Dos asesoras del diputado Milman entregaron sus teléfonos
ATENTADO A CRISTINA

Dos asesoras del diputado Milman entregaron sus teléfonos

Se trata de los jóvenes que estuvieron con el diputado cuando éste, dos días antes del atentado, habría comentado lo que iba a suceder. Es la pista que investiga la Justicia por la declaración de un asesor del Frente de Todos.

Compartir

Ivana Bohdziewicz y Carolina López Mónaco, asesoras del diputado de Juntos por el Cambio Gerardo Milman, declararon como testigos hoy en la causa por el atentado a la Vicepresidenta Cristina Kirchner, y entregaron sus teléfonos para ser analizados.

Es que ambas fueron testigos en una reunión con Milman en el bar Casablanca frente al Congreso Nacional y donde según un asesor del Frente de Todos, escuchó que el diputado les dijo el 30 de agosto que dos días más tarde “iban a asesinar” a la Vicepresidenta. El 1 de septiembre finalmente atentaron contra su vida pero el disparo no salió.

Ante ello, la querella que representa a la Vicepresidenta pide investigar esa hipótesis y venía insistiendo con que le secuestraran los teléfonos a las dos jóvenes. Finalmente, ambas lo entregaron voluntariamente cuando hoy fueron citadas a declarar como testigos en los tribunales de Comodoro Py.

López Mónaco dijo que el teléfono que entregó es nuevo pues el anterior lo tiene en uso su hermana. Aportó la clave y será analizado. 

La joven, ex Miss Argentina, dijo que es falso que Milman les haya dicho esa frase y negó saber de vínculos del diputado con los autores del atentado o bien los miembros de Revolución Federal, estos últimos investigados por amenazas a Cristina Kirchner.

Tras el atentado a la Vicepresidenta, ella aclaró que con su equipo de trabajo “siempre se habló de que estábamos consternados y que eso le podía pasar a cualquiera”. “Nunca en un tono de alegría”, aclaró.

Por su parte, Ivana Bohdziewicz, otra de las asesoras, también entregó su teléfono aunque aclaró que borró contenido por temor a que se violara su intimidad y al tener fotos íntimas suyas.

Ninguna de las dos asesoras confirmó la frase que habría largado Milman aquel 30 de agosto frente al Congreso Nacional.

Comentarios