Inflación en medicamentos: preocupa la suba del 27% promedio en noviembre
INFLACIÓN

Inflación en medicamentos: preocupa la suba del 27% promedio en noviembre

Según las farmacias, el 14 de noviembre último recibieron nuevas listas de las droguerías con ajustes del 12%. En la primera semana de noviembre, ya habían tenido el primer aumento, del 15%.

Compartir

El Gobierno y representantes de laboratorios medicinales prevén mantener este martes una nueva reunión destinada a tratar de frenar parte de las subas del 27% promedio en los medicamentos aplicadas en lo que va de noviembre, que ya meten una fuerte presión sobre el costo de vida de este mes.

Los fármacos experimentaron dos remarcaciones consecutivas en lo que va de noviembre y subieron 27% promedio, el triple de lo que arrojó la inflación de octubre, alertaron entidades de defensa del consumidor y asociaciones de farmacéuticos.

El fuerte ajuste aplicado por los laboratorios no sólo pega en la línea de flotación de los sectores socioeconómicos más débiles, como las personas sin obra social o prepaga, y los jubilados y pensionados, sino que también conspira contra los planes del gobierno de seguir reduciendo la inflación en noviembre, como ocurrió en octubre.

Las reuniones por precios

Funcionarios de la Secretaría de Comercio y del Ministerio de Salud mantuvieron el último jueves una reunión con las principales cámaras de la industria farmacéutica para abordar los fuertes aumentos.

Durante la reunión, el Gobierno propuso retrotraer los precios en base a las listas vigentes al 6 de noviembre, dejando sin efecto los incrementos aplicados en los últimos diez días.

Sin embargo, los laboratorios se negaron a dar marcha atrás con las subas y la reunión con el Gobierno pasó a un cuarto intermedio hasta el próximo martes 21 de noviembre, cuando haya quedado atrás el proceso electoral.

El aumento en el costo de los insumos, la dificultad para acceder a dólares por el cepo a las importaciones y la incertidumbre por el escenario electoral hicieron que, una vez finalizado el congelamiento de precios el 31 de octubre, los laboratorios actualizaran de manera inmediata sus listas de precios frente a la necesidad de recomponer sus márgenes ante el retraso que generó mantener los valores fijos por 70 días en medio del avance de la inflación.

Incremento de los productos medicinales

Así, los medicamentos sufrieron dos incrementos de precios en los últimos 15 días. Durante la primera semana de noviembre, se produjo una suba del 15%, y se sumó un 12% adicional en la segunda semana. Ante este panorama, la Secretaría de Comercio citó de urgencia a los principales referentes del sector.

De acuerdo con lo informado, los empresarios se comprometieron a acercar la propuesta a sus asociados, en tanto que el martes próximo se retomarán las conversaciones buscando llegar a un nuevo acuerdo.

Del encuentro participaron representantes de las tres cámaras más importantes del sector: la Cámara Industrial de Laboratorios Farmacéuticos Argentinos (CILFA), que engloba a laboratorios y empresas farmacéuticas nacionales; la Cámara Argentina de Especialidades Medicinales (CAEME), que agrupa a las farmacéuticas extranjeras y la Cámara Empresaria de Laboratorios Farmacéuticos (Cooperala), que reúne a más de 80 laboratorios nacionales.

Según las farmacias, el 14 de noviembre último recibieron nuevas listas de las droguerías con ajustes del 12%. En la primera semana de noviembre, ya habían tenido el primer aumento, del 15%.

Los laboratorios medicinales admiten los incrementos, y los adjudican al encarecimiento que vienen experimentando los fármacos importados, como consecuencia del reacomodamiento cambiario que hubo en los primeros ocho meses del año, y que desde mediados de noviembre el gobierno empezó a aplicar de nuevo gradualmente a través del denominado "crawling peg".

Pero también se advierte en el mercado que algunos fabricantes están empezando a calcular un "costo del dólar poselectoral" de unos 550 pesos, es decir, doscientos pesos por encima de la cotización actual del dólar mayorista.

De esta forma, el descongelamiento de precios que se esperaba para después de las elecciones generales en muchos rubros de la economía, como el de las bebidas sin alcohol, por ejemplo, amaga llegar a toda velocidad en rubros más sensibles para el bolsillo, como los medicamentos.

En las droguerías aseguran que el primero de noviembre hubo medicamentos que subieron hasta un 25%, porque algunos laboratorios empezaron a calcular sus costos con un dólar oficial poselectoral de 550 pesos, y no de $355 como el actual. 

Consultadas fuentes cercanas a los laboratorios, admitieron que en promedio la suba es del 12% y de paso lanzaron nuevamente quejas por las "trabas" para acceder a divisas destinadas a afrontar las importaciones.

La Secretaría de Comercio y el Ministerio de Salud exigieron a los laboratorios que justifiquen los nuevos aumentos y recordaron que el sector farmacéutico subió sus productos en lo que va del año por encima de la inflación y el dólar.

En este escenario, existen cruces de intereses cada vez más duros entre laboratorios, farmacias, prepagas, clínicas y sanatorios, todos sectores impactados con fuerza por las subas en los precios de los fármacos.

A esto se suma que las droguerías piden ahora que las farmacias liquiden los pagos a plazos más cortos y también están reduciendo los descuentos a las farmacias en función de los volúmenes de ventas, según indicó el Colegio de Farmacéuticos de la Provincia de Buenos Aires (Colfarma).

Esta entidad informó que el precio de los 500 medicamentos (plan ambulatorios) dispensados a la obra social IOMA en los últimos 30 días aumentó un 23,6% promedio.

La Cámara Industrial de Laboratorios Farmacéuticos (Cilfa) aseguró por su parte que "los laboratorios argentinos han acompañado las políticas de estabilización de precios implementadas por las autoridades económicas del país, y han honrado puntualmente todos los compromisos asumidos".

Pero reconoió que concluido el plazo previsto para mantener estables los precios de los medicamentos, se han visto en la "necesidad impostergable de efectuar una corrección de los mismos para poder hacer frente a una situación compleja que amenazaba la sustentabilidad económica y financiera de las compañías".

Los laboratorios nacionales dijeron que hubo "más de 70 días de congelamiento durante los cuales, incluyendo noviembre, los precios generales de la economía habrán crecido en torno de un 45%".

A esto se suma, señalaron, la "necesidad de afrontar las paritarias firmadas con los trabajadores de la salud que implican un incremento anual de salarios del 143% y, finalmente, la necesidad de tomar cobertura frente a las dificultades de acceder a las divisas y el contexto de alta incertidumbre cambiaria motivado por la inminencia de las elecciones presidenciales".

En tanto, fuentes de los laboratorios extranjeros agrupadas en la Cámara Argentina de Especialidades Medicinales (Caeme), dijeron mantener una "razonable política de precios, que reflejan el impacto de la evolución de los costos y las variaciones cambiarias".

Se espera que la semana próxima haya nuevos contactos entre la Secretaría de Comercio, el Ministerio de Salud y las cámaras empresariales, para tratar de atenuar el impacto que tiene la suba de los fármacos sobre los bolsillos.

Comentarios