Un pergaminense transformó chatarra en Messi y Maradona
ARTE

Un pergaminense transformó chatarra en Messi y Maradona

Sus creaciones comenzaron siendo adornos para su hogar y terminaron en una exposición realizada en Qatar en donde fue la gran atracción del evento. En diálogo exclusivo con Diario Núcleo, Julián abrió las puertas de su taller para mostrar sus esculturas.

Compartir

El arte reciclado hace referencia a las obras creadas a partir de residuos y objetos que son considerados como basura o chatarra. Este tipo de arte se encuentra en crecimiento desde hace algunos años y cada vez son más las personas que se interesan en practicarlo como en consumirlo.

El principio del scrap art (arte en chatarra traducido al español) resulta poético, transformar en un hecho artístico y estético aquello que el resto de las personas desecha por considerarlo basura.  El artista pergaminense Julián Provenzano comenzó a transitar este mundo hace siete años y a partir de entonces divide su tiempo en el corralón de materiales en el que trabaja y en hacer esculturas con chatarra.

Sus comienzos como artista

Siempre le gustaron herramientas y el trabajar en el rubro de la construcción le permitió entrar en contacto con ellas y así fue aprendiendo a realizar esculturas a base de chatarra. "Al comienzo fueron artesanías y adornos para mi casa y luego me enteré que este tipo de arte tiene una gran importancia e interés a nivel mundial por el tema de la sustentabilidad. Debido a esto también mi interés por esta técnica fue cada vez mayor y comencé a hacer esculturas cada vez más grandes y más complejas", dice Julián. Estar al frente de un corralón de materiales también le permitió conocer gente que dispone de una gran variedad de materiales que le resultan indispensables para crear sus obras. 

"Previo a dedicarme al scrap art siempre pinté, dibujé, me dediqué al plastimodelismo y luego hice aeromodelismo. Siempre me incliné por hacer trabajos manuales, a los 14 años me compré mi primera moto y la restauré", recuerda Provenzano que además de trabajar en el corralón y ser escultor de scrap art, también es Contador Público. "A la contabilidad la ejercí un par de años, la apliqué a mi negocio y me di cuenta que no es lo mío. No puedo estar sentado más de dos horas enfrente de una computadora porque lo que me gusta es trabajar con las manos, y no solamente en lo referido a las esculturas, también hice trabajos de carpintería y restauro objetos, que es algo que me encanta".

Cómo se trabaja con la chatarra

El lugar en donde Julián Provenzano crea sus esculturas se encuentra en el mismo corralón que lleva adelante desde hace 13 años. Al fondo de la mesa de atención del local se encuentra el taller con todas las máquinas y herramientas que le permiten intervenir los fierros y metales para hacer su arte. Detrás de taller se encuentra el patio en donde se encuentran las obras ya terminadas del artista y otras en proceso de creación.

En diálogo con Diario Núcleo, contó que, más allá de haber hecho grandes obras como la de Messi o Maradona, en algún punto le aburrió un poco lo que es rígido, simétrico y estructural. “Puedo hacer una moto o un auto, pero la verdad es que no me representa un desafío y es bastante monótono. En cambio, los animales sí representan un reto artístico ya que me permiten salir de lo simétrico y de la postura rígida, por eso todas mis esculturas tienen movimiento”, admitió.

En cuanto al tiempo que lleva hacer una obra, el pergaminense explicó que “depende de los materiales que haya a disposición”. Pero en términos normales le lleva de dos a tres meses poder hacer una escultura a escala real. “Ese es el tiempo normal pero también te puede llevar mucho más si le metés muchos detalles y si no tenés las piezas que necesitas”, aseveró.

Etiquetas
logo
Comentarios