¿Un caso importado, llegado en avión, presumiblemente desde el Reino Unido, o uno derivado de un adenovirus presente en nuestro país? Estas son las dos hipótesis más fuertes que manejan los investigadores en torno al origen del primer contagio de hepatitis aguda en niños que se reportó en la antevíspera en Rosario.

Como infomara ayer este diario, el primer afectado por la enfermedad en el país es un niño de 8 años de esa ciudad santafesina que cursa una hepatitis grave de origen aún desconocido -un cuadro que se presentó en casi 230 niñas y niños de 20 países y que mantiene en alerta a la comunidad científica mundial-, se encuentra “en terapia y estable”, informaron ayer fuentes sanitarias de la provincia. 

“Se detectó el caso en la ciudad de Rosario de un niño de 8 años con una hepatitis severa de causa aún no determinada. Está en proceso de investigación y estudio. Se han descartado las hepatitis A, B y C pero estamos esperando los resultados de D, E y otras causales que siempre estudiamos”, dijo ayer en conferencia de prensa la ministra de Salud de Santa Fe, Sonia Martorano. En tanto, indicó que se descartaron otros brotes en el núcleo familiar del niño, por lo que los médicos determinaron que se trata de “un caso aislado”. En ese marco la ministra precisó que actualmente el menor “se encuentra en terapia y estable”.

El 15 de abril de 2022, la Organización Mundial de la Salud (OMS) publicó un alerta sobre casos de hepatitis aguda grave de causa desconocida en niños en el Reino Unido y desde entonces se notificaron más casos. “No hablamos de casos confirmados porque actualmente la causa especifica es desconocida y bajo investigación. Los casos reportados se refieren a niños con una hepatitis aguda grave donde no se identificaron las hepatitis A, B, C, D o E.”, indicó la OPS/OMS en su página oficial en un comunicado del 3 de mayo.

El miércoles, Enrique Pérez, jefe de Información sobre Emergencias Sanitarias y Evaluación de Riesgos de la OPS, señaló que hasta el momento hay “228 casos probables que fueron notificados por 20 países, principalmente de la región de Europa, pero también de las Américas, del Pacífico Occidental y del Sudeste Asiático. 19 de estos niños han sido sometidos a trasplante de hígado y uno falleció”.

Entre los científicos, la enfermedad todavía instala muchas preguntas, La médica infectóloga Leda Guzzi, detalló por caso, que “se trata de cuadros de inflamación hepática aguda que se presentan en niños y niñas de hasta 16 años cuya causa aún se desconoce”, aunque “existen un par de hipótesis en torno a que podría tratarse de una infección gatillada por un adenovirus, concretamente por el subtipo F41, que es un virus que normalmente da un cuadro banal gastrointestinal y que sólo muy ocasionalmente puede dar cuadros de hepatitis grave en personas con inmunodepresión severa”.

La especialista señaló que “otra hipótesis gira en torno a la posibilidad de que se trate de una manifestación inflamatoria post Covid, como las que producen el síndrome inflamatorio multisistémico que está bien descripto en niños y niñas y que es bastante infrecuente también”.“En este caso no se trataría de la acción directa del virus, sino que es el sistema inmune desregulado el que genera el cuadro de inflamación multisistémica eventualmente hepática; se estudian además otras causas que puedan tener que ver con un origen tóxico o infeccioso”, indicó. Guzzi destacó que “es importante enfatizar que no hay ninguna vinculación con la vacuna anticovid; de hecho según las primeras notificaciones ninguno de estos niños y niñas estaban vacunados para SARS-Cov-2”.

En relación a los síntomas, describió que son “cuadros de gastroenteritis, dolor abdominal, diarrea y vómitos que preceden el advenimiento de la ictericia, es decir al color amarillento de piel y mucosas; las hepatitis suelen manifestarse con ictericia, emisión de orina oscuras y materia fecal clara, y ocasionalmente fiebre”. “Al desconocerse el origen tampoco se sabe si se trata de una enfermedad infectocontagiosa, por lo que las medidas preventivas por ahora son universales y tienen que ver con la higiene de la tos y el lavado de manos”, sostuvo.

Comentarios
Afirman que pocos chicos comen sano

Afirman que pocos chicos comen sano

Lectura recomendada