noscript
La sensibilidad social del actual gobierno
OPINIÓN

La sensibilidad social del actual gobierno

El analista Aldo García López se pregunta si estará el gobierno evaluando las consecuencias de este ajuste brutal y sus consecuencias a corto plazo

Compartir

Hace ya algunos días se publicaron en este medio dos notas de mi autoría donde señalaba por un lado el inicio de la temida estanflación, recesión con inflación, cuyas consecuencias hoy estamos viendo. Una caída muy importante en el consumo de todos los rubros que está poniendo en aprietos a todas las Pymes y monotributistas que no tienen respaldo para sostener mucho tiempo esta situación, que tendrán también a partir de este mes un brutal aumento de la energía eléctrica, ya que quedan afuera del subsidio que les otorgaba el gobierno.

También con un nuevo régimen de los alquileres que quedan liberados al acuerdo de partes entre propietario e inquilino, que ya sabemos quién llevará las de perder.

Toda esta situación, a no dudarlo, llevará como consecuencia el cierre de muchas Pymes y pequeños emprendedores que no podrán soportar este ajuste, por eso me pregunto: ¿Estará el gobierno evaluando las consecuencias de este ajuste brutal y sus consecuencias a corto plazo?.

La otra nota a la que hago mención tiene que ver con la alternativa que tiene el gobierno de un importante ingreso de divisas a partir de marzo como consecuencia de una cosecha muy importante del campo, que le dejará en concepto de retenciones más de U$S 10.000 millones, que podría en parte destinar a la ayuda de las clases más bajas, la clase media y jubilados, que serán los que más van a sufrir este ajuste brutal  en mayor medida, hasta tanto la economía pueda estabilizarse, con una inflación en baja y contenida. De otra manera, la cantidad de pobres aumentará sin lugar a dudas y estaremos a un paso de estallidos sociales no deseados.

Aquí entonces se verá si el gobierno tiene la sensibilidad social que se requiere en estas circunstancias y aplica las medidas necesarias para que los ajustes en marcha, que en buena medida son justificados, tengan un impacto atenuado en las clases sociales más desprotegidas.

Esta semana ya hemos visto como el gobierno ha tenido que dar marcha atrás con el DNU y retirarlo a comisión nuevamente para ver si puede acordar algunos cambios con la oposición.

Además, esta semana se conoció un informe de una Consultora de la capital donde señala que para reducir el déficit fiscal (gastos mayores a los ingresos) el gobierno redujo sus gastos en primer término, con el pago a los jubilados, en segundo término, en la reducción de la obra pública y en tercer término, en las transferencias a los gobernadores. Por lo que puede apreciarse “la casta política”, por ahora no fue tocada como prometió el Sr. Presidente. 

Si este escenario cambiara, entonces todos  empezaremos a pensar que un gobierno liberal no solo defiende a una clase social sola, sino que gobierna para todos los argentinos. 

Aldo García Lopez
DNI 4974484

Comentarios
Enredados

Enredados

Lectura recomendada