La disputa por las candidaturas empiezan a acelerarse
PANORAMA POLÍTICO NACIONAL

La disputa por las candidaturas empiezan a acelerarse

El encarecimiento del costo de vida, que llevó la canasta básica a $92.500, y la interna del FdT, hicieron más evidente la disputa de poder en los principales espacios políticos. El Presidente, que ya recibe cuestionamientos de dirigentes propios, resiste el desafío del kirchnerismo por establecer una mesa nacional.

Compartir

Hay coincidencia en el peronismo y en Juntos por el Cambio en que ha sido la crisis política y económica que envuelve al Gobierno la que ha adelantado el debate electoral sobre 2023 y, al mismo tiempo, evidenciado las pujas hacia dentro de las dos grandes coaliciones como forma de delinear futuras candidaturas.

Todo parte de una debilidad política de Alberto Fernández que ha quedado expuesta con la falta de acompañamiento de su propio espacio al acto que le organizó último viernes la Uocra. En este contexto, tampoco ayuda el devaneo del jefe de Estado para trazar políticas económicas: esa misma mañana había pedido a la oposición que lo acompañe para poder aumentar las retenciones a las exportaciones, una medida que antes había rechazado el ministro Martín Guzmán (Economía) y después, Julián Domínguez (Agroindustria).

Son estas inconsistencias en el modelo que impulsa el Ejecutivo las que inevitablemente reavivan la interna del oficialismo. Y tampoco logran anclar las expectativas inflacionarias. 

Esta semana Alberto F. buscó cerrar la causa que le inició la Justicia por haber vulnerado el DNU que había firmado para establecer una cuarentena contra el Covid al participar de la fiesta de cumpleaños de su mujer, en Olivos. Los pagos por $1.600.000 que ofreció como resarcimiento difícilmente logren cerrar la herida en la sociedad que provocó un hecho al que, en primer término, había negado. Ahora el padre de Solange, la chica que murió por una enfermedad oncológica en Córdoba en 2020 y no pudo ser despedida por sus familiares por el cierre de las fronteras provinciales que regulaba aquella normativa presidencial, intentará que no se clausure el expediente.

La ausencia de muchos líderes gremiales en el encuentro organizado en el predio de la Uocra de Esteban Echeverría se explica más por el incumplimiento de las promesas oficiales al sector que por la interna del Frente de Todos, las deudas con las obras sociales son un tema fundamental para los sindicalistas. Es por eso que la semana próxima se podría anunciar una movilización en contra de “la inflación” que, si bien no estaría dirigida directamente en contra del Ejecutivo, tendría como foco un fenómeno que no puede controlar.

El debate interno del peronismo tuvo ayer, asimismo, una postal inusual. El camporista Wado de Pedro convocó a una cumbre en Mendoza a la que asistieron además de los incondicionales de la Vicepresidenta, el gobernador Sergio Uñac (San Juan), el único jefe provincial que estuvo en Echeverría, y el ex mandatario salteño, Juan Manuel Urtubey, representante de un PJ que busca “un camino del medio”. De hecho, había sido uno de los integrantes de la cumbre “antigrieta” de la que participaron peronistas como Juan Schiaretti, radicales como Gerardo Morales o dirigentes PRO como Rogelio Frigerio, una propuesta que ha despertado expectativas entre los dirigentes de los dos grandes partidos políticos de la Argentina, que intentan generar una propuesta “superadora del kirchnerismo y del macrismo”.

Ampliación del Frente de Todos

La excusa, de encuentro en Mendoza, fue debatir también la ampliación del FdT de cara a 2023. Los discursos, con todo, versaron sobre la necesidad de establecer un verdadero federalismo en la gestión y el ministro del Interior incluso propuso mudar la sede de YPF de capital a una jurisdicción petrolera. Luego en el “albertismo” ironizaron que Cristina fue bastante “unitaria” en el manejo de los recursos cuando fue presidenta y que hoy La Cámpora no duda en aumentar un “30 por ciento las naftas” desde la petrolera estatal sin que importe el efecto multiplicador de la inflación que tiene cualquier incremento en el precio de los combustibles. Los albertistas también le enrostran a quienes manejan la política energética la escasez y el encarecimiento del gasoil en el mercado do negro en Santa Fe justamente en la época de las cosechas.

El primer mandatario sigue meditando un recambio en su gabinete. Algunos colaboradores se ilusionan que en el acto de conmemoración del 25 de Mayo -seguramente se ausentará del tradicional Tedeum a causa de su frío vínculo con el Papa Francisco- esboce un virtual relanzamiento del Gobierno. Otros ministros “albertistas”, que incluso lo acompañaron el último viernes, no pueden ocultar sentimientos de “bronca y resignación” hacia la zigzagueante postura del primer mandatario. “Estamos cansados del uso del potencial que hace hasta en charlas privadas, como cuando dice habría que hacer tal cosa”, graficó un funcionario consultado. 

Debates en Juntos por el Cambio

En Juntos por el Cambio, en tanto, también se aceleraron los debates internos en la medida que perciben más cercana la vuelta al poder, afloran inevitables discrepancias ideológicas. Mauricio Macri aparentemente embiste contra los radicales y trata de afirmarse como el líder del liberalismo reduciéndole el espacio a Javier Milei. Los radicales se niegan a poner límites al ingreso a Juntos a dirigentes de otros partidos pero desde Mendoza, se afirmó que existen precipicios entre los radicales y quienes pregonan la disolución del Banco Central o la privatización de la enseñanza.

En Provincia, en tanto, la grilla de candidatos estaría más definida con la puja de Diego Santilli contra Cristian Ritondo en el partido amarillo al tiempo que en la UCR empiezan a sonar nombres como el platense Martín Tetaz o el titular del Comité provincial, Maxi Abad, como posibles aspirantes al sillón de Dardo Rocha.

En el armado opositor aseguran que “después del Mundial”, esto es, en enero próximo, comenzará la etapa de “precampaña” de los principales candidatos nacionales. Horacio Rodríguez Larreta ya realiza bajadas semanales al Conurbano y mensuales al interior y recorridas dominicales por el “conurbano profundo” -hace una semana estuvo en una villa de La Matanza- bajo la lógica de los encuentros de cercanía que llevaba a cabo Macri durante su presidencia.

El alcalde porteño combina este aceitado mecanismo con reuniones con empresarios de la poderosa AEA (Asociación Empresaria Argentina) y también con historiadores económicos como Pablo Gerchunoff o Juan Carlos Torre, que viene de editar el comentado “Diario de una Temporada en el Quinto Piso”, sobre la etapa alfonsinista signada la crisis de la deuda y la inflación.

En el entorno del alcalde porteño aseguran que no reniega del regreso a la política activa de Macri pero que, para diferenciarse ante una eventual disputa electoral interna, se encarga de afianzar el vínculo con los socios radicales, que vienen de ser cuestionados por el ex presidente.

La semana próxima la UCR realizará una nueva Convención Nacional que buscará ordenar su propia interna y donde uno de los candidatos a presidirla es Gastón Manes, hermano de Facundo.

Comentarios