Putin amenazó con dejar sin gas y petróleo a Europa
CONFLICTO

Putin amenazó con dejar sin gas y petróleo a Europa

De todos modos afirmó que Rusia no usa la energía como un “arma”.

Compartir

Vladimir Putin amenazó ayer con detener el suministro de petróleo y de gas a los países que impongan un tope a los precios de los hidrocarburos vendidos por Moscú, al referirse a la medida que evalúan los países occidentales.

Limitar los precios “sería una decisión absolutamente estúpida”, advirtió Putin en un foro económico en Vladivostok (Extremo Oriente ruso). “No entregaremos nada en absoluto si es contrario a nuestros intereses, en este caso económicos. Ni gas, ni petróleo, ni carbón (...). Nada”, añadió. Los países europeos vienen estudiando fijar un límite para evitar que se siga financiando la invasión a Ucrania y las arcas del Kremlin, que ha estado aprovechando la subida de precios. Putin criticó lo que considera como “una tontería” y una solución “sin perspectivas”.

Sin embargo, minutos antes en el mismo discurso, afirmó que Rusia no usaba la energía como un “arma” contra Europa, días después de que se interrumpiera sine die el suministro de gas ruso a través del gasoducto Nord Stream.

Los occidentales “dicen que Rusia utiliza la energía como un arma. ¡Otra vez una tontería! ¿Qué arma usamos? Proporcionamos lo que sea necesario según las peticiones hechas” por los países importadores, dijo Putin en el foro económico destinado a reforzar los vínculos con Asia, la gran apuesta del Kremlin para esquivar las sanciones occidentales por la ofensiva en Ucrania. “Si nos dan una turbina, reactivaremos mañana el Nord Stream”, dijo el dirigente ruso ante una audiencia de empresarios y políticos asiáticos.

El grupo ruso Gazprom anunció el viernes que el gasoducto Nord Stream, que conecta Rusia con Alemania y debía reanudar su servicio el sábado tras unas tareas de mantenimiento, cesaría su actividad “completamente” hasta la reparación de una turbina.

Moscú afirma que las sanciones occidentales impuestas por la ofensiva en Ucrania han provocado una penuria de piezas de recambio, que amenaza la integridad del gasoducto Nord Stream.

“Estamos dispuestos (a reanudar las exportaciones de gas a través de Nord Stream) mañana mismo. Todo lo que tienen que hacer ustedes es presionar un botón”, añadió Putin refiriéndose a los países europeos, y recordó que no ha sido Rusia la que ha “impuesto sanciones”.

Ante el deterioro de las relaciones con las capitales occidentales, Moscú está mirando a Oriente Medio, Asia, África y Latinoamérica. “No importa lo mucho que algunos quieran aislar a Rusia, es imposible hacerlo”, afirmó Putin. En un largo discurso, Putin elogió la influencia creciente de la región Asia-Pacífico en los asuntos mundiales, y remarcó que los socios de la zona crearán “nuevas oportunidades colosales para nuestro pueblo”.

Comentarios