La misión del Oiea llegó a la central nuclear de Zaporiyia
UCRANIA

La misión del Oiea llegó a la central nuclear de Zaporiyia

Compartir

El jefe del Organismo Internacional de Energía Atómica (Oiea), Rafael Grossi, afirmó que vio “lo que necesitaba ver” en la esperada visita de ayer a la central nuclear ucraniana de Zaporiyia, ocupada por Rusia, a la que la misión que encabeza llegó en medio de un clima de tensión no exento de bombardeos aislados de cuya autoría cruzan acusaciones tanto Rusia como Ucrania. “Pienso que en estas pocas horas pudimos recabar muchas informaciones. Vi las principales cosas que necesitaba ver y sus explicaciones fueron muy claras”, dijo el argentino Grossi, que encabezó el equipo de inspectores, en declaraciones a medios rusos.

Previamente, la agencia de noticias rusa Ria-Novosti publicó un video del convoy, integrado especialmente por vehículos con las siglas de la ONU y en medio de una importante presencia de militares rusos, mientras llegaba a esta central que fue objeto de varios bombardeos en las últimas semanas.

Uno de sus reactores debió ser apagado este jueves a causa de un ataque ruso, aseguró la empresa estatal ucraniana Energoatom, que gestionaba las instalaciones hasta que Rusia tomó el control de ellas el 4 de marzo.

“Hoy a las 4:57 horas, debido a otro bombardeo de mortero por parte de las fuerzas de ocupación rusas en el recinto de la central nuclear de Zaporiyia, se activó la protección de emergencia y se apagó la unidad de potencia operativa 5”, dijo Energoatom en un comunicado.

Le llegada de la misión del Oiea encabezada por su director Rafael Grossi y que viajó con el objetivo de evaluar sobre el terreno el riesgo posibles fugas radioactivas, se produjo tras un retraso de varias horas provocado por los bombardeos por los que Moscú culpa al Ejército ucraniano y que buscan —según el Kremlin— boicotear la misión.

“Sabemos que hay un área gris donde acaba la última línea de defensa ucraniana y empieza la primera línea de las fuerzas de ocupación rusas, donde los riesgos son significativos”, había comentado Grossi, que lidera un equipo de 14 inspectores, al retomar la marcha hacia la planta nuclear. El miércoles, el diplomático argentino aseguró que el Oiea quiere establecer una “presencia permanente” con la misión de “evitar un accidente nuclear y preservar esta importante central nuclear”.

El embajador de Rusia ante las organizaciones internacionales en Viena, Mijail Ulianov, informó que la misión se compone de expertos en seguridad nuclear, acompañados de expertos en logística y seguridad de la ONU. La comitiva partió desde la ciudad de Zaporiyia hacia Energodar, la localidad donde se encuentra esta planta, un recorrido habitualmente de dos horas en auto en el que deberán cruzar la línea del frente, reseñó la agencia de noticias AFP.

Comentarios