La Unnoba realizó el acto de Colación de Grado Académico
EDUCACIÓN

La Unnoba realizó el acto de Colación de Grado Académico

Tuvo lugar en la sede de Pergamino en donde graduadas y graduados de distintas carreras recibieron sus diplomas.

Compartir

Se concretó ayer un nuevo acto de Colación de Grado Académico en la Sede Pergamino de la UNNOBA en la que graduadas y graduados de distintas carreras recibieron sus diplomas. El acto se enmarcó en la celebración de los 20 años de vida institucional y significó una oportunidad para hacer un recorrido por la historia de la Universidad y recrear los valores del proyecto institucional.

La ceremonia fue presidida por el rector de la Universidad, Guillermo Tamarit, quien señaló: “Todas las instancias de la vida universitaria son importantes, pero los actos de colación de grado son testimonio de la Universidad puesta en acto”.

“Siempre nos gusta recordar que la universidad pública es una construcción colectiva en la que damos forma al principal instrumento que tiene la sociedad para mejorar”, expresó el rector de la UNNOBA y destacó la trascendencia que la universidad pública tiene como herramienta para propiciar la movilidad social ascendente.

En su mensaje a los graduados y sus familias, Tamarit hizo un recorrido por los 20 años de la UNNOBA y recordó que “esta Universidad fue una decisión de la política tomada en diciembre de 2002, un hecho que en ese contexto de crisis era para la sociedad un mensaje esperanzador”.

“Hemos reivindicado siempre a la política porque esta Universidad y estos resultados que hoy podemos exhibir y compartir tienen que ver con la política”, destacó y observó con satisfacción que a partir de la creación de la Universidad y su permanencia muchos de los que han hecho el esfuerzo de estudiar, hayan podido mejorar sus perspectivas de vida y cumplir sueños que pasan de generación en generación hasta que finalmente pueden realizarse”.

“Pero más allá de las cuestiones individuales, la Universidad como institución tiene un impacto social que alcanza no solo a los que pasan por ella”, prosiguió.

En otro tramo de su discurso hizo referencia al proyecto institucional que dio vida a la UNNOBA y señaló que estuvo anclado en los valores de la Reforma Universitaria de 1918 que operaron y operan como guía. “Esa vertiente convive con nosotros y le ha dado un sello distintivo a la Universidad”.

“El otro pilar fue el de interrogarnos sobre cómo debía ser la universidad pública del Siglo XXI, y trabajar para hacer del conocimiento un valor fundamental para el desarrollo”, describió reivindicando la relevancia de la educación pública al referir que “el conocimiento pertenece a la sociedad y desde esa convicción en estos años de vida institucional hemos sido custodios de ese postulado”.

En sus apreciaciones sobre los comienzos de la UNNOBA aprovechó para mencionar y agradecer el acompañamiento que desde el primer día brindaron un sinnúmero de universitarios de la región y las instituciones que “rápidamente y sin saber demasiado quiénes éramos se pusieron detrás de este proyecto”.
“Y por supuesto, tenemos que agradecer al conjunto de la sociedad, porque su acompañamiento ha sido la gran característica que ha tenido la UNNOBA, una institución que ha sido cobijada por las organizaciones de la sociedad civil, por las instituciones y por la ciudadanía de un modo valioso”, expresó.

Por otro lado, resaltó el valor que los estudiantes tuvieron y tienen en la vida institucional. “Ellos están en el centro de todas nuestras decisiones y dan sentido a nuestra tarea que es construir todos los días educación pública de calidad”.

“Otro eje de nuestro trabajo fueron los docentes y el desarrollo de nuestra propia docencia, porque entendemos que la calidad de la educación superior va de la mano del desarrollo de la docencia y la investigación”, apuntó y aprovechó la oportunidad para resaltar también el trabajo realizado por los no docentes a quienes calificó como “aquellos que realizan una tarea silenciosa e indispensable para el funcionamiento de la Universidad”.

“Todas estas dimensiones en las que pensábamos cuando comenzamos a dar nuestros primeros pasos estuvieron a la altura de la circunstancia y nos permitieron hacer de la UNNOBA una universidad de su tiempo que problematiza el pasado y el presente para construir el futuro. Y también una universidad de su territorio. Estos son los valores que nos han permitido trascender”.

En el plano de los desafíos, el rector de la UNNOBA marcó que el año 2022 ha sido planteado como “una larga conversación con todos los integrantes de la sociedad respecto de cuál debe ser la tarea de los próximos años. Para ello no solo hemos realizado instancias de evaluación institucional sino que estamos trabajando en el desarrollo de nuestro plan estratégico 2023-2030”, comentó.

“La educación es construir futuro y en eso estamos. Le debemos esto al conjunto de la sociedad. Para que sea la educación la que nos permita en el medio de enormes dificultades e incertidumbres avizorar el horizonte que no aparece”, expresó.

“El Siglo XXI ha sido definido como el tiempo en el que la incertidumbre es la única certeza y frente a ello la educación es una vez más la mejor respuesta”, aseveró planteando algunos de los atributos que debe tener el proceso educativo de cara a la complejidad de los problemas que las futuras generaciones de universitarios están llamadas a afrontar.

“Hay que desarrollar un conjunto de habilidades blandas además de los contenidos, apelar a la creatividad, a la inteligencia emocional para entender mejor las responsabilidades sociales y poner en valor la libertad y la construcción colectiva”, refirió.

Por último, felicitó a los graduados, agradeció el acompañamiento incondicional de las familias y de la comunidad de la región y señaló que la UNNOBA tiene “más por delante que lo que va dejando atrás y transita ese camino hacia el futuro convencida de que los imperativos son la inclusión y la calidad, para que nadie quede atrás”.

Comentarios