noscript
La crisis de los partidos políticos tradicionales
TRIBUNA DEL LECTOR

La crisis de los partidos políticos tradicionales

Compartir

Después de haber transcurrido cuarenta años de democracia, no caben dudas de que los partidos tradicionales fracasaron en la posibilidad de lograr un país mejor de lo que hoy tenemos, con más de un 40% de pobres, una inflación descontrolada, una inseguridad que se acrecienta a diario, una economía que no crece desde hace años, un déficit fiscal imparable, hechos de corrupción que todos los días salen a la luz.

Evidentemente, la clase política ha fracasado y dio origen a que un joven economista que, hace solo dos años era un desconocido, arme un partido político y llegue a ser nuestro próximo presidente para los próximos cuatro años.

¿Qué ha pasado con el radicalismo y el peronismo en estos cuarenta años para que esta situación, inédita, se produzca? Creo que, en el caso del radicalismo, después del gobierno de Raúl Alfonsín tuvo que soportar un fracaso rotundo con De La Rúa, que lo dejó grogui ante la opinión pública y comenzó un éxodo de dirigentes hacia otras fuerzas políticas. Un claro ejemplo de esta situación lo tenemos en Junín, donde dos exintendentes radicales se fueron a otras fuerzas políticas, provocándole un grave daño al radicalismo local. 

En cuanto al peronismo, no obstante, un buen primer gobierno de Néstor Kirchner, en su segunda etapa comenzó la decadencia y los hechos de corrupción estaban a la orden del día, la economía comenzó a tener problemas y luego con Cristina la situación cayó en un pozo, del cual que no pudo recuperarse. Después llegó el turno de un gobierno de coalición de Mauricio Macri, que pasó sin pena ni gloria, y vuelve el peronismo con Alberto Fernández y tuvimos un gobierno que nos deja una Argentina de rodillas y al borde del abismo. 

Este escenario fue caldo de cultivo para la aparición de Milei como alternativa de los argentinos, para generar un cambio que los partidos tradicionales no lograron concretar. Deberán ahora el radicalismo y el peronismo hacer un profundo análisis de su situación y, si quieren volver a ser alternativas de gobierno en un futuro, hacer una profunda autocritica de los errores cometidos y buscar líderes auténticos, que logren transmitir las propuestas de los partidos que les permitan de nuevo llegar a la mayoría de los argentinos.

La fuerza política que ha salido fortalecida con el triunfo de Milei es el Pro, ya que fue la fuerza que lo apoyó a Milei desde el principio, a través de Patricia Bullrich y Mauricio Macri. Milei, por ahora, fue la elección que eligieron la mayoría de los argentinos buscando un cambio a la política tradicional que hasta ahora nos gobernó y que nos ha puesto al borde del abismo.

Ahora tiene la palabra Javier Milei, ¿estará a la altura de las circunstancias? ¿podrá en los primeros cien días encausar un país a la deriva? ¿tendrá la fuerza suficiente y la cintura política necesaria para solucionar los problemas estructurales que tenemos y renacer de las cenizas como el Ave Fénix? El tiempo lo dirá.

Aldo García López
DNI 4974484

Comentarios
¡Viva la Federación!

¡Viva la Federación!

Lectura recomendada

Cuando de un lado hay un aguerrido y arriesgado, a la corta o a la larga termina apareciendo en frente otro de las ...