Indignación por el nene al que mataron por “odio y placer”
FUERTE CONMOCIÓN EN MERLO

Indignación por el nene al que mataron por “odio y placer”

Nicolás Cernadas, de apenas 13 años, apareció semicalcinado en un descampado

Compartir

Este lunes feriado por la tarde, padre e hijo salieron a caminar por su barrio, en dirección a un terreno descampado de la localidad de Mariano Acosta, donde los sorprendió una escena macabra: el cuerpo boca abajo de un nene, como mucho un adolescente, casi completamente calcinado, irreconocible. Los peritos forenses calcularon que llevaba al menos 24 horas muerto.

Ahora, un adolescente de 14 años y otro de 17 son investigados como autores del crimen de Nicolás Alexander Cernadas (13). La investigación que inició el fiscal Claudio Oviedo, titular de la UFI N° 5 de Morón y que ahora está en manos de la fiscal Aldana Zingg, a cargo de la Fiscalía de Responsabilidad Penal Juvenil N° 2 de Morón.

En las últimas horas, los investigadores analizan chats que incriminan a los implicados en los que admiten lo que hicieron y aseguran que los investigadores hallaron el cadáver “donde lo habían dejado”. En tanto, un tío de la víctima reveló que a su sobrino ya lo habían amenazado en las semanas previas y que lo llevaron “totalmente engañado” a la escena del crimen, mientras que una prima dijo que Nicolás sufría “bullying” por parte de sus agresores porque le decían “huérfano de mierda” y dijo que el crimen “fue planeado” y que “lo mataron porque le tenían bronca”.

Con el nuevo detenido, ya son dos los acusados que están a disposición de la Justicia de Menores de Morón, ya que el miércoles otro adolescente de 14 años se entregó ante la policía junto a su madre.

Si bien algunas fuentes mencionaban que podría haber un tercer adolescente involucrado, un vocero judicial aclaró que de acuerdo a las imágenes de las cámaras de seguridad que captaron el trayecto que realizaron los agresores con las víctimas y otros datos incorporados al expediente, “las únicas dos personas relacionadas con el crimen son este chico de 17 años detenido esta madrugada y el de 14 que se había entregado”.

A diferencia del de 14 años, que por su edad es inimputable, al tener 17 este nuevo acusado quedará detenido y será indagado en las próximas horas. Respecto del adolescente de 14 años, los voceros indicaron que se le dictó una “medida de seguridad” y fue derivado a un centro de menores.

Según los investigadores, la clave para esclarecer el caso fue el análisis de las redes sociales y los distintos teléfonos celulares secuestrados en el marco de la causa, en los que se estableció que los atacantes planearon la agresión de Cernadas (13), a quien conocían del barrio y le tenían “bronca y odio”.

 

Comentarios