noscript
El gran desafío del peronismo no K de armarse en la Provincia
TRAS EL ANUNCIO DE SCHIARETTI Y URTUBEY DE QUE IRÁN A LAS PASO

El gran desafío del peronismo no K de armarse en la Provincia

Existe diálogo con intendentes y referentes distritales. El antecedente de la última elección y la ilusión de sumar a Manes

Compartir

Juan Schiaretti y Juan Manuel Urtubey dieron el primer paso para delinear una propuesta peronista no kirchnerista que compita en las elecciones nacionales de este año. El gobernador de Córdoba y el ex mandatario salteño anunciaron que irán a las Paso para definir la candidatura presidencial de un espacio “antigrieta”, tal cual lo definieron.

Se trata de un nuevo intento por plantar en el escenario una propuesta peronista alejada del kirchnerismo que en los últimos años no ha obtenido un favor considerable de la gente. El 4,4 por ciento que cosechó Florencio Randazzo en la Provincia en los comicios de 2021 como aspirante a diputado nacional, fue el último registro de la performance de esta oferta al menos en territorio bonaerense. Ese resultado deja en claro el enorme desafío de construcción que el entente de Schiaretti y Urtubey afronta en el principal distrito del país. 

Si bien el anuncio es bien reciente y por lo tanto el proceso de acumulación política comenzará en las próximas semanas, de esta posibilidad se venía hablando desde hace largos meses. Incluso en una reciente entrevista con este diario, Urtubey anticipó que el peronismo no kirchnerista tendría su candidato presidencial.

La confirmación ahora acelerará los tiempos del armado bonaerense que tiene sus principales cabezas visibles en la Cámara de Diputados de la Nación. En el denominado bloque Federal conviven nombres como los de Graciela Camaño, el propio Randazzo y Alejandro “Topo” Rodríguez, un dirigente de confianza del ex ministro Roberto Lavagna.

Fuentes del sector afirman que hay diálogo con distintos sectores del peronismo bonaerense, incluso con varios intendentes que hoy reportan al esquema del Frente de Todos. De ahí a que peguen el salto, existe un trecho grande, pero los contactos, existen.

Las conversaciones se extienden a otros sectores del PJ que vienen manteniendo diferencias con el kirchnerismo, acentuadas desde la llegada de Máximo Kirchner a la presidencia del partido en la Provincia. Incluso, con algún que otro dirigente que no se fue en muy buenos términos del gobierno nacional que conduce Alberto Fernández

Con todo, algunos movimientos ya se han concretado. Antes de que se anunciara el acuerdo nacional, se organizó el 19 de diciembre un acto en San Martín, donde un grupo de dirigentes lanzó la candidatura a gobernadora de Graciela Camaño. En esa movida estuvieron presentes Urtubey y “Topo” Rodríguez.

Fuentes del espacio señalan que Camaño no rechazó esa alternativa, a pesar de que culmina su mandato como diputada nacional a fines de este año.

En línea con las especulaciones que surgieron tras el anuncio de que el peronismo no K tendrá lista, hay quienes creen que habría que buscar un nombre conocido para encabezar otra de las listas taquilleras que estarán en el cuarto oscuro y que las distintas fuerzas “vestirán” con candidatos de renombre.

Se trata de la nómina de senadores nacionales para la que, en el caso del Frente de Todos, se hablaba de Cristina Kirchner hasta que la vicepresidencia dijo que no competiría por considerarse proscripta tras el fallo judicial en su contra en la causa Vialidad.

En el peronismo federal se especula con que ahora las alternativas del oficialismo podrían ser el ministro del Interior, Eduardo “Wado” De Pedro. O la que supone el ex gobernador Daniel Scioli.

Si bien no largan nombres a la cancha, una de las posibilidades es que Randazzo pudiera ser la apuesta fuerte para esa lista.

Claro que la idea de este armado es sumar no sólo dirigentes de extracción peronista sino también de otras procedencias para robustecer una oferta más amplia.

LA APUESTA

Una de las grandes apuestas pasa por Facundo Manes, uno de los precandidatos presidenciales radicales de Juntos por el Cambio. El neurocientífico mantiene una muy buena relación con Schiaretti, con quien se ha reunido en varias oportunidades y comparte la idea de “saltar la grieta”. Por ahora son sólo especulaciones y habrá que ver cómo se desenvuelve la interna de JxC y el rol que podrá o se dejará jugar a Manes.

“Hay mucho trabajo por hacer en la Provincia porque hay un gobernador (Axel Kicillof) que está en el Frente de Todos y que no desdoblará la elección”, señalan fuentes del PJ no K. En muchas otras provincias los mandatarios se cortaron solos y jugarán su suerte en fechas distintas. Ahí creen ver chances de acuerdos, formales o subterráneos, con esos gobernadores en los que en sus distritos el kirchnerismo no tiene una gran base de apoyo.

 

Comentarios
Comandante Che Milei

Comandante Che Milei

Lectura recomendada

A veces los hechos políticos hay que analizarlos no solo por lo que producen, sino también por lo que...