Cuidado con el “bobo” ante las infartantes definiciones del Mundial
SE TRIPLICA EL RIESGO DE EMERGENCIAS CARDÍACAS

Cuidado con el “bobo” ante las infartantes definiciones del Mundial

De cara a la semifinal que disputará mañana la Selección Argentina, especialistas recomiendan no minimizar el peligro coronario por el aumento de la presión arterial.

Compartir

Las instancias finales de los Mundiales de fútbol -como lo comprobaron millones de argentinos el viernes pasado- no son precisamente una experiencia recomendable para quienes sufren del corazón.

Y es que este tipo de eventos pueden llegar a triplicar el riesgo de infarto agudo de miocardio por efecto del aumento de la presión arterial. Es por eso que de cara a la semifinal que la selección argentina disputará mañana con su par croata algunos especialistas recomiendan no minimizar el riesgo coronario y tomar ciertos recaudos, en especial si se padecen condiciones de vulnerabilidad.

“El clima de alegría del Mundial se siente en todos lados como también se sienten los nervios y el estrés que genera la pasión del fútbol. Pero es importante saber que no debemos minimizar el estrés ya que es un factor desencadenante de algún evento coronario o hipertensión arterial”, explica la médica Paola Caro, directora de la empresa de emergencias Vittal.

Como recuerda la especialista, estudios sobre el impacto sanitario realizados durante los mundiales Francia 1998 y Alemania 2006 mostraron que la incidencia de emergencias cardiacas llegaba a ser hasta un 30% mayor cuando jugaba la propia selección. De ahí que “resulta fundamental implementar algunos consejos de prevención y cuidado del corazón”.

“En primer lugar -señala Caro- , las personas con enfermedades cardiovasculares que estén medicadas y bajo tratamiento médico, no deben saltarse la medicación; y si bien el clima de encuentros sociales que fomenta el Mundial es notorio, deben evitarse todo tipo de excesos en comidas y bebidas”.

“También es recomendable descansar bien y dormir ocho horas para comenzar el día más tranquilos y descansados. Y si durante el partido se siente molestia o un dolor de pecho que se expande a la mandíbula o dolor en el brazo izquierdo, es necesario ir a una guardia para ser evaluado”, indica la profesional.

Con la misma preocupación, la Fundación Cardiológica Argentina (FCA) y la Sociedad Argentina de Cardiología (SAC) lanzaron semanas atrás una campaña para concientizar sobre el riesgo de incremento de incidentes cardiovasculares por picos de estrés que suelen registrarse durante partidos de fútbol significativos, como la semifinal de la Copa Mundial.

“La correlación entre partidos deportivos y eventos cardíacos es de larga data. Ya en 2002 un estudio publicado en la prestigiosa revista British Medical Journal mostró que el riesgo de admisión por infarto agudo de miocardio en Gran Bretaña se incrementó un 25% el 30 de junio de 1998. Los memoriosos recordarán que justo ese día, Argentina dejó a Inglaterra fuera del Mundial por penales”, cuenta Ana Salvati, presidenta de la Fundación Argentina de Cardiología.

“La conclusión de ese estudio fue contundente: el aumento en las internaciones sugiere que un malestar emocional, como por ejemplo que tu equipo pierda un partido importante, puede desencadenar un infarto de miocardio”, señala titular de la entidad profesional.

Claro que “no es el partido de fútbol el culpable del incidente sino que con el paso de los años muchas personas van teniendo deterioro en su sistema circulatorio, ya sea por hipertensión, diabetes no controlada, dietas poco saludables, colesterol alto, sedentarismo y fumar”.

Lo que sucede durante un evento estresante, como puede ser una semifinal del Mundial, es que ”aumenta la liberación de adrenalina, una sustancia que eleva la contracción de los vasos sanguíneos., y esto puede facilitar que se rompan las placas de ateroma generando coágulos que pueden terminar provocando un evento cardíaco grave”, explica la profesional.

Comentarios