Discuten si las paritarias serán con techo o habrá revisión
ANTE LA INFLACIÓN

Discuten si las paritarias serán con techo o habrá revisión

El Gobierno y empresarios quieren poner ese tope a la negociación salarial. Los gremios piden actualización “constante” de las mejoras.

Compartir

Sin vueltas, los gremios se plantaron de cara a las negociaciones paritarias con un pedido concreto: quieren acuerdos cortos y sin techos que limiten las futuras discusiones.

Dato no menor si se tiene en cuenta que la ministra de Trabajo Kelly Olmos, aseguró que las discusiones salariales no deben salirse del 60 por ciento que indica la pauta inflacionaria oficial. Pero los sindicalistas tienen otros planes, quieren que los salarios no corran desde atrás con la inflación por lo que entienden que la mejor manera de garantizarlo es a través de “negociaciones constantes”.

Desde los distintos gremios salieron a sentar esta posición. Así lo hicieron desde la Confederación de Trabajadores de la Educación de la República Argentina (CTERA), ente del que su secretaria general Sonia Alesso aseguró que quieren que haya un permanente monitoreo del salario y revisión. Momento más que oportuno para afirmaciones de esta índole ya que se encuentran de cara a una nueva negociación que comenzará el próximo jueves.

La CTERA, confederación que nuclea uno de los mayores colectivos de trabajadores con más de 400 mil afiliados, viene de firmar una paritaria anual del 114%, con cuatro revisiones a lo largo del año. Desde el gremio aseguraron que fueron estas distintas instancias de monitoreo lo que les permitió ganarle a la inflación, por lo que destacaron la necesidad de repetir esta revisión permanente. Además se opusieron de manera contundente a que se establezca un techo en las paritarias lo que van a discutir en el ámbito correspondiente con quien tengan que hacerlo.

El planteo es que los salarios deben ganarle a la inflación y para eso las revisiones deben estar abiertas permanentemente.

Pero del otro lado de la mesa pusieron el grito en el cielo: los empresarios no solo no quieren acceder al pedido del monitoreo constante sino que se agarraron de los dichos de la ministra de Trabajo para fijar el límite del 60 por ciento.

Comentarios