Echaron del Congreso a la abogada de la “banda de los copitos”
TRABAJABA CON UNA LEGISLADORA DE JUNTOS POR EL CAMBIO

Echaron del Congreso a la abogada de la “banda de los copitos”

Brenda Salva, defensora de Gabriel Carrizo, era asesora de la diputada opositora Karina Bachey.

Compartir

La diputada nacional Karina Bachey (Juntos por el Cambio-PRO) desvinculó a su asesora Brenda Salva por haber tomado la defensa de Gabriel Carrizo, uno de los detenidos por el intento de magnicidio a Cristina Kirchner.

“Corresponde velar por el esclarecimiento del hecho y por la paz social”, justificó su decisión Bachey este miércoles, en un breve comunicado. En ese texto, la diputada del PRO precisó que Selva la asesoraba “en temas de discapacidad”, pero en simultáneo ejercía su profesión de abogada. Según especificó Bachey en su carta, Salva llegó a su equipo de trabajo como “asesor externo” en mayo de 2022 para realizar asesoramiento en “temas de discapacidad, continuando su profesión libremente en el ámbito privado”.

El martes, el bloque de Diputados del Frente de Todos (FdT) había exhortado a la diputada nacional del PRO a separar “con urgencia” de su grupo de colaboradores a Brenda Salva, abogada defensora de Gabriel Carrizo, por considerar que su permanencia en el cargo “contradice” la convivencia democrática.

“Es imprescindible que la diputada nacional del PRO Karina Bachey separe con urgencia de su staff de asesores a Brenda Salva, abogada defensora de Gabriel Carrizo”, habían desde el bloque de diputados del FdT a través de un comunicado. Los legisladores del oficialismo habían considerado que la “permanencia” de Salva “contradice el apego a la convivencia democrática en la que debe funcionar la Cámara de Diputados”.

Gabriel Nicolás Carrizo, conocido como el líder de “la banda de los copitos”, es el cuarto detenido en la causa que investiga el intento de magnicidio contra la vicepresidenta Cristina Kirchner cometido el 1 de septiembre pasado. Brenda Salva es defensora de Carrizo, junto con Gastón Marano, quien fue asesor hasta hace pocos días del senador nacional por Chubut de Juntos por el Cambio, Ignacio Torres, en la Comisión Bicameral de Inteligencia.

Nuevos mensajes 

Un plan de escape y una sostenida intención de “gatillar y no fallar” contra Cristina Kirchner, son parte de los nuevos mensajes que Brenda Uliarte le envió a Gabriel Nicolás Carrizo, el jefe de la banda de los copitos, horas después del atentado contra la vicepresidenta, ocurrido el 1 de septiembre. Las comunicaciones se desprenden del informe pericial que la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA) realizó sobre el celular del jefe del grupo que comercializaba algodones de azúcar.

Después del procesamiento firmado por la jueza federal María Eugenia Capuchetti contra Fernando Sabag Montiel y Brenda Uliarte, como coautores del homicidio contra Cristina Kirchner en carácter de tentativa, se conocieron más mensajes incriminatorios del celular de la joven de 23 años. Habían pasado pocas horas desde que Fernando Sabag Montiel gatilló la pistola Bersa calibre 32 a quince centímetros de la cabeza de la vicepresidenta de la Nación. El disparo nunca salió. Brenda Uliarte huyó de las inmediaciones de Uruguay y Juncal donde ocurrieron los hechos.

Durante la madrugada del viernes, la pareja de Sabag Montiel le envió un mensaje a Carrizo, señalado en este expediente como partícipe de la planificación del atentado contra Cristina Kirchner. Esas comunicaciones revelan la intención de Uliarte de seguir adelante con el plan que, según la Justicia, comenzó a diseñar el 22 de abril cuando adquirió la pistola Bersa.

Comentarios