noscript
Las lluvias trajeron alivio y optimismo entre los productores
AGRICULTURA

Las lluvias trajeron alivio y optimismo entre los productores

El ingeniero agrónomo Daniel Lavezzari dialogó con diarionucleo.com y habló sobre cómo impactarán los milímetros caídos en la cosecha de trigo y en la siembra del maíz de primera. "Las precipitaciones dejaron cierta tranquilidad y permiten pensar en la recomposición de la humedad del suelo", indicó.

Compartir

Las recientes lluvias sobre la Región Núcleo trajeron un alivio significativo a los productores de la región, reavivando las esperanzas de una exitosa temporada de cultivo.

La ausencia de precipitaciones había generado preocupación entre los productores, con un déficit de precipitaciones del 80% en agosto, según un reciente informe de la Guía Estratégica para el Agro (GEA).

En el Partido de Pergamino se registraron valores cercanos a los 100 milímetros, lo que será de gran ayuda de cara a la cosecha del trigo y al inicio de siembra de los maíces de primera.

Diarionucleo.com dialogó con el ingeniero agrónomo Daniel Lavezzari quien expresó que, si bien el regreso de la lluvia es una muy buena noticia, aún se esperan unos milímetros más para que la cosecha de trigo sea óptima. "Los productores se encuentran más tranquilos debido a que todavía no habían salido del todo de la gran sequía del año pasado. Tuvieron una lluvia de 120 milímetros en mayo que permitió la siembra de los trigos en el mes de julio. Luego de eso, llovieron 35 mm y a partir de ahí no se hizo presente ninguna lluvia significativa. Los milímetros que cayeron el fin de semana trajeron cierta tranquilidad y permiten pensar en la recomposición de la humedad del suelo".

Cosecha de Trigo

Lavezzari expresó que la lluvia le "vino muy bien" a este cultivo pero remarcó que aún "falta mucho". "Hay que transitar el mes de septiembre, luego octubre y parte de noviembre. Es muy probable que el trigo necesite una lluvia más aunque no muy significativa para obtener un rendimiento muy bueno", expresó.

La necesidad hídrica que el cultivo necesitaba en estos momentos se debe a que se encuentra en la etapa de encañazón, que es cuando el tallo principal se elonga y comienzan a aparecer los nudos. 

"De todos modos, la etapa más crítica del trigo aparece 30 días antes de la floración y para llegar a esa etapa falta bastante. Ahora dependerá de las temperaturas para saber si la humedad del suelo durará hasta ese momento si es que no vuelve a llover", precisó.

Siembra de maíz

El ingeniero pergaminense también se refirió a cómo incidirá la última lluvia en la siembra del cultivo. "Los milímetros que recibió el Partido de Pergamino le vienen muy bien para sembrar maíz de primera que tendrá lugar entre el mes de septiembre y la primera quincena de octubre".

Y agregó: "Aún no tenemos la temperatura del suelo como para determinar los procesos de germinación y de emergencia. A partir de ahora las temperaturas comenzarán a subir y considero que para el mes de septiembre esta lluvia será suficiente para el inicio de la siembra".

Lavezzari explicó que la decisión de los productores de sembrar maíz de primera o tardío no responde a un contexto de sequía sino que tiene que ver con la estabilidad de rendimientos, el cual es mucho mayor en los maíces tardíos o diferidos.

Etiquetas
logo
Comentarios
Voto de confianza del campo al Gobierno

Voto de confianza del campo al Gobierno

Lectura recomendada