“No tengo nada que ver”, dijo el funcionario K acusado de espionaje
DEJÓ SU TELÉFONO CELULAR EN LOS TRIBUNALES FEDERALES

“No tengo nada que ver”, dijo el funcionario K acusado de espionaje

El funcionario de La Cámpora involucrado en una mega causa por espionaje ilegal, dijo que no tiene “nada que ver” con la acusación en su contra.

Compartir

Fabián “Conu” Rodríguez, el funcionario de La Cámpora involucrado en una mega causa por espionaje ilegal, dijo ayer que no tiene “nada que ver” con la acusación en su contra, tras detectarse un intercambio de chats entre él y un agente inorgánico de inteligencia. 

El juez Marcelo Martínez de Giorgi había negado la detención de “Conu” Rodríguez, aunque le impuso una prohibición para salida del país. 

“No tengo nada que ver”, dijo a la prensa al ingresar en los tribunales federales de Comodoro Py. Allí dejó su teléfono celular y la clave para permitir el ingreso al dispositivo.  El funcionario de la AFIP está imputado con motivo de los mensajes de chat que, supuestamente, intercambió con el ex sargento de la Policía Federal Ariel Zanchetta, a quien le encomendaba realizar tareas sobre la ministra de Desarrollo Social, Victoria Tolosa Paz, en lo que hace a espionaje ilegal. 

El fiscal Gerardo Pollicita había pedido su detención, ya que cuando se allanaron sus oficinas en la AFIP, donde es funcionario, y su domicilio particular, “Conu” no estaba presente, por lo que no se encontró tampoco el teléfono de uso diario. 

Por ello consideró que burló a la Justicia y se pidió su detención, pero Martínez de Giorgi la rechazó al considerar que no había cambiado el escenario desde el lunes, cuando pidió un allanamiento sin detención alguna. 

“Conu” Rodríguez junto con sus abogados Joao Nieto y Hernán Folgueiro se presentaron en los tribunales de Comodoro Py para hacer entrega de ese teléfono celular.  Fue ante los periodistas acreditados en esos tribunales federales, incluyendo un cronista de Noticias Argentinas, que “Conu” dijo: “No tengo nada que ver”, en referencia a las tareas de espionaje. Además, planteó que el día del allanamiento él no estuvo presente porque tenía una cita médica programada. El funcionario aportó su teléfono Samsung Galaxy S-20 Note con la clave correspondiente. 

También dijo, con respecto a aplicaciones como WhatsApp, que pueden requerir verificación cada 15 días, que él está dispuesto a brindarlas, así como lo hizo con la del sistema de mensajería Telegram. Además, entregó su pasaporte, ya que el jueves el juez Martínez de Giorgi estableció su prohibición para salir del país.

Paralelamente, los abogados de “Conu” pidieron la devolución de algunos dispositivos secuestrados que, según dijeron, pertenecen a sus hijas, esposa y suegra.  Rodríguez por ahora está imputado y el juez tampoco hizo lugar a un llamado a indagatoria en lo inmediato, algo que será apelado por Pollicita a la Cámara Federal, así como la denegatoria de la detención que había solicitado.

Zanchetta es un ex policía que para el fiscal se ha transformado en un agente inorgánico de inteligencia y llegó a espiar a 1.200 personas, entre ellas jueces, políticos, periodistas y sindicalistas.

En octubre de 2022 fue cuando chateó con “Conu” y éste le hacía llegar información personal sobre la ministra Tolosa Paz. 

Pollicita anticipó que apelará la denegatoria de detención sobre el funcionario de La Cámpora. En los allanamientos a las oficinas de la AFIP de Rodríguez y en su domicilio particular, la Policía Federal se llevó nueve teléfonos celulares y 13 computadoras, pero en los dos operativos “Conu” no estaba. 

La sospecha es que dejó las oficinas de la AFIP poco antes de que tuviera lugar el procedimiento y se llevó con él su teléfono de uso diario. La apelación del fiscal será ante la Cámara Federal porteña.

Comentarios