Intento de magnicidio: La Justicia cree que participaron más personas
ATENTADO

Intento de magnicidio: La Justicia cree que participaron más personas

Analiza una red de nombres que habrían estado implicados en la planificación del ataque y que se comunicaron con la joven de 23 años los días posteriores a través de diversos medios.

Compartir

A una semana del atentado contra Cristina Kirchner, la justicia federal imputó a Fernando Sabag Montiel y a su pareja, Brenda Uliarte por el ataque contra Cristina Kirchner. Pero no todo el caso parece circunscribirse a ellos dos. La Justicia cree que participaron más personas y analiza una red de nombres que habrían estado implicados en la planificación del ataque y que se comunicaron con la joven de 23 años los días posteriores a través de diversos medios.

El mapa de relaciones de quienes intervinieron, con diversos roles y grado de responsabilidad en el atentado, trasciende para los investigadores a la pareja imputada y detenida. Así como la justicia federal fortaleció la tesis del ataque planeado, ahora avanza en la tesis de la participación de más personas en el hecho.

Los cinco amigos integrantes de los “copitos de nieve”, el microemprendimiento que en principio se dedica a la comercialización de algodones de azúcar, declararon este lunes como testigos. La estrategia desplegada frente a la jueza María Eugenia Capuchetti y el fiscal Carlos Rívolo fue despegarse de los hechos bajo investigación.

Por un lado, admitieron el vínculo con Brenda Uliarte y le atribuyeron un mensaje de WhatsApp que habría enviado a una amiga diciendo que se sentía orgullosa de lo que Sabag Montiel había hecho, en referencia al ataque con la pistola Bersa calibre 32 que perpetró contra Cristina Kirchner. Sobre el joven de origen brasileño dijeron que lo conocían, pero que hacía un tiempo no lo veían. Mostraron cierto asombro ante las imágenes que lo exponen empuñando la pistola a pocos centímetros de la cabeza de la vicepresidenta. Pero para la Justicia no quedaron desligados del expediente.

En Comodoro Py aseguran que aguardan el resultado de los análisis informáticos sobre los teléfonos que entregaron a la jueza Capuchetti. “Hasta no contar con toda la información no está descartado ningún grado de participación”, explicaron fuentes judiciales a Clarín. Los tienen bajo sospecha. La Justicia tiene dos tesis fortalecidas en el expediente: la primera de ellas es que Fernando Sabag Montiel quien gatilló dos veces la pistola Bersa contra Cristina Kirchner, no actuó solo. En el marco de ese planteo quedó detenida Brenda Uliarte, acusada de ser parte del ataque.

En segundo término, esa primera línea de investigación sumó otro elemento: se trató de un “ataque armado, planificado” y que contó con el “acuerdo previo” entre los acusados. Son, por el momento, los únicos dos imputados.

Comentarios