Bolsonaro complicado tras la detención de un exdiputado aliado
EL PRESIDENTE BUSCA DESPEGARSE

Bolsonaro complicado tras la detención de un exdiputado aliado

Se trata de Roberto Jefferson, quien le arrojó dos granadas y disparó con fusiles a dos policías federales que habían ido a arrestarlo por violar la prisión domiciliaria que pesaba sobre él.

Compartir

La detención de un exdiputado aliado de la ultraderecha brasileña que le arrojó dos granadas y disparó con fusiles a dos policías federales que habían ido a arrestarlo podría incidir negativamente en la última semana de campaña electoral del presidente Jair Bolsonaro, quien rápidamente intentó despegarse del personaje.

Se trata de Roberto Jefferson, un exdiputado aliado de la ultraderecha que estaba condenado por golpismo y cumplía una prisión domiciliaria que violó, razón por la cual los policías fueron a detenerlo.

Atrincherado durante casi ocho horas en su mansión, Jefferson, líder del Partido Trabalhista Brasileño del candidato presidencial ultraderechista conocido como Padre Kelmon, podría causarle dolores de cabeza a Bolsonaro en la recta final de la campaña, sobre todo porque filmó videos reivindicando dispararle a la policía en nombre de la "libertad" y contra la corte suprema.

En una entrevista de la oficialista TV Record, de la Iglesia Universal, un show que era un debate al que Lula avisó que no iría, Bolsonaro llamó "delincuente" a Jefferson, a quien le soltó la mano luego de tres años de alianza en una campaña lanzada para enfrentar a la ultraderecha con el Supremo Tribunal Federal y el Tribunal Superior Electoral. Bolsonaro también dijo que "no existe ninguna foto de ambos" pero rápidamente salieron de los archivos oficiales las imágenes del presidente y Jefferson en la Casa de Gobierno, en audiencias oficiales, al punto que el atrincheramiento armado del exdiputado fue apoyado en las calles por activistas bolsonaristas al grito de "Libertad" y "Cierren la corte suprema".

Comentarios