Rusia suspendió por tres días  el suministro de gas a Europa
CRISIS ENERGÉTICA DETRÁS DE LA GUERRA

Rusia suspendió por tres días el suministro de gas a Europa

Compartir

La empresa energética estatal rusa Gazprom confirmó ayer que suspendió por tres días el envío de gas a través del gasoducto Nord Stream, que provee suministro a Europa, en medio de las tensiones entre Rusia y las potencias occidentales por la guerra en Ucrania.

La firma ya había anticipado este nuevo corte, en medio de una escalada de los precios de la energía en el continente, argumentando obras “rutinarias de mantenimiento” técnico. “El suministro por el Nord Stream fue suspendido por completo, hoy inician las labores rutinarias de mantenimiento en una estación de compresores”, comunicó la compañía en su cuenta de Telegram citada por la agencia de noticias Sputnik.

De acuerdo a Gazprom, las obras tienen lugar en la estación rusa de Portovaya, desde donde parte el gas en dirección al norte de Alemania y de allí a otros países europeos.

Este mantenimiento programado hasta el sábado debe realizarse “cada 1000 horas”, aseguró la empresa energética rusa, propietaria del gasoducto. Pero en el contexto de la guerra en Ucrania, la energía se encuentra en el centro de las sanciones y contrasanciones entre el Kremlin y Europa, que acusa regularmente a Rusia de usar el gas “como un arma”.

Comentarios