Cómo nació la Cabaña El Harem, eminencia en genética
ROJAS

Cómo nació la Cabaña El Harem, eminencia en genética

Conocé la historia de cómo surgió el lugar que está a la vanguardia en genética.

Compartir

Hoy se realizará la segunda edición del remate anual, edición 2022, de la Cabaña El Harem, desde las 15 horas, en el predio de la empresa rojense.

El evento será tanto físico como televisado por la pantalla de Canal Rural Satelital y contará con el martillo de la firma Sáenz Valiente, Bullrich y Cía. y el auspicio de la Asociación de Criadores de Hampshire Down de la República Argentina.

El diálogo con Diario Núcleo, el dueño de la cabaña y organizador del evento, Carlos Mario Laborde, contó que la expectativa generada en el marco de esta edición es muy grande, ya que contará con la participación de unos 40 extranjeros de diferentes partes del mundo.

Habrá visitantes de Colombia, México, Estados Unidos, Uruguay, Paraguay y Brasil. Hay que recordar que la primera edición del remate de la cabaña se batió un record histórico vendiendo una borrega en 6 millones de pesos (60 mil dólares estadounidenses en su momento).

“Tenemos mucha ansiedad. No sabemos si vamos a superar los valores del año pasado porque fue una venta récord en esa raza. Ojalá vuelva a darse y por eso la expectativa generada es muy grande. Además de la llegada de tanta gente que vendrá de otros países y de los propios criadores argentinos”, dijo Laborde.

El remate

En esta oportunidad en el remate saldrán a la venta 69 animales (11 machos y 10 hembras puras de pedigree, 17 machos y 31 hembras puras controladas). 

Los inicios de la cabaña

La historia de Laborde con el campo llega heredada de su abuelo y de su padre, quienes se movían en el mundo del ganado, frigoríficos y carnicerías, por lo que conoce bien, y mamó desde bien temprano, todo lo que es el ciclo productivo de la carne.

Pero hace seis años, el empresario decidió incursionar de manera profesional en el sector ovino. Y para cumplir sus objetivos seleccionó la raza Hampshire Down, por sus características de consumo, y así iniciar con una majada pequeña en la zona núcleo, donde predomina el cultivo de la soja, maíz, trigo, entre otros granos.

Complicaciones en el medio del camino

Con un manejo intensivo, empezó su proyecto ovino en 25 hectáreas. En un principio Laborde comenzó a comprar líneas de sangre nacionales, pero al no obtener los resultados que buscaba con la raza decidió explorar cabañas extranjeras.

Tal es así que desembarcó en el Reino Unido, donde estudió in situ las regiones de Gales, Edimburgo y Escocia. En aquellas tierras lejanas buscó incorporar genética de primer nivel. Sin embargo, por protocolo sanitario, estaba impedido de traerla al país.

Pero eso no lo detuvo. Su próximo destino fue Nueva Zelanda, con el mismo objetivo que en Gran Bretaña: recorrer y conocer cabañas. Allí surgió una veta más al proyecto original, porque se presentó la posibilidad de tener una sucursal de El Harem en ese país para convertirse en un punto para vender genética de cara negra a mercados que, desde la Argentina no se podía entrar (como en Colombia, México y hasta China).

En una forma de triangular la logística, logró que la genética adquirida en el Reino Unido llegara a Nueva Zelanda, convirtiéndose en el puente para poder traer en forma directa esa descendencia. Todo ese proceso llevó tres años.

Dónde queda la Cabaña el Harem

La Cabaña el Harem, se ubica en la Ruta Provincial 31, en el kilómetro 178, del partido de Rojas. Su función principal tiene que ver con el mejoramiento de la genética ovina. 

El Harem cuenta con un método muy intensivo de cría y posee madres en pasturas, con suplementación. Además, adopta diferentes técnicas de avanzada, para perfeccionar los niveles productivos y de preñez.

Para eso, cuenta con un laboratorio biotecnológico propio, donde se realiza inseminación, transferencia y vitrificaciones de embriones.

Genética, mercado y consumo

El cabañero remarcó que “el avance genético de este año fue muy importante”, ya que “año a año se va potenciando”. En cuanto al mercado ovino, Laborde reconoció que “las importaciones están muy complicadas”, no así las exportaciones. 

Respecto al consumo, Laborde dijo que en el ámbito internacional está sostenido, porque “Argentina es barato para el resto de los países”. En Argentina, en cambio, el cabañero admitió que “el consumo está estancado”.

Comentarios