Protestas masivas en Israel tras el despido del Ministro de Defensa
INDIGNACIÓN DE LOS CIUDADANOS

Protestas masivas en Israel tras el despido del Ministro de Defensa

Yoav Gallant criticó su polémica reforma judicial y calificó el proyecto de ley como “una amenaza clara, inmediata y tangible”.

Compartir

Decenas de miles de israelíes salieron a las calles de diversas ciudades del país ayer por la noche en un brote espontáneo de indignación, luego de que el primer ministro Benjamin Netanyahu despidió abruptamente a su ministro de Defensa por oponerse al plan de reforma judicial impulsado por el mandatario.

Manifestantes en Tel Aviv bloquearon una carretera y encendieron grandes hogueras, y la policía forcejeó con inconformes que se reunieron frente a la vivienda privada de Netanyahu en Jerusalén.

La agitación profundizó una crisis que se vive desde hace meses en torno al plan de Netanyahu de reformar al poder judicial, un plan que ha desatado protestas multitudinarias, ha generado nerviosismo entre los empresarios y exjefes de seguridad, y ha sido recibido con preocupación en Estados Unidos y otros países aliados.

El despido del ministro de Defensa Yoav Gallant es un indicio de que el primer ministro y sus aliados impulsarán con todas sus fuerzas el plan de reforma esta semana. Gallant había sido el primer alto integrante del Partido Likud en oponerse abiertamente a él, bajo el argumento de que las profundas divisiones que había provocado en el país amenazaban con debilitar a las fuerzas armadas.

En un breve comunicado, la oficina de Netanyahu indicó ayer que el premier había echado a Gallant. Posteriormente Netanyahu tuiteó: “Todos debemos permanecer firmes en contra del rechazo”.

Decenas de miles de israelíes protestaron tras el anuncio de Netanyahu, bloqueando la carretera Ayalon —la principal vía de tránsito de Tel Aviv_, transformándola en un mar azul y blanco de banderas israelíes y encendiendo una enorme hoguera en medio de ella.

Hubo manifestaciones en Beerseba, Haifa y Jerusalén, donde miles de personas se reunieron frente a la residencia privada de Netanyahu. La policía forcejeó con los inconformes y usó un cañón de agua contra ellos. Miles de personas marcharon desde la residencia hasta la Knéset, el parlamento israelí.

Inon Aizik, de 27 años, dijo que acudió a manifestarse frente a la casa de Netanyahu porque “están ocurriendo cosas malas en este país”, y consideró que la reforma judicial es una “operación legislativa relámpago”. Netanyahu despidió a Gallant menos de un día después de que el ministro, un exgeneral, pidiera una pausa en el controvertido proyecto de ley hasta el feriado del Día de la Independencia el mes próximo, bajo el argumento de que hay gran agitación en las fuerzas armadas.

Gallant había expresado su preocupación de que las divisiones en la sociedad estuvieran afectando el ánimo de los militares y envalentonando a los enemigos de Israel. “Veo cómo la fuente de nuestra fuerza está siendo erosionada”, advirtió.

Comentarios