Cuando se dispara el primer tiro de una guerra nunca se sabe cuándo se disparará el último
OPINIÓN

Cuando se dispara el primer tiro de una guerra nunca se sabe cuándo se disparará el último

Compartir

Me desperté con el corazón estrujado, entre desconcierto y pánico sin entender la causa, hasta que recordé lo sucedido anoche y observé cómo el miedo se había empezado a instalar en mí. No puedo evitar pensar en toda la sangre y todo el dolor que hizo falta para que se logre instalar en Argentina un sistema, que, aunque imperfecto, no deja de ser el mejor que se ha conocido hasta la fecha: la democracia.

Recordé temblando que cuando se dispara el primer tiro de una guerra, nunca se sabe cuándo se disparará el último.

Durante los años de mi exilio, y a pesar de la barbaridad indescriptible a la que había sido sometido, siempre me enorgulleció observar que mi pueblo nunca se hubiera rebajado a la violencia y a hacer justicia por mano propia. Las grandes batallas se ganaban con las urnas, en las calles, en el trabajo de cada unx, en cada casita que se construye, en cada pan que se amasa, en cada canción que se canta, en cada película que se filma. Pues allí acudiremos nuevamente. A las urnas, a las calles, a la música y en mi caso, a las cámaras. Porque las únicas batallas que se pierden son las que no se dan.

Ya sabemos a dónde llevan la violencia y el odio. Defendamos los valores de la vida en cada uno de nuestros actos y seamos, como diría el Che “la pesadilla de los que pretenden arrebatarnos los sueños”.

(*) Realizadora cinematográfica, dirigió "Cordero de Dios" y "El azul del cielo", es hija del director de cine asesinado por motivos políticos Jorge Cedrón.

Comentarios
Salud animal, salud pública

Salud animal, salud pública

Lectura recomendada

Pese a comprender el contexto económico, el enorme caudal de información disponible sobre enfermedades de origen animal resaltan l...