Una publicación de Instagram se usó como prueba y fue condenado por homicidio
JURISPRUDENCIA

Una publicación de Instagram se usó como prueba y fue condenado por homicidio

Después del disparo mortal un allegado al condenado le arrancó a la víctima una cadena de metal, que poco después apareció publicada en la red social en el perfil del agresor. Le dieron 17 años.

Compartir

La Corte Suprema dejó firme una condena a 17 años de prisión por un homicidio ocurrido en un boliche bailable en 2016 que tuvo como una de las principales pruebas de cargo a una publicación en Instagram.

El máximo tribunal, con las firmas de los jueces Horacio Rosatti, Carlos Rosenkrantz y Juan Carlos Maqueda, desestimó el último recurso presentado por el condenado, Héctor Daniel Villalba, contra la sentencia dictada por el Tribunal Oral número tres. Villalba fue condenado por el crimen de Luis Gabriel Bravo, ocurrido el 5 de marzo de 2016 en el local bailable Baires VIP, ubicado en el barrio porteño de Palermo.

Según describió la Corte, “esa mañana, luego de una discusión iniciada a la salida del local Acqua entre dos grupos de amigos, Villalba le disparó a Bravo dentro de otro local (Baires VIP) al que ambos se habían trasladado”.

“Producido el disparo fatal, mientras la gente escapaba del local y la víctima se encontraba en el piso, un allegado a acusado le arrancó a Bravo una cadena de metal”, describe el relato.

Una fotografía de esa cadena apareció poco después publicada en el perfil de Instagram de Villalba.

El imputado apeló el fallo proclamando su inocencia y argumentando que la única prueba de cargo en su contra fue el testimonio de la madre y luego de la novia de la víctima, quienes  no estuvieron cuando ocurrió el hecho. Pero el planteo fue desestimado en todas las instancias, incluida ahora la Corte Suprema, que le dio a la condena fuerza de “cosa juzgada”.

Comentarios