Confirmaron que La Cámpora estaba al frente de la custodia de Cristina Kirchner
DETALLES DEL CASO

Confirmaron que La Cámpora estaba al frente de la custodia de Cristina Kirchner

Santiago Guiglielmoni, subinspector de la Policía Federal, dejó en evidencia que el día del atentado al frente de la seguridad de la vicepresidenta estaba la agrupación K.

Compartir

Santiago Guiglielmoni, subinspector de la Policía Federal, se sentó ante el fiscal Carlos Rívolo y la jueza María Eugenia Capuchetti y empezó a contar los detalles de los segundos previos y posteriores al atentado contra Cristina Kirchner y dejó en evidencia que ese día al frente de la seguridad de la vicepresidenta estaba La Cámpora, la agrupación K que fundó su hijo Máximo. “Una vez arribado el móvil de la vicepresidenta al lugar, aproximadamente 20:40 horas, yo me encargué de abrirle la puerta y recibirla. En el momento en el que ella se acerca al caudal de gente, La Cámpora se encontraba realizando un cordón humano para que la gente de atrás no se abalance hacia ella”, reconoció el subinspector.

Pero su testimonio en la causa que investiga el intento de homicidio contra la vice no fue el único que ratificó que la custodia principal de la vice estaba en manos de la militancia. En el procesamiento que dictó la jueza Capuchetti contra Fernando Sabag Montiel y Brenda Uliarte hay al menos una docena de testigos que revelan cómo era el verdadero dispositivo de seguridad que estaba en manos de La Cámpora.

Entre los testimonios hay integrantes de la Policía Federal, de la custodia de la vice y de militantes que admitieron que eran parte de un “esquema de organización de guardia”frente a la casa de Cristina en Juncal y Uruguay para protegerla. Incluso este jueves, cuando habló ante curas villeros, la propia Cristina destacó el rol de protección que ejercieron los militantes ese día. Todos esos testimonios volcados en el expediente revelan la seguidilla de errores que tuvo el operativo de custodia oficial a cargo de Aníbal Fernández y el jefe de la División Custodia Vicepresidencial, Diego Carbone. Los policías, de hecho, no advirtieron lo que estaba pasando.

Comentarios