Escándalo: Diputados oficialistas y opositores casi terminan a los golpes
SESIÓN CON QUÓRUM DISCUTIDO

Escándalo: Diputados oficialistas y opositores casi terminan a los golpes

Hubo dos convocatorias a sesionar. Una no inició por falta de números, la otra fue violentamente interrumpida.

Compartir

Un verdadero escándalo se vivió este miércoles en el recinto de la Cámara de Diputados cuando representantes del oficialismo y la oposición se enfrentaron cara a cara al pie del atril que ocupa la presidencia regida por Cecilia Moreau y quedaron al borde de tomarse a los golpes durante una sesión en la que se iba a tratar un paquete de proyectos, que en su mayoría estaban consensuados.

Todo ocurrió después de que fracasó, en un primer turno, la sesión preparatoria de elección de autoridades porque Juntos por el Cambio decidió no bajar al recinto en rechazo a la decisión de la titular del cuerpo de haber bajado las designaciones de la Cámara al Consejo de la Magistratura tras apelar el fallo del juez Martín Cormick contra la designación de la radical Roxana Reyes, por la segunda minoría.

El clima estaba tenso en el Congreso y la segunda sesión del día, que estaba convocada para las 13, comenzaba a estar en duda. El oficialismo pidió tres postergaciones antes de juntar los 129 diputados con la presencia parcial del interbloque Federal (no bajaron Graciela Camaño ni Florencio Randazzo), el interbloque Provincias unidas, el Frente de Izquierda y Rolando Figueroa, que terminó por dar el quórum.

Mientras la oposición esperaba en las puertas del recinto, Moreau anunciaba la decisión de tratar en conjunto los proyectos que promovían la creación de 9 universidades, tema que llegaba con cierta complejidad porque había tanto dictámenes de minoría cuanto de mayoría. Sin embargo, eso no le importó al oficialismo y Moreau le dio luz verde a Blanca Osuna (FdT) para dar su informe sobre el proyecto. Ahí, los diputados de Juntos por el Cambio comenzaron a pedir la palabra a los gritos. Vía redes sociales,  el presidente del bloque radical, Mario Negri, explicaba los motivos de la protesta de Juntos por el Cambio. “La sesión especial que está llevando adelante de prepo el kirchnerismo es nula”, advirtió el diputado por Córdoba.

En este sentido, el jefe del radicalismo explicó que “la sesión estaba convocada para las 13 horas y empezó a las 14.35 horas”. “Las tres prórrogas solicitadas por el oficialismo ingresaron luego del horario previsto en la citación de la sesión”, agregó. “Están violando todo”, expresó, por su parte, Maximiliano Ferraro (Coalición Cívica), quien fue uno de los diputados de la oposición que se acercó a centímetros de la presidencia ejercida por Moreau.
Mientras Osuna daba su informe desde el sector de Juntos por el Cambio, a los gritos, pedían la palabra aunque ninguno se sentaba en su banca porque lentamente quienes habían colaborado con el quórum se iban levantando y abandonando el recinto, señalaba ayer un reporte de Gustavo Berón en Clarín.

Comentarios