Dieron a conocer los mensajes de la mujer asesinada por su novio en Chacabuco
FEMICIDIO

Dieron a conocer los mensajes de la mujer asesinada por su novio en Chacabuco

“Amiga, ¿me venís a buscar? Hoy la pasé peor que nunca”, fue el mensaje que le envió Noel a Daniela a las 4.40 de la madrugada del lunes, mientras mantenía una discusión con su pareja, Abel Ramiro Anchordoqui (48), quien minutos más tarde la asesinó y se quitó la vida.

Compartir

Una amiga de Noel Orozco (39), asesinada de dos disparos por su pareja el pasado lunes en una vivienda de la localidad de Chacabuco, reveló ayer que recibió una serie de mensajes horas antes del femicidio, donde la víctima le pedía que la pase a buscar ya que la estaba pasando “peor que nunca”.

“Amiga, ¿me venís a buscar? Hoy la pasé peor que nunca”, fue el mensaje que le envió Noel a Daniela a las 4.40 de la madrugada del lunes, mientras mantenía una discusión con su pareja, Abel Ramiro Anchordoqui (48), quien minutos más tarde la asesinó y, tras cometer el hecho, se suicidó de un disparo en la cabeza.

Sobre la situación, Daniela recordó que mantuvo comunicación con su amiga “hasta la 1 de la mañana” y que dos horas más tarde se fue a dormir. “Yo me acosté a las 3 de la mañana y cuando me despierto a las 7 veo los mensajes de ella pidiéndome ayuda. Ahí ya no me contestó más”, relató con angustia la mujer en diálogo con Telefe Noticias, quien reconoció que le había dicho en varias oportunidades a su amiga que “se alejara” de Anchordoqui.

En ese sentido, la sobrina de la víctima, Kiara dijo a la prensa que Orozco solía subir estados a la red social Whatsapp pidiendo ayuda, diciendo que se encontraba “triste”. “Veíamos sus estados de Whatsapp a las 4.20 de la madrugada. Recurrentemente subía cosas diciendo que estaba mal y pidiendo que alguien le responda. Yo le respondí varias veces y le pregunté qué le estaba pasando. A lo que ella me contestaba que no le pasaba nada y que me amaba”, indicó Kiara.

A su vez, la sobrina de Noel precisó que su tía había conocido a su agresor “durante la pandemia” y que “mantenían una relación tóxica y dependiente”, donde Anchordoqui la violentaba física y psicológicamente.

“No eran una pareja oficial. Ellos se veían, se dejaban de ver, se peleaban, se volvían a juntar. Era una relación tóxica y de dependencia emocional de la cual ella no podía salir. Ella estaba en un cuadro totalmente depresivo, en el cual se creía merecedora de los maltratos que recibía. Los insultos que recibía de parte de él eran totalmente descalificadores. Fue terrible el desprecio que realizaba hacia ella”, aseguró.

Según señaló la mujer, los resultados de la autopsia arrojaron que la mujer recibió un disparo en el cuello y otro en el cuerpo, ambas con una pistola calibre .38, además de que presentaba heridas en el rostro como consecuencia de los golpes que recibió del agresor.

“Esto me parece terrible. Mi tía no pudo salir de ahí y eso nos costó la vida de ella. Es un caso más. Como sobrina de ella me parece correcto contar su historia. En lo legal, este caso quedó totalmente en la nada porque él decidió matarse”, lamentó Kiara.

El hecho fue descubierto alrededor de las 20.45 del lunes en una unidad de un complejo de departamentos ubicados en Falucho al 200, entre avenida Hipólito Yrigoyen y Olavarría, en el mencionado distrito situado a unos 210 kilómetros de la Ciudad de Buenos Aires.

Los investigadores hallaron en el lugar un revólver calibre .38 y descartaron desde un principio la hipótesis del robo ya que el departamento en el que vivía él estaba cerrado con llave desde adentro. También desestimaron la versión de un pacto suicida, por lo que sospechan de un femicidio seguido de suicidio.

Además, por testimonios de vecinos del complejo que escucharon detonaciones creen que el crimen ocurrió alrededor de las 6 de la madrugada del mismo día. Los pesquisas establecieron que no había denuncias de violencia de género previas entre la pareja, añadieron las fuentes. El hecho es investigado por personal de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 11 descentralizada en Chacabuco, Departamento Judicial Junín.

Comentarios