Annan: expansión y derrumbe del gigante textil de Pergamino
INFORME ESPECIAL

Annan: expansión y derrumbe del gigante textil de Pergamino

Diario Núcleo te cuenta la historia de la empresa familiar que fundó un inmigrante sirio y que llegó a tener 1.500 empleados, a patrocinar el Turismo Carretera y a transformarse en una multinacional. Nota inspirada en la investigación de Liliana Cazorla.

Compartir

La historia del gigante textil comenzó a escribirse cuando Isaac Elías Annan emigró desde Siria hacia el puerto de Buenos Aires en el año 1901. En el barrio de la Chacarita comenzó a dedicarse al comercio ambulatorio y un año más tarde, junto a dos compatriotas, fundó una Sociedad para la que cada uno de sus integrantes aportó 500 pesos.

Esta pequeña Sociedad creada por Annan y sus compatriotas comenzó vendiendo mercadería a comerciantes del interior del país. Uno de sus clientes era un hombre de Pergamino quien no pudo pagarles un pedido encomendado. Annan fue el encargado de viajar hacia la ciudad para cobrar la deuda, pero como el hombre no tenía dinero acordó entregarles una propiedad ubicada en las calles Julio A. Roca y Alberti.

Al parecer, a Isaac le gustó la ciudad y decidió romper lazos con la empresa de sus compatriotas y, luego de un arreglo, se quedó con la propiedad ubicada en Pergamino. Ya radicado en la ciudad, abrió su primera tienda, una mercería llamada 'El Siglo'.

En el año 1910 contrajo matrimonio con María Rasuk con quien tuvo 10 hijos: Moisés, Alfredo, Florinda, María, Antonio Ángel, Mario, Lidia, Chela y Adolfo.

La mercería 'El Siglo' comenzó a funcionar muy bien y esto hizo que Annan obtenga un gran patrimonio, lo que lo llevó a convertirse en un referente dentro de la comunidad árabe de Pergamino. Fue el responsable de traer a muchos de sus compatriotas, quienes se establecieron en Pergamino, Rojas y Junín. Fue durante ese tiempo en el que fundó la Sociedad Siria de Socorros Mutuos de Pergamino.

Su nacimiento

En los primeros años de la década del 30', Isaac junto a sus hijos deciden fundar una empresa dedicada a la confección de ropa de trabajo. Los primeros clientes fueron las firmas 'Alpargatas' y 'Grafa'. Las cosas andaban bien pero existía un problema, la tela se encogía con el lavado. Alfredo Annan, su segundo hijo, se encontraba en Uruguay cuando escuchó hablar acerca de un método inglés por el cual la tela de algodón no se achicaba. Al regresar a Pergamino implementó esta manera de confeccionar la ropa con gran éxito.

La firma Annan tuvo un gran crecimiento en el período de tiempo comprendido entre "La Gran Depresión" del 29' y la Segunda Guerra Mundial, debido a que Argentina se vió obligada a producir los productos que importaba.

La expansión

En la década del 40' llegó el momento del primer gran crecimiento. La empresa familiar fundó una Sociedad cuyo objetivo era construir fábricas textiles por todo el país. En esta época compraron una importante propiedad en el centro de Pergamino , comenzaron a fabricar el famoso vaquero 'Far-west' para 'Alpargatas' y la demanda excedió todos sus cálculos. Tal es así que los camiones que llegaban desde todo el país hacían cola en la puerta de la empresa desde la madrugada.

  • Publicidad del vaquero 'Far West'

Ya para la década del 50', los hermanos Moisés, Alfredo, Antonio y Adolfo pasaron a ser los encargados de la empresa. Fueron ellos quienes decidieron cambiarle el nombre a firma y rebautizarla "Annan de Pergamino S.A.".

En esta década los hermanos decidieron construir en pleno centro de la ciudad un edificio de 9 pisos con una cubierta de 6.082 metros cuadrados y también construyeron una planta en la localidad de Arrecifes en donde le dio trabajo a más de 400 personas de la zona.

La década del 50' fue el momento en que "Annan de Pergamino" se convirtió en un emporio, llegando a tener 1500 hombres y mujeres trabajando en sus plantas. Los hermanos comenzaron a preocuparse por la educación de sus trabajadores y, dentro de la fábrica, iniciaron un ciclo de enseñanza primaria para que los obreros terminen su educación elemental. También construyeron un complejo habitacional para sus empleados.

  • Complejo habitacional de los empleados de Annan

Ciudad Annan de Pergamino

Para la década del 60' Annan ya era la empresa textil más importante de Argentina y su nombre había traspasado las fronteras. En esta época, y a partir de una iniciativa de Antonio Annan, la empresa comenzó a promocionar las carretas del Turismo Carretera. La firma patrocinó a famosos corredores de los 60' y 70' como los hermanos Emiliozi, Pairetti y los pergaminenses Trincavelli y Rondelli. "Ahí vienen, ahí van los jeans de Annan" decía un jingle publicitario muy conocido de aquellos tiempos y que incluso hoy muchos recuerdan.

Sin dudas el recurso publicitario que más ayudó al posicionamiento de la marca en las carreras de TC, fue el avión "bonanza" que seguía las carreras con el nombre de la firma. Tal fue el impacto de este recurso, que muchas personas llegaron a creer que la ciudad se llamaba Annan de Pergamino.

  • Publicidad de la vestimenta para los corredores de TC

La expansión no paraba. En 1963 la empresa pasó a ser una multinacional construyendo una planta modelo en Uruguay y asociándose con el dueño de una aceitera en Paraguay. En esta nueva fábrica se le dio trabajo a 140 personas y se crearon las famosas prendas Annan Sport y ropa de vestir.

 En esta misma época la empresa abrió nuevas plantas en Tucumán, 'Annan Fabuloso', y en Villa Mercedes, provincia de San Luis. Ambas plantas industriales tenían más de 10 mil metros cuadrados.

Final del juego

A finales de 1970 la suerte empezó a cambiar para el gigante textil. La dictadura militar llevó adelante una política económica basada en la liberalización de los mercados, con principal hincapié en el financiero, y en la apertura económica exterior. A la empresa textil más importante del país le resultó muy difícil competir con la ropa que llegaba de Taiwán que era de mala calidad pero de muy bajo precio.

  • Fotografía actual del edificio de 9 pisos de la calle Merced donde funcionaba la fábrica

Este contexto económico marcó el principio del fin para la empresa. El directorio comenzó a vender sus plantas, la primera fue la de Arrecifes. En el año 1981 el balance anual de la firma presentó números rojos y la crisis se profundizó todavía más. A pesar de todos los intentos del directorio por salvar la empresa, a comienzos de 1982 "Annan de Pergamino" decidió cerrar su producción.

A pesar de su triste final, que estuvo sujeto a decisiones polítcas y económicas, los 50 años de esfuerzo y trabajo de Isaac Annan y sus hijos perduran como un legado intangible en el imaginario colectivo de la ciudad, la misma ciudad que en los tiempos de oro de la empresa era confundida con el nombre de "Annan de Pergamino".

 

Comentarios