Imputaron a Brenda Uliarte por intentar “dar muerte” a Cristina Fernández
INVESTIGACIÓN JUDICIAL

Imputaron a Brenda Uliarte por intentar “dar muerte” a Cristina Fernández

La jueza Capuchetti consideró que la pareja actuó “con premeditación y acuerdo previo” y buscó aprovechar el “estado de indefensión” de la vicepresidenta. Hubo nuevos allanamientos.

Compartir

Mientras la Justicia realizaba, anoche, nuevas medidas de prueba para terminar de reunir evidencias contra Fernando Sabag Montiel y su novia Brenda Uliarte, la jueza María Eugenia Capuchetti los imputó formalmente por “haber intentado dar muerte” a Cristina Kirchner, y por haber actuado “con planificación y acuerdo previo“, aprovechándose del “estado de indefensión” de la vicepresidenta.

Así trascendió esta noche de fuentes judiciales, que hicieron saber los avances de la causa y destacaron que se están realizando nuevas medidas de investigación. Entre ellas se dispuso que se allanara nuevamente el monoambiente de Sabag Montiel, en la calle Uriburu al 700, de Villa Zagala, en el partido bonaerense de San Martín. El lugar estaba repleto de basura, según constataron los investigadores.

El procedimiento estuvo motivado en las imágenes del teléfono de Sabag Montiel, donde se lo ve en fotos posando con su arma y se ven imágenes de su novia con la pistola en la cintura y las balas. La idea es no pasar nada por alto; por eso el fiscal Carlos Rívolo y la Policía de Seguridad Aeroportuaria pidieron este allanamiento dispuesto por la jueza Capuchetti.

El fiscal fue a mirar personalmente el inmueble para hacerse una composición del lugar y tener una impresión fundada de cómo vivía Sabag Montiel.

La imputación

Asimismo, trascendió la imputación concreta contra el atacante y su novia. La jueza Capuchetti, al indagarlos, les leyó que estaban acusados de “haber intentado dar muerte a Cristina Elisabet Fernández de Kirchner -vicepresidenta de la Nación y Presidenta de la Honorable Cámara de Senadores de la Nación-, contado para ello con la planificación y acuerdo previo entre ambos”.

Señalaron que el hecho tuvo lugar el jueves 1 de septiembre a las 21 en Juncal y Uruguay, “más precisamente frente al catastro 1409" de Juncal, cuando la vicepresidenta saludaba a la gente y “el imputado, aprovechando el estado de indefensión generado por la multitud”, apuntó a Cristina Kirchner “hacia su rostro con una pistola semiautomática de acción simple, calibre 32 auto, marca Bersa, modelo Lusber 84 con la numeración “25037" en el lateral izquierdo del cañón”.

De acuerdo a las fuentes consultadas la acusación sostiene que Sabag Montiel “accionó la cola del disparador (el gatillo) en al menos una ocasión sin que se produzca el disparo pese a encontrarse el arma estaba cargada con cinco cartuchos de bala del mismo calibre y resultar aptas para sus fines específicos”.

“El referido suceso tuvo planificación y acuerdo previo”, señala la acusación que le leyeron a los dos detenidos cuando fueron indagados. Además, señaló el juzgado cuando los interrogó que “Brenda Uliarte estaba presente en las inmediaciones del lugar” y que ambos “arribaron conjuntamente”.

La Justicia señaló que los dos “detentaban el arma de fuego secuestrada con sus municiones desde fecha anterior al hecho, cuanto menos desde el 5 de agosto de 2021”. Los investigadores saben que esto es así porque encontraron fotografías del arma en poder de ambos de esas fechas. Por eso, la Justicia les imputó además “haber llevado consigo y/o tenido” el arma de fuego “sin contar con la debida autorización legal” y que los dos la habían recibido con la numeración parcialmente limada y que lo sabían.

Comentarios