Conflicto mapuche: duro cruce entre Fernández y Morales
RADICALISMO

Conflicto mapuche: duro cruce entre Fernández y Morales

El gobernador jujeño le reclamó al presidente que use la ley y la Constitución.

Compartir

El presidente Alberto Fernández le respondió ayer a Gerardo Morales al sugerir que en la provincia de Jujuy la Justicia “esta sometida al poder político” y alertar que se “eliminó del escenario político a opositores”. El gobernador radical había denunciado en una carta que el mandatario no hace respetar la Constitución y la ley en el conflicto mapuche.

“Cumplir con nuestra Constitución es también no sumarse a campañas que pretenden estigmatizar a personas o poblaciones por su cultura, pensamiento político u origen. En un Estado de derecho deben respetarse las normas constitucionales que también reclaman la independencia de poderes”, tuiteó Fernández.

Con motivo del Día de la Diversidad que se celebra este 12 de octubre, el presidente agregó: “Lamentablemente alguna provincia de nuestra patria muestra ejemplos donde la Justicia ha quedado sometida al poder político. Ha servido para estigmatizar personas, privarlas de su libertad desatendiendo las normas del debido proceso y eliminar del escenario político a opositores. Para respetar cabalmente nuestra Constitución, continuaremos construyendo una Argentina justa, igualitaria, intercultural y en la que los derechos humanos sean respetados”.

Su mensaje llegó en respuesta a la carta que publicó el gobernador de Jujuy. Allí, Gerardo Morales advirtió que Argentina está “muy cerca de un límite peligroso”, al considerar que se trata de “un ataque directo a nuestra soberanía nacional”. “Es apremiante que su Gobierno comprenda que el problema con estos grupos mapuches, a diferencia de otras comunidades indígenas, es que no reconocen a la ‘República Argentina’ como Estado Nación. Actitud que se encuadra en el delito de atentado contra el orden constitucional y la vida democrática”, enfatizó Morales en su misiva.

En la misma línea, el mandatario jujeño subrayó que “la Patria, su soberanía, la unión nacional y su integridad territorial se defienden hasta con la vida”. Morales, visiblemente disconforme con el accionar del Gobierno ante la ofensiva mapuche, dijo que si él estuviese en el lugar del presidente Fernández, “la situación terminaría rápidamente con los delincuentes presos y sometidos al máximo rigor de la Justicia”. Además, el presidente de la Unión Cívica Radical (UCR) acusó al mandatario nacional por tener “dos armas que no usa: la Constitución y la Ley”.

“Le pido que tome las riendas de esta inadmisible situación personalmente y de inmediato. Actúe con la autoridad que le dio el pueblo y haga juzgar sin titubeos a estos delincuentes organizados que quieren tener a los argentinos como rehenes de la violencia desenfrenada, y a los recursos naturales de la Argentina como botín”, concluye la carta de Morales.

La reacción del gobernador jujeño se enmarca en el encuentro que el presidente Fernández mantuvo ayer con representantes de la comunidad mapuche. El mandatario los recibió luego del acto y les pidió “reconstruir la mesa de diálogo”. Por su parte, los miembros de la comunidad le dejaron un petitorio por el desalojo que sufrieron y rechazaron a las fuerzas de seguridad.

El gobernador Omar Gutiérrez también participó del encuentro donde los mapuches se comprometieron a hablar con los referentes de Villa Mascardi para que tengan una actitud de diálogo.

“No somos terroristas”, se escuchó gritar a una de las mujeres mapuche que encabezaba la manifestación. Hubo momentos de tensión entre los manifestantes y los efectivos de seguridad que se encontraban en el lugar.

Comentarios