Mirtha Legrand se contagió de Covid
LA FARÁNDULA EN ALERTA

Mirtha Legrand se contagió de Covid

Podría haberse expuesto en la fiesta de los Martín Fierro, cuando todos la quisieron saludar

Compartir

Ocurrió lo que más se temía: Mirtha Legrand tiene COVID. Tras dos años encerrada, sin hacer su programa, a la espera de la vacuna, dos años durísimos para la diva, que vio morir en pandemia a su hermana Goldy, La Chiqui comenzó a salir, a ir al teatro y mostrarse en eventos, mientras discute su regreso a la tevé; pero apareció una nueva ola COVID que agarró al país con los barbijos bajos y la diva se pescó el bicho. Sin embargo, Mirtha está bien. “Quiero contarles que di positivo de COVID-19. Estoy asintomática y me siento muy bien”, comenzó diciendo a través de Twitter la conductora, que además llevó tranquilidad afirmando que “tengo mis vacunas al día y estoy muy tranquila. Les pido que me dejen descansar y transitar esto con serenidad. Gracias por la preocupación y el cariño de siempre”.

Por supuesto, todos apuntan a los Martín Fierro como probable foco de contagio: los premios de Aptra se realizaron con hisopados previos pero sin barbijos ni distancia, y siendo Mirtha una de las grandes figuras de la tevé y de la noche, y siendo la velada una especie de gran regreso de la diva a la vida pública, todos quisieron saludarla.

Pero la propia Mirtha, de 95 años, defendió en la gala su decisión de volver al ruedo: “Anoche no pude dormir, pensaba qué decir. Y me he sentido tan feliz esta noche que he descubierto que lo único que me gusta es estar entre mis pares, y acompañada de mis seres queridos. Han hecho de mí esta noche una mujer muy feliz”, comenzó diciendo, antes de relatar que “estuve 300 días encerrada en mi casa sin salir al balcón, hasta que un día lo llamé a Facundo Manes y le dije que quería ser la de antes. Y me dijo, ‘trabaje, Mirtha’”.

Y para hacer realidad las palabras del neurocirujano y político, primero comprometió públicamente a El Trece: “Ahí lo tienen a Nacho Viale para preguntarle si vuelvo o no vuelvo”, tiró, antes de preguntar, para meter más presión, si “¿ustedes quieren que vuelva?” al público. La respuesta fue un “sí” rotundo, claro...

“Qué vida milagrosa, nunca paré de trabajar hasta el día de hoy. Tengo 95 años, y hay que estar aquí con 95 años. Les prometo y les juro que voy a seguir trabajando. No bajo los brazos, los quiero muchísimo”, cerró su participación en el evento Mirtha.

Ahora, con COVID, las negociaciones para que la diva vuelva a la tevé suman un nuevo contratiempo: habrá que esperar la recuperación total de la conductora, y mientras tanto buscar una solución a las trabas existentes, que serían económicas, aunque también existen algunos resquemores entre la producción, la diva y Adrián Suar, a cargo de la programación de El Trece, por egos y cuestiones de cartel. Esta historia continuará...

Etiquetas
logo
Comentarios