La recuperación de datos extraídos del celular de Sabag Montiel impulsa la causa
ATENTADO CONTRA CRISTINA FERNÁNDEZ

La recuperación de datos extraídos del celular de Sabag Montiel impulsa la causa

Los investigadores intentan ahora reconstruir quiénes pudieron haber estado detrás del intento de asesinato de la Vicepresidenta, como autores intelectuales y financistas.

Compartir

La información extraída del teléfono celular de Fernando André Sabag Montiel, el hombre que intentó asesinar a Cristina Fernández de Kirchner, se transformó en los últimos días en el elemento que, para los investigadores, podría generar un reimpulso en la pesquisa a partir de la reconstrucción de su red de contactos.

Se trata de 50 gigas de información extraídos de un teléfono que en las primeras horas de la investigación se había reseteado cuando la Policía Federal, convocada especialmente a los tribunales federales de Comodoro Py por la jueza María Eugenia Capuchetti, intentaba extraer datos.

A partir de un nuevo intento, esta vez llevado a cabo por la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA), se logró recuperar la actividad de Sabag Montiel en la plataforma de mensajería instantánea encriptada Telegram desde el 6 de diciembre del 2020, tres cuentas de Google y algunos mensajes de Whatsapp, detallaron fuentes judiciales.

"Hay mucha información multimedia. Tenemos la premisa de agotar todos nuestros esfuerzos para llegar a la verdad. Nosotros venimos trabajando bajo la conducción de la jueza (María Eugenia) Capuchetti y del fiscal (Carlos) Rívolo", declaró el titular de la PSA, José Glinski, ante los medios que lo abordaron el último viernes cuando se presentó en los tribunales federales de Retiro para informar los avances.

La recuperación de la información fue recibida como una noticia de relevancia por parte de los investigadores que por estas horas están trabajando con el objetivo de procesar todo lo recibido en busca de reconstruir los lazos de quien intentó cometer un magnicidio el pasado primero de septiembre.

Sin dudas respecto de la materialidad del hecho -ya se encuentran procesados como coautores Sabag Montiel y su pareja Brenda Uliarte- los investigadores intentarán ahora reconstruir quienes pudieron haber estado por detrás: buscan a los autores intelectuales del ataque.

Además de Sabag Montiel y Uliarte, en este expediente se encuentran procesados y con prisión preventiva Nicolás Gabriel Carrizo, referente del supuesto grupo de vendedores de copos de nieve en el que trabajaban los atacantes, y Agustina Díaz, una amiga de Uliarte que había conversado con ella sobre la idea de asesinar a la Vicepresidenta.

El posible financiamiento, la planificación previa y el riesgo latente de que alguien vuelva a intentarlo son algunas de las líneas de investigación sobre las que trabaja la Justicia y que impulsa la querella en el marco de la causa por el intento de asesinato de la Vicepresidenta, del que ya pasaron más de 35 días.

Un mensaje de Whatsapp escrito por Sabag Montiel el 15 de agosto y detectado por la querella que representan los abogados José Manuel Ubeira y Marcos Aldazaba robusteció la idea de que los atacantes pudieron haber recibido un dinero a cambio de intentar asesinar a Fernández de Kirchner, como así también para hacer inteligencia previa.

Comentarios