“Argentina, 1985”, la película nacional que va a los Premios Oscar
YA HABÍA SIDO SELECCIONADA PARA LOS GOYA

“Argentina, 1985”, la película nacional que va a los Premios Oscar

El largometraje de Santiago Mitre sobre el Juicio a las Juntas fue elegida ayer por la Academia para los premios de Hollywood.

Compartir

“Argentina, 1985” representará al país en la carrera hacia los Oscar: así lo anunció ayer la Academia de las Artes y Ciencias Cinematográficas, en un evento que tuvo lugar en el Centro Cultural Kirchner y que confirmó lo esperado. La elección para la película dirigida por Santiago Mitre y protagonizada por Ricardo Darín, que retrata el Juicio a las Juntas, se llevó a cabo mediante un proceso de votación abierto para los 250 miembros, por vía digital y auditado por escribano público. Cada miembro del comité de selección emitió su voto indicando sus tres películas elegidas, en orden de preferencia. Las producciones postuladas para ser elegidas como aquella que represente al país eran 61 películas, estrenadas en cines entre el 1º de enero y el 30 de noviembre del año 2022.

“Una película contemporánea, que habla de nuestra democracia, que hay que proteger”, afirmó Axel Kuschevatzky, productor de la película, al conocer el reconocimiento de la Academia.

“Argentina, 1985”, que llega a los cines locales el jueves, repite así la tendencia de los últimos años: representar al país tanto en los Premios Goya como en los Premios de la Academia de Hollywood, que se entregarán el 12 de marzo de 2023. Era la favorita para llevarse el guiño, por temática, por despliegue de producción e incluso por el impulso que le pueden dar sus productores, Kuschevatzky y Victoria Alonso, muy conectados con Hollywood.

Así lo veía también, en diálogo con este diario, Hernán Findling, nuevo presidente de la Academia nacional: “Más allá de que el gran público no vota, la expectativa, incluso cierta seguridad de que ‘1985’ iba a ser la candidata, hace muchos años que no se veía”, opinó Findling, para quien la cinta de Mitre “tiene todos los elementos” para ser considerada por la Academia, “está muy bien producida, muy bien actuada, es un tema muy argentino, y reciente, y algo necesario de recordar”.

Findling es presidente desde hace algunos meses de una Academia que que se promete más política, más metida en políticas de producción que las anteriores, en el marco de una crisis del INCAA que encendió todas las alarmas y que casi deja sin financiamiento al cine nacional. Por ahora, se consiguió extender las asignaciones específicas por cinco años (pero buscan que sea por 50 años) para dar más previsibilidad a las producciones.

Pero sigue siendo “un tema complejo, cuando debería ser 2 más 2: es la cultura y sin cultura no hay un país, no hay identidad, no hay soberanía. Y además, y esto es muy comproba ble, es mucho trabajo”, comentó Findling. En ese sentido, los Premios Oscar, observados con desconfianza con parte del público cinéfilo, pueden ser también una oportunidad productiva para el cine nacional. Una ventana, ponderó.

“A nivel productivo puede traer beneficios, para el equipo de la película lógicamente, y para el país, aunque no tan directamente, claro. Los premios te ponen en un lugar de exposición que es muy bueno, más allá si uno es o no detractor de los Oscar. Si una película gana, o está nominada, en líneas generales potencia al resto. Es una realidad que los Oscar son importantes a nivel publicitario, hay muchos productores que ven potencial en la industria de un país cuando gana una película. Entonces, poder llegar a ser nominados o ganar, en líneas generales, ayuda a la producción audiovisual de ese país, aunque tampoco es determinante, ni mucho menos, desde ya”, opinó, citando el caso del cine mexicano, al que una serie de Premios de la Academia le han significado un importante impulso para su industria, poniendo el nombre de ciertos directores, Alfonso Cuarón, Alejandro González Iñárritu, Guillermo Del Toro, sobre la mesa, como ocurrió en Argentina después de “El secreto de sus ojos”.

Ese impulso podría ser de utilidad en “un momento complejo para el cine nacional, por la situación del INCAA y por la situación económica en general, sobre todo para el cine de productoras independientes: se está filmando menos, aunque el argentino tiene un espíritu de lucha que permite seguir haciendo, estamos preparados para los problemas, seguimos haciendo. Pero se hace en circunstancias muy precarias”.

EL CAMINO

Tras esta elección de la Academia, “Argentina, 1985” no está todavía seleccionada para competir por el Oscar: debe superar dos instancias por parte de la Academia de Hollywood para llegar entre los cinco nominados a mejor filme extranjero, dos cortes.

El primero la ubicaría en una lista corta de 10 o 15 candidatas, mientras que superar el segundo implicaría que la cinta ya queda seleccionada para los Oscar.

Comentarios