Gimnasia de La Plata pedirá ser querellante en la causa por los incidentes en el partido con Boca
VIOLENCIA EN EL FUTBOL

Gimnasia de La Plata pedirá ser querellante en la causa por los incidentes en el partido con Boca

El Gobierno de la Provincia de Buenos Aires calificó de "inadmisible" lo sucedido en la noche platense y anunció que el jefe del operativo (Juan Gorbarán) fue apartado de la fuerza

Compartir

El club Gimnasia y Esgrima de La Plata pedirá constituirse como querellante en la causa judicial que investiga los incidentes ocurridos anoche en las inmediaciones del estadio Juan Carmelo Zerillo poco después de comenzado el partido con Boca, lo que produjo la muerte de un hincha y decenas de heridos por impacto de balas de goma.

Así lo informaron a Télam voceros de la Comisión Directiva encabezada por el presidente Gabriel Pellegrino, quienes detallaron que dejaron esa presentación en manos del abogado Mariano Cúneo Libarona, quien ya fue contratado para la representación del club ante la justicia.

Las fuentes indicaron que "hoy mismo" se hará la presentación judicial "para defender los intereses de los socios e hinchas que fueron víctimas del accionar de las fuerzas de seguridad y del mal manejo de la situación".

"Como dirigentes, nuestra obligación es cuidar los derechos de los socios y tenemos que ir hasta las últimas consecuencias. El club destina mucho dinero en operativos de seguridad, así como en seguridad privada adicional, por lo que no podemos dejar que traten a nuestra gente de la manera que se lo hizo", indicaron desde Gimnasia.

Un hombre de 57 años, identificado como César "Lolo" Regueiro, murió anoche en el estadio del Bosque y decenas de hinchas resultaron heridos por balas de goma tras la represión de la policía bonaerense hacia una multitud que se encontraba en las afueras de la cancha con intención de ingresar.

Regueiro sufrió una descompensación producto de la atsmósfera irrespirable por los gases lacrimógenos, fue atendido en el lugar y trasladado en ambulancia privada al hospital San Martín, donde llegó sin vida, según el parte del Ministerio de Salud de la provincia.

La muerte del hincha de Gimnasia, ocurrida tras la suspensión del partido con Boca Juniors a los 9 minutos del primer tiempo, fue condenada en comunicados oficiales por ambos clubes y también por la Asociación del Fútbol Argentino (AFA), entre otros.

El Gobierno de la Provincia de Buenos Aires calificó de "inadmisible" lo sucedido en la noche platense y anunció que el jefe del operativo (Juan Gorbarán) fue apartado de la fuerza "para que se pongan todos los elementos a disposición del fiscal que está interviniendo".

Además de la persona fallecida, ocho simpatizantes lastimados fueron atendidos en dos hospitales de La Plata, según el parte del Ministerio de Salud provincial, aunque el propio Pellegrino y testigos de los disturbios aseguraron que los heridos por balas de goma fueron decenas.

Durante los primeros minutos del partido, que enfrentaba a dos aspirantes al título en la Liga Profesional, la policía bonaerense reprimió a la multitud y el humo de los gases lacrimógenos provocó un desbande dentro del estadio.

Miles de hinchas, tras comprobar que las salidas estaban cerradas por disposición del operativo de seguridad, tuvieron que saltar al campo de juego para poder escapar del ahogo y el ardor generado por los gases.

La justicia investiga si los incidentes pudieron estar generados por una sobreventa de entradas para el partido, hecho que fue rotundamente desmentido por el presidente de Gimnasia, Gabriel Pellegrino, en declaraciones periodísticas que realizó anoche y que volvió a repetir hoy.

Comentarios