“Todos con Cristina”: la nueva épica que da sentido al kirchnerismo en tiempos de ajuste
PANORAMA POLÍTICO NACIONAL

“Todos con Cristina”: la nueva épica que da sentido al kirchnerismo en tiempos de ajuste

El avance del juicio contra la Vice unificó a la dirigencia del peronismo y volcó a las calles fundamentalmente a las bases adormecidas por las internas y la persistente estrechez en los bolsillos.

Compartir

La épica de la resistencia por Cristina que decantaría el juicio por la denominada causa Vialidad sacó al kirchnerismo del obligado letargo que le imponía el ajuste que lleva adelante Sergio Massa y que, de alguna forma, ahora busca opacar con esta movida con la que ha terminado envolviendo a todo el PJ. Es que si bien esta estrategia sirve para mantener arriba las banderas, también a la Casa Rosada que se sumó a esta virulenta disputa contra la Justicia y los poderes fácticos para intentar compensar la deriva en la que está inmersa. 

Alta inflación

Pese a la relativa calma cambiaria de los últimos días y las febriles gestiones de Sergio Massa al frente del Palacio de Hacienda, a la Argentina le esperan varios meses de alta inflación. Y ningún economista pronostica que en 2023, un año electoral en el que se definirá el futuro rumbo del país, vaya a registrarse un pronunciado descenso de este indicador habida cuenta del reacomodamiento de precios relativos en el que está inmerso la economía.

Es por eso que Alberto Fernández decidió sumarse a la férrea movida, a poner al PJ nacional en “estado de alerta y movilización” e incluso coquetear con la aplicación de un indulto hasta que fue rechazado por el kirchnerismo. Pero finalmente se impuso la estrategia de la “resistencia callejera” en defensa de Cristina y que tuvo ayer su máximo exponente, con la concentración en Juncal y Uruguay, a metros del departamento de la ex presidenta, luego que Horacio Rodríguez Larreta decidiera vallar la zona ante la protesta de los vecinos. El argumento fue que el alcalde porteño tenía “sitiada” a la ex mandataria. El riesgo de llevar las antinomias al límite, se sabe, es que emerjan casos de violencia política.

Desde hace semanas había pistas de esta radicalización del kirchnerismo con las pintadas que adornan paredones del Conurbano, con leyendas tales como “Jueces macristas ojo con Cristina” o “Si la tocan a Cristina que kilombo se va armar”, que en este último caso fue reversionada como canto de guerra en la asunción del ministro bonaerense Walter Festa, por caso. 

No pareció ingenuo, tampoco, subir al “ring” a Larreta, como lo hizo Máximo Kirchner en un acto con delegados de la UOM el último viernes, cuando le aconsejó quitarse de encima “la mochila” de Mauricio Macri. El jefe de gobierno porteño asoma como uno de los principales candidatos a disputar la presidencia en 2023. Y, como concluyó un funcionario cercano al jefe de Estado, de lo que se trata en última instancia, es de comenzar la campaña “Cristina Presidenta” más allá que hacia el cierre de listas ella decida nuevamente postular otro “candidato delegado” para la primera magistratura.

Las marchas que se abrazan al “Todos con Cristina” dan una razón de ser a un oficialismo en el que abundan las diferencias internas y cuyo mayor interés, en todo caso, es evitar el “abismo” de una crisis socio-económico que ponga en riesgo la institucionalidad. Esta agudización de la grieta, con todo, también le sirve a un sector de Juntos por el Cambio que coquetea con la radicalización.

Interrogantes

También surgen interrogantes sobre si esta agudización de la disputa política podría interferir con el “Plan Massa” que busca estabilizar las variables económicas.

Tampoco hay apoyo del kirchnerismo a las políticas “de alivio fiscal” que impulsa el Palacio de Hacienda. Frente a las quejas de los intendentes por la falta de recursos para hacer frente a la actualización paritaria devenida de la alta inflación, el gobernador Axel Kicillof les recomendó que le den “un sacudón al ABL” para mejorar la recaudación. Esas diferencias en el oficialismo, por ahora silenciadas por la épica cristinista, más temprano que tarde podrían aflorar nuevamente.

Comentarios