La Presa de Regulación del Arroyo Pergamino, una obra clave para la ciudad
INFORME ESPECIAL

La Presa de Regulación del Arroyo Pergamino, una obra clave para la ciudad

Diario Núcleo tuvo acceso al proyecto original de la obra y te cuenta cómo se realizará uno de los proyectos más esperados por los ciudadanos.

Compartir

En el año 2017 el gobierno de María Eugena Vidal le pidió al Banco Interamericano de Desarrollo (BID) financiamiento para ejecutar un Programa de Control de Inundaciones para la Provincia de Buenos Aires. Dentro de dicho programa, se previó el desarrollo del Proyecto de Obras de Defensa de la Ciudad de Pergamino, el cual involucra la construcción de una presa de regulación ubicada sobre el arroyo Pergamino, a unos 3,5 kilómetros aguas arriba de la ciudad.

En el 2018 el BID le otorgó al Gobierno de la Provincia de Buenos Aires 28,5 millones de dólares para la realización del proyecto. El contrato para comenzar con las obras se firmó en octubre del año 2019 con la empresa Decavial S.A., pero en el camino hubo problemas con la expropiación de los terrenos en donde se construirá la presa.

Durante el año 2020, el gobierno de Axel Kicillof, junto a Dirección Hidraúlica, Desarrollo Urbano de Pergamino y los concejales de Obra Pública, la empresa Decavial S.A. y la Comisión de Obras Pluviales para Pergamino (Cosopper), se reunieron con los dueños de las tierras para negociar la compra de los mismos. En total eran 11 terrenos que se encontraban repartidos entre 9 propietarios distintos, y por los cuales se realizaron 4 juicios de expropiación debido a que sus dueños, por diferentes razones, no quisieron venderlos.

Finalmente, el pasado 5 de octubre se firmaron los contratos referidos al comienzo de las obras de la Presa de Regulación del Arroyo Pergamino en la zona oeste de la ciudad. El acto se desarrolló en el mismo lugar en donde se realizará la obra y el mismo estuvo encabezado por el director de Hidráulica de la provincia de Buenos Aires, el ingeniero Flavio Sejano.

Diario Núcleo tuvo acceso al proyecto original, redactado en noviembre del 2017, de la Presa de Regulación del Arroyo Pergamino y te cuenta cómo se realizará una de las obras más importantes de la historia de la ciudad.

El porqué de la obra

La ciudad de Pergamino fue asentada en un sector del territorio central en cuanto a las vías de comunicación, la abundancia del recurso hídrico y el clima. Con el tiempo devino en uno de los principales centros de producción y servicios rurales de la llanura pampeana. Este proceso trajo aparejado el crecimiento del área urbana y la consolidación de importantes grupos de población. La expansión territorial de la ciudad se realizó a expensas de la llanura de inundación del arroyo homónimo y a raíz de esto las inundaciones han representado un importante riesgo de origen natural para la ciudad.

Pergamino ha padecido 87 inundaciones, desde 1913 hasta el 2016. De éstas, 40 se pueden considerar de impacto leve (desbordes de los arroyos o inundación sin anegamiento de viviendas), 19 de impacto moderado (inundación con anegamiento de viviendas, sin evacuaciones), 25 de impacto alto (inundación con evacuaciones) y 3 de ellas (1995, 1984 y 1939), de impacto muy alto (debido a su extensión, duración, daños, etc.).

Este es el precendente que el proyecto Presa de Regulación del Arroyo Pergamino toma como punto de partida para justificar la necesidad de la obra.

Las obras en el arroyo

El proyecto original tiene un presupuesto de 1.450 millones de pesos y contempla su realización en 42 meses. La presa tendrá de 6 kilómetros de largo y comenzará en la Ruta Nº 8, cruzará el arroyo y alterará la Ruta Nº 178, a la altura del arroyo La Botija. En el sector del arroyo Pergamino, tendrá una altura de 16 metros. Para su construcción se deberá desviar al arroyo unos 200 metros en dirección a la Ruta Nº 178.

A partir de la construcción de dos conductos, se conducirá el agua necesaria para evitar que el arroyo se inunde.Y el excedente de agua se depositará aguas arriba del arroyo, en las zonas inundables.

La presa de regulación será de materiales sueltos, a construir con los suelos existentes en la zona; el coronamiento tendrá un ancho de 13 metros y cota 72.00 m IGN. Como órgano de control de las crecidas se ha previsto un orificio de regulación de dos celdas (2 x 3,20 m x 1,80 m), con el objeto de asegurar los niveles de agua a la salida del cuenco disipador.

El canal de restitución tendrá terraplenes a ambos lados hasta cota 63,11 metros y el órgano de alivio será un vertedero de 50 metros de longitud. La restitución al arroyo Pergamino será conformada con un canal de solera horizontal a cota 60,70 m, de 700 metros de longitud con una curva suave hacia la izquierda.

Elevación de la Ruta Nº 178

El proyecto tiene previsto elevar la altura del terraplén del camino y la cota del puente existente sobre el arroyo Botija, el que deberá ser reemplazado por uno a cota 69,5 metros IGN resultante de considerar la cota de embalse para regular la crecida, más una revancha del orden del metro, más la altura de la viga del puente.

Se utilizarán para la ejecución del alteo, fundamentalmente, suelos arcillosos, arcillo- limosos y limosos obtenidos en yacimientos previamente identificados para el proyecto de la presa.

Esta ruta se encontrará también con la presa. Para la evaluación de las modificaciones necesarias, se considera que el puente se reconstruirá en el lugar en que se encuentra actualmente y que la traza de la ruta no sufrirá modificaciones.

La importancia de la Cosopper

Durante acto de firmas de las actas para el inicio de obra de la Presa del Arroyo Pergamino celebrado el pasado 5 de octubre, estuvo presente Jorge Dauach, integrante de la organización Cosopper, quien dijo al respecto: "Tenemos que entender la trascendencia de que estemos hoy aquí reunidos porque por primera vez en la historia de la ciudad estamos parados sobre la tierra en la que se construirá la presa de regulación de agua. Después de muchos años de lucha, este día marca un hito. Quiero destacar el esfuerzo del pueblo de Pergamino que llegó a este momento habiendo pasado por momentos de mucho dolor para todos. Durante muchos años se pensó que esta obra se iba a caer y hoy sin embargo estamos acá".

  • Acto de firmas del convenio para el inicio de las obras

La organización de inundados, Cosopper, es una de las grandes responsables de que hoy la presa deje de ser una promesa. La organización viene luchando por más de 20 años para que esta obra se apruebe. En el año 2004 presentaron un recurso de amparo en La Plata para que la Provincia realice el proyecto. En el año 2008, el gobierno provincial acató la sentencia judicial a favor del reclamo de la Cosopper y realizó el estudio socio-ambiental sobre el cual se basó el proyecto de construcción. Para el titular del Frente de Todos, Willy Aiello, "son los responsables de que esta obra hoy sea una realidad".

Cómo sigue el proyecto

El director de Hidráulica de la provincia de Buenos Aires, el ingeniero Flavio Sejano, explicó en el acto de firmas de las actas para el comienzo de las obras cómo seguirán los trabajos de aquí en adelante: "Ahora vamos a empezar con los trabajos de estudios de suelo y relevamientos, que fue lo que no pudimos hacer antes por no poder ingresar a los terrenos. Tenemos que comenzar a realizar toda la planimetría y luego, en unos meses, vamos a empezar con las máquinas a poner el derivado de fondo, el vertedero y luego continuaremos con la construcción del terraplén".

 

Comentarios