Natalia Oreiro pasó de interpretar a Evita a estar al frente de un reality
NOVEDADES DE LA PANTALLA CHICA

Natalia Oreiro pasó de interpretar a Evita a estar al frente de un reality

La actriz está fascinada con la conducción de “¿Quién es la máscara?”, el show que desde el lunes animará por Telefé.

Compartir

La actriz Natalia Oreiro contó ayer que está “muy ilusionada” con su próximo rol de conductora en el certamen televisivo “¿Quién es la máscara?” con el que debutará la próxima semana por la pantalla de Telefé.

El big show musical del que serán parte 24 figuras de la escena local se estrenará el lunes a las 22.30 y tendrá la participación en el rol de “investigadores” de la identidad de los enmascarados a Wanda Nara, Roberto Moldavsky, Karina “La Princesita” y Lizy Tagliani, quienes a través de su intuición e imaginación tendrán que develar quiénes son los personajes.

“Tengo mucha ilusión; estoy como una nena: como que me dejaron de repente en un cuarto lleno de juguetes, esa es mi sensación”, contó Oreiro en diálogo con la prensa en el lanzamiento del envío en los estudios de Telefé.

La actriz y cantante, quien estrenó a fines de julio “Santa Evita”, estará al frente de esta propuesta en la que figuras de las más variadas disciplinas competirán al desplegar su destreza musical y ocultar su identidad con máscaras y trajes de pies a cabeza. Tanto los investigadores como el público serán quienes voten por las mejores performances y, cada día, habrá un eliminado que finalmente se quitará la máscara y revelará su identidad.

“Hace como un año que me lo habían ofrecido pero estaba con ‘Santa Evita’ e ‘Iosi’, y me negué cuando me propusieron conducción. Ya años atrás me habían propuesto y dije: ‘Yo no soy conductora’”, explicó respecto de la génesis de su participación en el proyecto.

“Sentía que no me había preparado para ese rol y lo difícil de mostrarte vos 100 por ciento, que es lo que voy a hacer acá, y después componer un personaje. Siento que es más complejo verme a mí a la noche siendo yo y después haciendo “Santa Evita”, “Gilda” o “Iosi’” porque se mezclan los registros.

“Por eso era reticente. Me mandaron para que viera un poco porque no tenía idea del formato en otros países. Cuando lo puse, vino mi hijo Atahualpa, que quedó tildado, y me dijo que lo tenía que hacer. Y ahí sentí: ‘qué bueno poder hacer un programa en televisión abierta, que es donde empecé, y que mi hijo lo pueda ver’, porque muchas de las cosas que hago no las puede ver”, destacó.

Comentarios